Melendi pone patas arriba el Teatro Real en su reencuentro con Madrid

Melendi

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Más de dos años han pasado desde que viéramos a Melendi por última vez sobre un escenario y ahora, vuelve con más ganas que nunca arrancando nueva gira en el emblemático Teatro Real. Con el cartel de entradas agotadas colgado, el 29 de julio, el asturiano llegaba deseoso del reencuentro con la capital.

Tanto, que a las 21 horas, respaldado por su banda, aparecía en el escenario ante un público que gritaba con fuerza su nombre. Sin duda, era la mejor de las bienvenidas. El concierto arrancaba al máximo de energía con ‘Los Hijos del Mal’ y ‘Septiembre’ con un Melendi que sólo tenía un cometido. ¿Cuál? Hacer sonreír y disfrutar a quienes no quisieron perderse su primer concierto en Madrid.

El cantante tenía algo preparado de antemano para dar la bienvenida al público pero con lo que sentía por dentro, quiso hablar desde el corazón. “Es difícil explicar lo que se siente después de tanto tiempo sin hacer lo que te hace sentir vivo, lo que te llena,” compartía con total sinceridad.

Era la primera vez que tocaba en el Teatro Real y sólo tenía palabras de agradecimiento para quienes quisieron acompañarle esa noche. Antes de continuar, pedía disculpas por si le bailaba alguna que otra letra pero estaba justificado, llevaba dos años y medio sin pisar un escenario. Ahora, era cuestión de ver cómo calentaba motores hasta ofrecer otra noche inolvidable.

Melendi
Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Con ‘Colgado de la Vecina’ volvía la música antes de ver cómo sin creer lo que estaba pasando, admitía que se sentía nervioso. No sólo porque acababa de estrenar ‘La Boca Junta‘ con Mau y Ricky después de mucho trabajo sino porque después de tanto, estaba tocando en ese emblemático teatro y es algo que no pasa todos los días.

Pronto, Melendi hizo de aquel escenario su casa compartiendo que hay canciones que a raíz de la pandemia, han cobrado un significado más grande. Ese es el caso de ‘Casi’ que era la antesala para hablar un poquito del postureo con ‘Autofotos’.

El ritmo de la noche cada vez aumentaba más y el público no podía mantenerse sentado en su asiento. Sobre todo, con canciones como ‘Caminando por la vida’ o ‘El Arrepentido’ donde los cánticos no paraban. Esa noche también hubo tiempo para emocionarse o recordar a aquel ángel de la guarda que pasó por su vida y que le enseñó muchas cosas. Gracias a ella y a su inspiración, componía ‘Sin Remitente‘ que era seguida muy de cerca por su romántica ‘Mírame’.

Con una dedicatoria muy especial para sus hijas, tampoco podía faltar ‘Déjala que Baile’ y canción a canción, no dejó de encadenar éxito tras éxito. ‘Tocado y Hundido’ abría la veda de la locura y entre gritos, los cánticos no cesaban ni un instante con ’Un Amor Tan Grande’, ‘Un Violinista En Tu Tejado’ o ‘Desde Que Estamos Juntos’.

Melendi
Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Tras ‘La Casa No Es Igual’, Melendi contaba que se ha dado cuenta de que con la pandemia, hay una canción que se ha vuelto todavía más importante. Si antes era un himno, ahora, está a otro nivel. Es esa canción que salió en tan solo 15 minutos y que era «una recopilación de sentimientos, de rabia y de agradecimiento» en una cierta etapa de su vida.

En aquellos momentos duros, sus guerreros fueron su mejor apoyo. Por ellos, salió de aquella parte oscura y con el Teatro Real como un cielo estrellado, Madrid y Melendi se fundían en un dueto inigualable con ‘Cenizas en la Eternidad’.

Tras semejante momento con sentimientos a flor de piel, la música no paraba y sonaba ‘Como una Vela’ tras la que presentaba a su increíble banda antes de abandonar el escenario. Poco duraba su ausencia ya que la capital quería más, mucho más.

«Canten conmigo, por favor,» pedía a quienes llenaban el teatro. Dicho y hecho. A una sola voz, el público se dejaba el resto junto a él con ‘Destino o Casualidad’, ‘Tu Jardín con Enanitos’, ‘Cheque al Portamor‘ y cómo no, la canción más romántica que ha compuesto nunca, ‘La Promesa‘.

El broche de oro, no podía llegar de otra forma que con un ‘Lágrimas Desordenadas‘ que ponía patas arriba la capital. Aquella fue una noche emocionante no sólo para Melendi y su equipo sino para un público que después de tanto tiempo, se había reencontrado con él y con su música. Una noche llena de éxitos, de sentimiento y sobre todo, de unión.

Melendi es carisma, es esa sonrisa infinita y es humildad. Desde el primer instante en el que pisa cualquier escenario, se mete al público en el bolsillo. Aquel 29 de julio, no iba a ser diferente y Melendi arrasó el Teatro Real en su esperado reencuentro con Madrid.

¡No le pierdas la pista porque se vienen muchas cosas nuevas próximamente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies