Alejandro Sanz enamora en su vuelta a Madrid

0

Después de arrasar por media España, Alejandro Sanz llegaba a Madrid con su gira La Música No Se Toca dispuesto a ofrecer dos noches inolvidables de su mejor música en el Palacio de los Deportes.

Ante más de 14.000 personas expectantes, el artista hizo gala de puntualidad y apareció en el escenario junto a su inseparable guitarra unos minutos más tarde de las 22h. El cantante se encontraba detrás de tres grandes telones que caían al suelo al compás de “Llamando a la Mujer Acción” que fue seguida por temas como “Se Vende” o “Desde Cuando”.
“Muchas gracias por venir esta noche, yo sé que algo bueno va a pasar, lo siento. Esta noche es nuestra. Madrid, va por ti.” fueron palabras que pudimos escuchar en boca de Alejandro antes de que llegase el primer medley de la noche compuesto por “Nuestro Amor Será Leyenda”, “El Alma al Aire”, “La Habana” y “Quisiera Ser”.

Se notaba en el ambiente que el artista madrileño estaba cómodo, disfrutando de una noche especial en su ciudad ante un público que no dejaba de corear todas y cada una de sus canciones.
Pudimos disfrutar de otro medley de temas que le han acompañado durante todos estos años de carrera antes de seguir otras canciones como “Cuando Nadie Me Ve” o “Mi Soledad y Yo” (“un tema que compuse hace dos días y quiero compartirlo con ustedes porque se lo merecen y si les gusta, canten conmigo” bromeaba el cantante).
Durante “Yo Te Traigo.. 20 Años” se vivió un momento emotivo y especial en el Palacio de los Deportes ya que el artista cogió una bandera de la Comunidad de Madrid que le habían tirado y se la puso en el cuello mientras el público enloquecía con sus palabras “Envuelveme Madrid así y me lo llevo”.

En más de una ocasión el cantante dejó claro que había echado de menos las calles de Madrid y no podía estar más agradecido a todo el público que abarrotaba el recinto mientras recordaba grandes éxitos como “Corazón Partío”, “No Me Compares”, “No Es Lo Mismo” o “Looking For Paradise”.
No faltó su gran lema “La Música No Se Toca” y para despedirse de un público incansable que no quería ver cómo se iba el cantante, escogió “Mi Marciana” y dos de sus mayores éxitos “Amiga Mía” e “Y Si Fuera Ella” poniendo punto y final a dos horas de concierto en una noche inolvidable para todos sus seguidores.
Las miles de personas que llenaban el Palacio se dejaron la voz coreando sus grandes éxitos pero también sus temas más recientes. Una vez más demostró porqué es uno de nuestros artistas más internacionales, acompañado en todo momento por una banda internacional de lujo, un sonido envolvente y espectacular y un conjunto de luces imponente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies