Wolf Alice da su amor cool, y del bueno, a Madrid

Después de dejar con ganas de mucho más en la última edición del DCODE, Wolf Alice volvían a España, esta vez con dos fechas dentro de su propia gira. El 5 de Febrero llegaban hasta la Sala La Riviera de Madrid y prometía ser una noche llena de rock alternativo presentándonos su exitoso debut ‘My Love Is Cool‘.

Minutos más tarde de las 21:30h, los británicos iban apareciendo uno a uno en el escenario y era Ellie quien se encargaba de darnos la bienvenida con un «Hola Madrid, ¿como estáis? Somos Wolf Alice,» en perfecto español dando comienzo a la noche al ritmo de temas como ‘Your Loves Whore’, ‘Freazy’ o ‘Bros’, tema con el que veíamos cómo poco a poco el público se venía arriba con los brazos en alto.

«¿Cómo está todo el mundo en Madrid? Éste es nuestro primer concierto propio aquí,» decía Theo, quien en todo momento se encargó de animar a su público. El concierto, seguro que el primero de otros muchos en nuestro país, iba tomando forma con temas como ‘Lisbon’ donde sus guitarras sonaron a toda mecha mientras veíamos a una tímida Ellie dando las gracias en español ante los aplausos que iban levantando tras cada una de las canciones.

Sin duda, Wolf Alice es uno de esos grupos que apuntan alto. Desde que empezaron en la música empezaron a aportar algo diferente al panorama musical, con sus guitarras y la voz potente de Ellie, se iban subiendo a escenarios cada vez más importantes y su éxito se reafirmaba el pasado año con el lanzamiento de su debut ‘My Love Is Cool’.

A pesar de todos los escenarios que han recorrido y todos los que les quedan por recorrer, la vocalista de Wolf Alice sigue mostrando esa timidez y fragilidad única de cara al público pero se transforma en cuanto empieza a tocar la guitarra y a interpretar sus temas. Tanto ella como sus compañeros, se entregan en cuerpo y alma, derrochando energía y sienten sus temas y el momento como si fuese algo único.

Canciones como ’90 Mile Beach’ no podían faltar en una noche tan única que se quedaría marcada a fuego para muchos. Con un público que cada vez iba entrando más y más en calor, disfrutando del talento de una de las grandes revelaciones del panorama, y tras hacer sonar sus guitarras a todo trapo, los británicos bajaban un poco el ritmo. Lo hacían con canciones como ‘Silk’ y ‘The Wonder Why’, aunque poco duraba ese momento de disfrutar de la vocalista sin apenas instrumentación.

Los londinenses volvían a darle caña a la noche y a sus instrumentos con ‘Storms’ mientras Ellie se dirigía al público con un «¿cómo estás España? ¡Me encanta España!,» admitía levantando los gritos de un público que estaba más que encantado con la entrega de los chicos de Wolf Alice.

Era una noche en la que todos los componentes del grupo tenían su momento, brillaban en conjunto y por separado, demostrando que han nacido para estar sobre los escenarios. A pesar de su juventud, parece que lleven toda la vida de escenario en escenario regalando directos de lujo con un sonido y una potencia de lo más contundente.

Nos íbamos acercando al final de la noche y llegaba el turno de ver a Joel en su momento de esplendor. A la batería volvía a relajar un poco el ambiente con su forma de interpretar ‘Swallowtail’ mientras veíamos a Ellie uniéndose a él a lo largo que el tema avanzaba hasta terminar al máximo de energía. Sin apenas parar, enlazaban su ‘Fluffy’ con el que hacían saltar y temblar la sala.

Después de ‘She’, los seguidores de la banda se venían más arriba con su ‘You’re a Germ’, y Theo nos iba adelantando que tan sólo quedaba un tema para que abandonasen el escenario. Así, se dejaban el resto con ‘Moaning Lisa Smile’ antes de hacer que el público quisiera más.

Los gritos de La Riviera pedían otra y después de hacerse de rogar un poco, el cuarteto volvía para despedirse en condiciones de la capital. Una vez más, la timidez de la vocalista a la hora de dirigirse al público era más que evidente. Con un «muchas gracias Madrid,» y disculpándose por no hablar mucho más español, presentaba presentaba su inconfundible ‘Blush’.

Quien no tenía timidez alguna para dirigirse a sus seguidores era el bajista. Así, Theo, llevando la voz cantante en ello, y con un «no sabéis todo lo que significa para nosotros ver a tanta gente aquí por nosotros Madrid,» se despedían con ‘Giant Peach’ después de un directo cargado de guitarreo del que no quieres parar por mucho que pasen las horas.

Lo de Wolf Alice no tiene nombre. Ayer, nos regalaron su amor cool, y del bueno, a una capital que acabó a sus pies. Si gusta su sonido al escuchar su debut, su directo no tiene nada que ver, sus canciones toman otro rumbo, suenan mucho mejor. No dejan que el tiempo corra entre canción y canción, no pierden potencia en todo el show, y tienen un ritmo que hace que se te muevan los pies solos. Nominados a los Grammy como Mejor Actuación Rock, esto es tan sólo el principio de lo que puede ser una larga carrera.

Sin duda, Wolf Alice es una de las grandes revelaciones que dejan gran sabor de boca y que sorprenden desde el primer minuto en el que salen al escenario con su actitud y sus ganas de disfrutar cada una de las canciones que interpretan. Wolf Alice va a dar mucho de qué hablar y estamos seguras de que España les va a recibir con los brazos abiertos. Esta noche les toca Barcelona y de cara al verano, estarán en el mes de Julio en el BBK Live.

Puedes ver todas las fotos en HD en nuestro Flickr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies