Carmen Boza da su particular “misa de 12” sobre el escenario del Inverfest

Carmen Boza Inverfest 2022 - Madrid

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Inverfest sigue viento en popa, imparable y el 23 de enero, Carmen Boza aterrizaba en el Teatro Infanta Isabel de Madrid como parte de su programación. El concierto, en horario matinal, era el mejor plan para empezar bien el último día de la semana. La capital era el pistoletazo de salida a su nueva gira. Gira que apunta a ser una de las más especiales hasta la fecha para la artista.

En la esperada cita, estaba sola ante el peligro. En realidad, estaba muy bien acompañada por su guitarra y el piano y unos arreglos de locura que iría revelando canción a canción. Apenas unos minutos pasaban de las 12 horas cuando Boza aparecía, tomaba asiento y se dirigía a quienes no quisieron perderse el concierto.

Bienvenidos a la misa de 12,” decía entre risas compartiendo lo contenta y a la vez nerviosa que se sentía. Prometía una mañana “muy intensa, probando cosas con arreglos nuevos” donde tenía un propósito muy simple y que consiguió: disfrutar y hacer disfrutar.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Pedía al público que tuviera “el corazoncito y las orejas abiertas” y así fue de principio a fin. El silencio se establecía en la capital creándose un ambiente de lo más único y mágico en el tan esperado reencuentro. Como siempre, Madrid la acogía con los brazos abiertos y no había mejor lugar para inaugurar la gira.

La música empezaba a desatarse con viejas conocidas como ‘Desconocidos‘ y ‘Sin Salida‘ con nuevos aires, aún más hipnóticos. Aquel era el punto de partida. Empezaba algo muy especial porque tomaba las riendas de cosas que no había hecho nunca. Boza se ha permitido el lujo de asumir riesgos e incluso ha querido compartir el proceso en el que nacen y se van forman sus canciones. Eso, trae consigo una admirada vulnerabilidad y fragilidad mientras se muestra en todo su esplendor.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Sin pantallas de por medio, a pelo, estaba dispuesta a provocar algo bueno e intenso en los asistentes que se deshacían en aplausos, cada vez más fuertes, al terminar cada canción. Con decisión, se ponía manos a la obra mostrando su sorprendente ‘Feng Wang‘ que surgió de un sueño. La gaditana hacía del Infanta Isabel su casa. El ambiente era hogareño e íntimo. Estaba cómoda y se notaba mientras admitía que era una privilegiada por estar allí recibiendo tanto cariño y lo agradecía: “gracias por vuestro silencio y por vuestro aplauso, a una le da mucha calma.

Entre canciones renovadas, experimentos y creaciones, presentaba un ‘¿Quién soy?‘ lleno de garra con el que más de uno se podía sentir identificado antes de adentrarnos en ‘Sacrificio‘. Es otra de las canciones nuevas donde aunaba un mismo sentir sirviendo de acompañante en esas dudas que llegan a nuestras vidas constantemente.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Carmen se estaba abriendo en canal, desnudándose como nunca ante un público que la abrazaba sin dudarlo. Intensidad y emoción es lo que se respiraba en Madrid mientras admitía que una de las cosas que la obsesionan, como a tanta gente, es el paso del tiempo. Así, nació ‘Tic Tac‘ que sonaba poco antes de su potente y especial ‘Caramelo‘ con la que subía la temperatura.

A las espaldas de la gaditana se agolpan muchas canciones. Hay una de ellas, que le gusta seguir cantando aunque pasen los años. Esa es ‘Culpa y Castigo‘ y ella misma, compartía la razón. “En su momento me resultó muy reveladora y descubrí muchas cosas de mí misma,” y a día de hoy, le gusta echar la vista atrás y recordar todo.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Nadie quería que la velada terminase. En un abrir y cerrar de ojos, afrontábamos la recta final entre ‘Esparto‘ y un ‘Gran Hermano‘ que rompía el silencio del teatro llenándolo de fuerza y tímidos cánticos. Boza estaba completamente agradecida al público por regalarle su compañía y les preparaba para la despedida con ‘La Grieta‘. Brevemente se ausentaba pero volvía ante la petición de una más.

El punto y final al concierto lo tenía que poner una canción especial. “En ella, retraté una herida que me caracteriza y que gracias a ella, ya no está abierta. Es una cicatriz.” Dejándose el resto, Carmen interpretaba ‘Un Golpe de Suerte‘ poniendo a los asistentes en pie dándole una gran ovación para escribir un “hasta pronto”.

Aquella mañana, Carmen Boza hizo vivir a Madrid y al Inverfest un viaje para los sentidos. Esa “misa de 12” hizo que la fe de sus devotos aumentase hasta el cielo tras disfrutar de un concierto inigualable. Vivimos un baile entre la guitarra y los teclados, entre versiones renovadas de canciones conocidas y nuevos descubrimientos donde plasmó un atrevimiento que le salió redondo. La gaditana nos dejó disfrutar de su maestría y de su talento, desbordando su carisma y haciendo cada pequeña cosa especial.

Inverfest es uno de los grande festivales de la capital al que cada vez se suman más artistas. Es una apuesta por la cultura de nuestro país. Un festival como ningún otro. No les pierdas la pista y apúntate a sus innumerables conciertos aquí.

No te pierdas la galería de fotos del concierto de Carmen Boza en Madrid dentro de Inverfest en nuestro Flickr

Carmen Boza - Inverfest 2022

Y tú, ¿tienes ya tus entradas para ver la nueva gira de Carmen Boza?

Carmen Boza Gira 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies