El arte de María Peláe quita el sentido en la recta final de #CrewNationPresenta

María Peláe

Afrontamos la recta final de #CrewNationPresenta de Live Nation en Madrid y lo hacemos de la mano de María Peláe. El 14 de septiembre colgaba el cartel de no hay entradas en La Riviera con un público dispuesto a quedar deslumbrado por su talento.

La cantante ha formado parte de este ciclo tan importante en el que lo recaudado va destinado a apoyar a quienes trabajan en poner en pie cada concierto. Desde músicos a técnicos pasando por cada persona que forma una gira.

María Peláe

Cerca de las 21:15 su banda aparecía y mientras sonaba la intro, María Peláe con su bata de cola tomaba el escenario. Lo hacía ante un público a mil y que le daba la bienvenida con las palmas en alto. La noche arrancaba con ‘Cómo me las maravillaría yo‘, remix donde hace un homenaje a Lola Flores uniendo canciones de Residente y Rosalía llevándoselas a su terreno.

Con guitarra y sin ella, prometía ser una noche de esas llenas de arte y de talento. Era el gran salto de la malagueña a La Riviera. Ante eso, no podía estar más feliz y así lo compartía con los asistentes. «Es de esos sitios que desde hace ocho años que vivo en Madrid lo miras de reojo y dices «algún día…»

Y ese día llegó, aunque haya sido con una pandemia mundial de por medio. La ilusión nadie se la iba a arrebatar y tenía una única intención. Quería que su público saliera más feliz de lo que había entrado ahí esa noche.

María Peláe

La música no paraba ni mucho menos la entrega de la artista y de su público con canciones como ‘Y Quién No’ o un ‘Prometo‘ con el que las palmas acompañaban a su guitarra. María admitía que una noche más, lo suyo además de cantar, es hablar, sin freno, de lo que sea. Eso es algo que la hace aún más especial porque la cantante tiene un magnetismo y un carisma arrollador.

María es de esas artistas que te hacen reír a carcajadas mientras le ponen banda sonora a tu noche. En el ecuador del concierto se deshacía de su bata de cola para darle un poco de rock n’ roll aunque en sus propias palabras «sin ser ella nada de eso»

Para esa parte del concierto, pedía una cosa muy importante. Era algo importante y que cumplieron «no os quitéis la mascarilla ¡moved los ojos!«. Así, el público lo dio todo con ‘En casa de herrero‘.

En una noche así, en ese salto a una sala como La Riviera, María recordaba cómo por primera vez tocaba hace nueve años en Libertad 8. Aquella fue la primera puerta que se le abrió en la capital. Después, poco a poco, fue manteniéndose en La Fídula. La malagueña no olvida sus comienzos ni mucho menos cómo pasito a pasito va conquistando más público, luchando y trabajando.

«De ésta vamos a salir más fuertes,» decía antes de quedarse sola con su guitarra para interpretar ‘Soy’ y ese ‘Tablas’ donde Antonio la acompañaba al cajón. Esta última era una canción que no podía quedarse en el tintero, era su humilde homenaje a las cantaoras.

De nuevo con su banda, Peláe no dudaba en preguntar al público para cuántos era la primera vez que la veían en concierto. La mayoría de la sala levantaba la mano sorprendiendo a la cantante. Seguramente aquel se convertiría en el primero de muchos conciertos para quienes quedaron prendados por la forma de ser y el arte de la malagueña.

La música continuaba entre su llegada a Madrid, sus primeras aventuras buscando dónde dormir y sus conversaciones con Lola Flores. Todo ello, al ritmo de ‘Si se achucha, entra’ con la que la entrega del público no cesaba. Ahí no quedaba la cosa porque la fiesta continuaba con su single más reciente, ‘La confesión’ desatando la locura.

«No puedo estar más agradecida por la noche que me habéis regalado,» decía de corazón la malagueña. «Espero que sigáis apostando por la cultura. Esa cultura 100% segura.» Una cultura que por desgracia, es de esas profesiones de equilibristas, siempre en la cuerda floja. Una profesión donde luchan con uñas y dientes y aún más, a día de hoy porque la gente de la cultura tiene que comer y vivir. Por eso, y más que nunca, hay que apoyar y apostar por la cultura.

En una noche así, tampoco faltaba su ‘Remix tumbao‘ haciendo gozar a la capital antes de hacer un amago de despedida. Apenas unos segundos se ausentaba la cantante que volvía con su guitarra para hacer una mágica versión de ‘Se nos rompió el amor‘. El punto y final llegaba junto a su banda y como no podía ser de otra manera, con su revolucionaria ‘La niña‘ con la que se dejaba el resto.

Aquella noche, el arte de María Peláe quitó el sentido a una Riviera sold out en la recta final del ciclo #CrewNationPresentaSu objetivo se cumplió, con creces. La gente que llenaba la sala, respetándose todas las medidas de seguridad, salía más feliz de lo que entró y sobre todo, con una sonrisa de oreja a oreja.

Gracias a María, vivieron una noche única, llena de anécdotas y de momentos para el recuerdo. El desparpajo de la malagueña conquistó al público y dejó con ganas de más porque una vez entras en un concierto suyo, no quieres que se termine.

Puedes disfrutar de la galería de fotos en HD del concierto de María Peláe dentro del ciclo #CrewNationPresenta en nuestro Flickr

María Peláe - Crew Nation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies