Simple Plan regala una noche perfectamente perfecta a Madrid

¡Qué ganas teníamos de nueva música de Simple Plan y sobre todo, de directo! Los canadienses, que acaban de publicar su quinto trabajo discográfico, daban comienzo a su Taking One For The Team Tour el 24 de febrero en Madrid, siendo éste el primero de 3 conciertos en España. Los de Vancouver iban a encender la mecha de su nueva gira en el Palacio de Vistalegre que rozando el cartel de entradas agotadas, les esperaba con los brazos abiertos.

Ante un desafortunado contratiempo que afectaba a los británicos GhostTown a quienes les fue imposible llegar hasta la capital, los encargados de abrir la noche por sorpresa de última hora eran dos grupos de nuestro país. Los primeros en subirse al escenario fueron Everlyn, quienes aportaron el toque acústico a la noche aunque eso duro poco cuando salieron los chicos de Amelie, quienes empezaron a darle energía a la noche con covers y temas de su ‘Take The World’, siendo esta la gran presentación de su nuevo vocalista, Marc.

Eran las 22:10h cuando las luces del Palacio de Vistalegre se apagaban dando paso a los grandes protagonistas de la noche. Simple Plan subía al escenario, al máximo de energía y después de un “Hola Madrid,” daban comienzo a una gran noche al ritmo de ‘Opinion Overload’ y ‘Jet Lag’ mientras escuchábamos cómo Pierre reconocía el amor que le tienen a España.

“¿Cómo estáis, Madrid?” preguntaba el vocalista de la banda ante lo que el público respondió con un rugido. “Muchas gracias Madrid. Os hemos echado de menos, ¿estáis preparados para ir de fiesta con Simple Plan? ¿Estáis preparados para saltar?” así era como daban paso a su inconfundible ‘Jump’ con el que temblaron los cimientos de Vistalegre.

No cabía duda de que iba a ser una noche de potente directo, una de esas para recordar y sobre todo, porque era el punto de partida del Taking One For The Team Tour, una noche para presentar los temas de su nuevo trabajo dejando también lugar a grandes éxitos que les han acompañado a lo largo de toda su carrera.

“Ésta es la primera fiesta del tour europeo así que, ¡todo el mundo a cantar y saltar con nosotros!” decía Pierre a un público que estaba entregado desde el primer momento. Durante la noche, intentando expresarse lo mejor posible en castellano, Pierre reconocía lo encantados que estaban de volver a Madrid después de un tiempo sin visitarnos, y además aprovechaba el momento para agradecer también la gran respuesta de su público ante el esperado concierto.

En todo momento, como auténticos torbellinos por todo el escenario, subiéndose a los cajones, los canadienses se encargaron de crear un ambiente único mientras empezaban a darle forma al concierto con ‘I’d Do Anything’ con todo Vistalegre con las manos en el aire o con su inconfundible ‘Boom’.

Bouvier no dejaba pasar el momento y agradecía su presencia a Everlyn y Amelie, después de explicar a qué se debía la ausencia de GhostTown que no había podido llegar por un accidente, animando así a todos los presentes a ir hasta Bilbao y Barcelona para conocerles.

Es indudable que las canciones de Simple Plan se convierten en himnos y que no tienen solo uno, sino que de cada disco, se pueden sacar varios temas de esos que hemos cantado hasta la saciedad y que nunca pasarán de moda. Por eso, canciones como ‘The Rest Of Us’, su primer gran éxito ‘Welcome to my Life’ o ‘Your Love Is a Lie’, no podían faltar en una noche así.

“Es una forma genial de empezar nuestro Taking One For The Team Tour, en una tierra de chicas guapas,” bromeaba el vocalista de Simple Plan mientras nos recordaba que su nuevo disco se puso a la venta la semana pasada. Y ni los problemas técnicos de un primer show, les frenaron y pronto se ponían manos a la obra con su propia versión del hit ‘Uptown Funk’ pasando después a su ‘Can’t Keep My Hands Off You’.

Los gritos del público en su nombre resonaban en el recinto antes de que los canadienses hicieran que se nos olvidase el frío que hacía transportándonos hasta el verano, hasta aquel ‘Summer Paradise’ con el que tanto hemos cantado en nuestras tardes de verano mientras Vistalegre se llenaba de pelotas hinchables gigantes.

La energía no disminuía, iba a más aunque pareciera imposible. Canción a canción, el público no dejaba de corear cada una de sus líneas, y así llegábamos hasta ‘Farewell’. “Hemos estado juntos más de 15 años, y creo que si hace 15 años nos hubieran preguntado si pensábamos que estaríamos en Madrid ante 3000 personas, no nos lo creeríamos. Seguiremos haciendo discos porque significa mucho para nosotros que esteis aquí, porque sin vosotros, esta banda no existiría,” reconocía Pierre en nombre de toda la banda, arrancando los aplausos de los presentes y mostrando una vez más la gran relación que tienen con todos sus seguidores.

El final del concierto cada vez estaba más cerca y llegaba el momento de volverse loco con su ‘Crazy’, con un Pierre que se ponía lo más cerca posible de sus seguidores, interpretando la canción subido a la valla junto a todos los que se encontraban agolpados en primera fila.

“¿Queréis otra canción nueva?” preguntaban casi sin respirar, haciendo que rugiera una vez más el recinto, “es una de las canciones que más os han gustado del disco,” así era cómo hacían sonar su ‘Nostalgic’ donde veíamos a David con su bajo paseándose entre el público, tocando, sintiendo el calor de todos los que llevan años apoyándoles, al pie del cañón.

Era con ‘I’m Just A Kid’ cuando nos hacían viajar hasta su debut ‘No Pads, No Helmets… Just Balls’ y para la recta final del concierto, llegaba el momento de quemar los últimos cartuchos y sobre todo, de quemar la suela de las zapatillas con su más que exitoso ‘Shut Up’ que dio paso a ‘Perfect World’.

El ritmo de la noche bajaba por finalmente y lo hacía con un par de canciones de esas que calan hondo, canciones que se han convertido en imprescindibles. La primera de ellas era ‘This Song Saved My Life’ y poco después, Pierre cogía la guitarra para comenzar a solas con ‘Perfect’, con todo Vistalegre inundándose de luces, y creando un momento más que mágico. Era a media canción, cuando se unía toda la banda de nuevo, dándole su toque más cañero a la canción, cerrando así una noche única y poniendo el broche final al primer concierto de su Taking One For The Team Tour.

Como si no pasaran los años cuando vemos a Simple Plan sobre los escenarios, los canadienses mantienen la frescura del primer día, evolucionando pero siendo fieles a lo que nos tienen acostumbrados. Sin duda, Simple Plan nos regaló una noche perfectamente perfecta. Una noche para enmarcar y en la que disfrutamos de un concierto lleno de energía, de potencia y de grandes éxitos que se han convertido en imprescindibles.

Puedes ver todas las fotos en HD en nuestro Flickr.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=TMR-5OhyzGA]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies