Los drones de Muse se apoderan de Madrid

Chuh4j3XIAEzZ_X

Es indudable que Muse va ligado a la palabra éxito en cuanto se menciona España. Tan solo 2 horas les bastaron para agotar las entradas de la primera fecha que anunciaban en nuestro país, dando lugar a una segunda cita donde también consiguieron el sold out volando.

Era más que evidente la expectación creada entre su público y el 5 de mayo dábamos la bienvenida al Drones World Tour de los británicos en un Barclaycard Center de Madrid en el que no cabía ni un alfiler.

El espectáculo prometía, en él iban a presentar las nuevas canciones de su trabajo más reciente, ‘Drones‘ pero no iban a faltar temas que se han ido convirtiendo en auténticos himnos siendo ya míticos para la banda.

Tecnología y rock era lo que nos esperaba en la primera de sus noches con un escenario giratorio 360º reinando el centro de la pista, acompañado por dos largas pasarelas que llegaban a los laterales, y con un despliegue tecnológico que iba a dejarnos en más de un momento con la boca abierta.

Era poco antes de las 21:30h, cuando las luces del recinto se apagaban y el griterío comenzaba a aumentar al sonar el coral de ‘Drones‘, que iba acompañado del texto de ‘Killed by Drones‘ reflejado en las pantallas mientras unos drones con forma esférica sobrevolaban toda la pista. Un destello de luz desveló a la banda en el escenario y fueron los primeros acordes de ‘Psycho‘ los que dieron comienzo a la noche haciendo que las más de 15.000 personas estallasen siguiendo la melodía.

Reapers‘ era la siguiente de su ‘Drones’ en sonar, seguida de un viaje en el tiempo hasta 2001 con su ‘Plug In Baby‘ con los que comenzaban el espectáculo por todo lo alto con unos fieles que coreaban canción tras canción.

Dead Inside‘ daba paso más tarde a su ‘The 2nd Law: Isolated System‘ y pronto, llegaba un increíble despliegue de proyecciones tridimensionales. Como si Matt, Christopher y Dominic fueran tres marionetas gracias a los efectos que se proyectaban sobre los telones, podíamos disfrutar de un increíble ‘The Handler‘ que nos preparaba para su más que exitoso himno ‘Supermassive Black Hole‘ donde el público se volvió loco saltando, cantando y ante todo, disfrutando de los increíbles solos de guitarra con los que nos dejaron sin aliento a lo largo de todo el concierto.

“¿Cómo va Madrid?” preguntaba Bellamy dirigiéndose por primera vez a las miles de personas que abarrotaban el Barclaycard Center, “¡Es genial estar de nuevo en España!” reconocía el cantante ya que en 2012 fue la última vez que visitaron nuestro país.

El concierto, ya con la mecha más que prendida, seguía a golpe de otro himno como ‘Starlight‘ donde el ambiente estaba más que caldeado y donde veíamos a Matt dejando por un momento la guitarra para seguir incansable recorriendo el escenario mientras unos globos gigantes invadían la pista del recinto.

Con un Bellamy que tan pronto te rasga las entrañas con la guitarra como te emociona a golpe de piano, era el turno de ver cómo emergía en uno de los laterales de la pasarela a los mandos de éste último poniéndonos los pelos de punta al ritmo de ‘Apocalypse Please‘. Casi sin tiempo para respirar ni para fijarte en todo lo que iba pasando en el recinto, teníamos que afinar los cinco sentidos para poder ser testigos del increíble vaivén de cosas que sucedían en todo momento a lo largo del concierto.

Madness‘ era otro de los himnos imprescindibles de la noche donde las manos en alto de las miles de personas que abarrotaban el recinto seguían la música para recibir poco después su ‘Map of the Problematique‘, desatando la histeria de todos los presentes con su mítico ‘Hysteria‘ que acababa con un brutal riff de ‘Back in Black’ de AC/DC.

El público estaba desgastando zapatilla, sudando como nunca, sintiendo el rock en sus venas y era con ‘Time Is Running Out‘ y ‘Uprising‘ donde llegaban al éxtasis. Imparables y demostrando que tiene energía para rato, Muse estaba haciendo las delicias de todos los fieles a su religión, fieles a los que estaban trasladando hasta su propio planeta.

IMG_0996

El final del concierto se avecinaba, y era el momento de transmitir su mensaje a todas las mentes de los asistentes. Sin parar en ningún momento, era con ‘The Globalist‘, con Matt al piano de nuevo, donde el ritmo de la noche cesaba durante unos minutos aunque no duraba mucho ya que afrontábamos la recta final con ‘Take a Bow‘ donde fuimos de menos a más dándole la mano a ‘Mercy‘, donde una lluvia de confetti inundaba el Barclaycard Center.

Era su ‘Knights of Cydonia‘ el que ponía el broche de oro y el punto y final a un espectáculo de casi dos horas de energía pura, de potente directo en el que nos dejaron con ganas de más, con ganas de volver al principio.

Concienciando al público de luchar por sus derechos y de luchar para sobrevivir, era como se despedían recordando que hoy repiten, de nuevo con entradas agotadas y no dudaban en reconocer que su público español había estado una vez más increíble en todo momento durante el show.

Muse suma y sigue en nuestro país. Visita que hacen, visita en la que triunfan abarrotando cada uno de los recintos a los que se enfrentan. Con un espectáculo apoteósico, usando alta tecnología, con unos bailes de luces que hipnotizan, drones voladores, punteos y solos de guitarra que te hacen enloquecer, y con unos incansables Matt y Christopher que no dejaron de recorrer en todo momento el escenario de lado a lado, Muse volvía a calar hondo en sus seguidores con un show de puro rock que hizo viajar a otra galaxia a la capital que se puso una vez más a los pies de los británicos.

https://www.instagram.com/p/BFEX96fpD_f/?taken-by=myipop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies