Javy Ramírez: «Tengo muchas ganas de pisar un escenario y enseñar cosas nuevas»

Qué Sabrá Neruda‘ es como se titula el single debut de Javy Ramírez, otro de los concursantes de OT 2020 y el cual nos ha presentado durante nuestra entrevista. #1 en iTunes, TT mundial y a día de hoy, acumula más de 2,5 millones de reproducciones en YouTube.

No ha podido tener un mejor debut dentro de la música. ‘Qué Sabrá Neruda‘ fue el primer single producido, grabado y publicado al mercado durante el paso por la academia de un concursante. Ha estado en manos de Vicen Martínez quien ha girado con Pablo López, Maldita Nerea o Sidonie. Tras su paso por el programa, Javy se encuentra promocionando su ‘Qué Sabrá Neruda‘ del que hemos hablado en la entrevista además de su paso por OT, de sus sueños y de ¡mucho más!

¡Descubre todo lo que nos ha contado! ¡Sigue leyendo!

  • Es evidente que vivimos momentos difíciles con la pandemia. ¿Cómo llevas el confinamiento y el estar encerrado tantos días en casa?

Lo estoy viviendo bien. No puedo negar que hay ganas de que todo esto pase y de poder salir a la calle y retomar mi vida normal, (risas) pero lo voy llevando bien.

  • Empezamos por tus inicios. Para quien no siguiera Operación Triunfo y te conozcan a través de la entrevista. ¿Recuerdas cuándo te empezó a picar el gusanillo de la música? ¿En qué momento se te pasó por la cabeza que querías intentar dedicarte a ello?

No sé si tanto como para dedicarme pero el gusanillo sí que empezó a picarme desde muy pequeño. Mis hermanos eran músicos y ensayaban en mi casa. No me dejaban entrar en la habitación donde ensayaban y ponía la oreja detrás de la puerta escuchando todos los ensayos. Cuando terminaban ellos y se iban, me metía a cantar solo (risas). Ahí empezó un poquillo a picarme el gusanillo.

A dedicarme como tal, fue un poco más tarde. Cuando me dio por componer más fuerte por así decirlo. Cuando me puse a componer más en serio, me di cuenta de que me flipaba y me encantaba y que me gustaría dedicarme a esto. Al final, dedicarme a esto es una cosa que siempre me ha gustado de pequeño y siempre lo he tenido en mente pero claro, claro, no lo tenía hasta ese momento.

  • ‘Qué Sabrá Neruda’ es tu primer single. Háblanos un poco de cómo surge la canción, cómo te viene a la mente esa idea y ese mensaje tan bonito y tan importante.

Nace saliendo del instituto. Estaba en bachillerato y tocó dar ese día el poema de Neruda. Cuando lo leyó la profesora se creó un pequeño revuelo en clase. Entre mis compañeros empezaron ellos mismos a contradecirse. Algunos decían que eso no se podía decir a una mujer, otros que bueno, que no lo entendían mucho y otros que sí, que les gustaba y era muy bonito.

Se creó ese pequeño debate de unos en contra de otros. Entonces me puse a pensar y dije si Neruda expone “me gusta cuando callas porque estás como ausente”, ¿por qué no expongo yo la otra realidad? Esa de “me gusta cuando estás presente, cuando estás fuerte y cuando se te nota en el ambiente”. A la siguiente clase hice “pellas” (risas), salí de clase y fui a casa a escribir.

  • ¿Qué sentiste o qué pasaba por tu cabeza cuando te enseñaron la canción terminada? ¿Te acuerdas de aquel momento?

¡Claro! Recuerdo que vino Brian a enseñármela porque mi productor le había dado la toma definitiva y flipé. Me la tuvo que poner tres o cuatro veces cuando no había tiempo porque no me entraba en la cabeza que eso fuese mío y que fuese a salir a mercado. Al final es el sueño de todo el mundo, ¿no? Hacer sus canciones y que sus canciones se escuchen. Fue de los momentos más felices de mi vida sin dudarlo.

  • ¿Fue ‘Qué Sabrá Neruda’ la primera opción que tenías para presentar como single o tuviste que elegir entre alguna otra canción?

La verdad es que no lo elegí yo. Se la canté un día a Manu Guix en el piano de la academia y se la presenté. Al siguiente día, creo que fue en un pase de micros, me dijeron que iban a producirla. Fue totalmente sorpresa y fue muy bonito. Todo surgió así, no fui quien la eligió aunque creo que si tuviera que elegir, la volvería a elegir.

  • #1 en iTunes al salir, TT mundial y a día de hoy, más de 2,5 millones de reproducciones en YouTube. ¿Cómo recibe uno tanto cariño? ¿Cómo vives el tener por fin tu primera canción en manos del público acogiéndola de esa manera?

¡Imagínate! Me dieron la noticia de los datos de mi canción justo antes de presentar mi single en el escenario de Operación Triunfo. Cinco minutos antes me dijeron que era #1 en iTunes y que tenía no sé cuántos streamings. Me lo dijeron en ese momento y a mí, me chocó lógicamente.

Un día antes, por la noche, justo a las 00h que se estrenaba el single, hablaba con Rafa, un compañero mío de la academia, y le decía que estaba nervioso porque no sabía si iba a estar ahí alguien escuchándolo. Pensé que al ser el primero, a lo mejor no lo iba a escuchar nadie. Después, que en la gala me dijeran los números fue bastante flipante. Estoy contentísimo con la acogida que está teniendo porque es el fin de todo cantautor, que las canciones dejen de ser un poquito tuyas para ser de la gente que las escucha.

  • La gente está haciendo suya la canción y varias frases las usaron en pancartas de algo tan importante como el 8M. ¿Cómo reaccionaste al verlo?

Fue un chute tremendo. Que te dejen ser una minúscula parte de todo lo que significa el 8M es maravilloso. Empezaron a mandarme pancartas por Instagram porque me las compartían. Me llegaron un par de ellas y estaba súper ilusionado, y las subí del tirón. Después empezaron a llegarme otra y otra y otra y la verdad es que me emocionó todo bastante.

  • Hemos leído que en estos días te estás dedicando a componer y a hacer cositas, ¿no?

He tenido días de todo un poco. He tenido días con un poco más de bloqueo y días donde las cosas salen un poquillo más solas. Ahora, en tres días llevo tres canciones y eso mola (risas). Estoy aprovechando para hacer cositas también. Estoy preparando cositas para subir a las redes, covers de otros cantantes… tengo ganas de compartir cositas.

  • ¿Qué es lo próximo? ¿Te gustaría ir single a single? ¿O más enfocarte hacia un EP o un disco?

Soy de los románticos que siguen prefiriendo el formato físico. Me encantaría tener un disco. La verdad es que ese es mi sueño. De momento, todo está por hablar y a ver qué pasa. Espero que sí y seguro que antes de ello, algún single más o dos, tenemos que soltar.

  • Si pusiéramos la mente en ese futuro disco o en futuras canciones. ¿Qué te gustaría mostrar de ti? ¿Qué te gustaría que la gente descubriera al escucharlas?

Sinceramente creo que componiendo por ejemplo, tengo ese doble punto que tiene que ver más la gente. Quizás en Operación Triunfo lo que canté, quitando ‘Mucho Mejor’ y alguna cosita más, fue todo muy lento, muy tipo baladas o cosas así. Casi todo lo que me sale componiendo es prácticamente lo contrario.

Me gusta jugar con ese punto de que el disco no sea todo igual, que tenga sus baladas pero que después tenga canciones que hagan que te muevas. Canciones que tiren mucho de instrumentos, que tengan fuerza y la transmitan. Por ejemplo, ‘Qué Sabrá Neruda’ es una especie de balada, y después me gustaría que tuviera canciones más tirando para al rock o al funky, que me encanta. Quizás, aunque no lo tengo claro todavía, algo de bossa nova camuflado. Me gusta que no sea todo el disco igual.

  • Poder experimentar y mostrar versatilidad.

Claro. Es el primer disco, si no experimento ahora, ¡imagínate! Después nos iremos forjando (risas).

  • La mayoría te han descubierto gracias a Operación Triunfo. ¿Tuviste claro que querías probar suerte en esos castings?

La verdad es que sí. Mi familia y mis amigos siempre me estuvieron animando a apuntarme a otros formatos también y a Operación Triunfo. Digamos que siempre había algo que me echaba un poquillo para atrás. Quizás ese pudor que tenía de cantar delante de la gente. Al final, en esta edición, me decidí tras escuchar que iban a apostar por la composición. Eso fue quizás lo que me echó un poquillo palante y me dio la fuerza para apuntarme. Tuve la suerte de que salió bien.

  • Pasan las fases, estás entre los seleccionados, llega la Gala 0, entras en la Academia. ¿Recuerdas que pasaba por tu cabeza al cruzar la puerta de la que sería tu casa con tus compañeros?

Ahora mismo la verdad es que no (risas). No sabría decirte porque se te pone la mente en blanco y no te lo terminas de creer. A día de hoy, ya tengo un poquillo más los pies en la tierra pero hay cosas que sigo sin creerme. Es un sitio que has visto en tu casa, en tu televisión, y siempre lo has tenido muy presente. Era seguidor, no de beber los vientos por el programa (risas), pero es verdad que a veces lo veía. Me sabía la academia, las salas y muchas de las clases. Verte tú allí, no te lo terminas de creer porque sabes que de una academia como esa han salido cantantes que tienes como referente. Es muy fuerte estar ahí.

  • Durante las diferentes semanas has compartido canción con Samantha, Anaju, Jesús y Bruno. ¿Qué destacarías de esos duetos y cómo fue estar una semana codo con codo con ellos?

Con Samantha descubrí que detrás de todo lo fuerte que ella se hace, y que tiene mucha personalidad, es un caramelito (risas). Es la cosa más buena del mundo. Trabajar con ella fue un lujazo. Además, era un número que creo que nos salió bien y estuve súper encantado. Era una canción que me encantaba y no me pudieron poner mejor compañera para interpretarla.

Después creo que fue ‘Mucho Mejor’ con Bruno y me lo pasé espectacular (risas).  Estuvimos esa semana trabajando mucho pero nos lo tomamos con mucho humor que es lo que pedía la canción. Fue una de las mejores semanas sin duda.

Después con Jesús, quizás tenía ese puntillo de conexión porque nos conocíamos de antes y siempre que nos poníamos a hablar salía mi tierra, Barbate. Conectábamos muy bien en ese sentido y al final fue la semana donde estuve más tranquilo. Esa y la semana de Neruda que fue más especial. Es verdad que conectamos bien y creo que también acabó saliendo muy bien.

Con Anaju, es pá comérsela en todos los sentidos (risas). Es la mamá de la edición porque está pendiente de todo. No me puedo quejar de ningún compañero pero fue una semana redonda.

  • ¿Cómo fue tener la oportunidad de presentar allí en directo tu ‘Qué Sabrá Neruda’?

Que te dejen presentar tu single, que acababa de salir hace dos o tres días, en un escenario como el de Operación Triunfo, eso lo firma cualquier artista. Tener esa oportunidad y encima con una canción mía, que tenía muchas ganas de soltar, y más después de una nominación, imagínate. A pesar de que durante la semana tuve dificultades y no pude ensayar casi nada, para mí fue la mejor actuación de lejos.

  • ¿Se te quedó algún dueto pendiente o alguna canción que te hubiera gustado cantar en tu paso por OT?

Se me quedó algún dueto y alguna canción pendiente. Por ejemplo, con Rafa me habría encantado cantar. Con Hugo, Nia, Maialen… me habría gustado cantar con todos. Canciones se me quedaron muchas. Por ejemplo ‘Barcos de Papel’ de David DeMaría o ‘Y Si Fuera Ella’. Más avanzado en el programa me habría encantado cantar solo ‘Lo Saben Mis Zapatos’ o ‘El Patio’ de Pablo. Me hubiera flipado cantar cosas así y más canciones que seguro que me quedan por decir. Me quedaron cositas por enseñar y las enseñaré.

  • Dentro de la academia ¿cuál crees que fue para ti el mayor reto al que te enfrentaste?

El mayor reto fui yo mismo. Al final siempre tenía ese pudor de mostrar las cosas muy de cerca, de mostrar los sentimientos tal y como me nacen. Quizá eso era lo que pedía más Ivan Labanda, el profesor de interpretación. Coincidí con él en los pensamientos que teníamos y acabamos conectando muy bien. Además, es de lejos una de las clases que más me ha ayudado dentro de la academia. Tenía ese punto de “¿y si no conecto?” pero al final se pasó.

Otro punto que tenía y sigo teniendo es el baile (risas). Quizá no sea mi punto fuerte pero bueno, cada uno tenemos lo nuestro y ya está. Tampoco creo que me ponga a dar volteretas en medio de un concierto mío (risas).

  • ¿Qué aprendizaje te llevas de todo aquello? ¿Qué te ha enseñado OT?

Me ha enseñado a tener más confianza en mí mismo porque en este mundo de la música y del arte es algo súper necesario. Es de las cosas más necesarias. Me ha enseñado también a valorar mucho lo que tenía fuera. Al final es un mes, dos o tres que estás aislado totalmente y no sabes nada de tu familia ni de tus amigos ni de lo que está pasando fuera. Echas mucho de menos.

Quizá se asemeja un poquillo a lo que estamos pasando ahora. Si vuelven a la academia, la gente va a poder empatizar mucho más con nosotros porque no puedes salir a dar un paseo, no te puedes tomar nada con un amigo. Echas de menos cosas tan simples como esas, un paseo. Es más o menos lo que está pasando ahora y en muchas ocasiones, es duro.

  • Operación Triunfo tiene algo especial que hemos visto edición a edición. ¿Cómo vive uno lo de encontrar una nueva familia dentro de toda esa experiencia? Ver que ahora, hay otras 15 personas que forman parte de tu vida y de un momento que marca para siempre.

Somos 16 personas, bueno más de 16 porque también están ahí Valery y Adri y mucha gente que se quedaron en los castings y eran maravillosos. Al final somos más de 16 personas que vamos a estar de un modo u otro conectados, espero que para toda la vida. Siempre van a estar ahí. Esperemos que ésta amistad dure para siempre. Es otra familia. Lo primero que hice casi cuando salí de la academia, bueno, cuando salió él, porque salió más tarde, fue ir a ver a Rafa. Es un compañero al que le tengo un amor casi incondicional. Todos nos tenemos un cariño impresionante y espero que esa familia dure para siempre.

  • Una vez sales de aquel mundo ¿cómo fue la vuelta a la realidad tras la locura que se crea? ¿Cómo fue esa firma de discos?

La vuelta a la realidad en mi caso no fue tan dura porque necesitaba un poquito de todas esas cosas que echaba de menos dentro de la academia. Ver a mi familia, tomarme un café en una terraza del paseo marítimo de mi pueblo, sentarme en la playa y mirar las vistas. Necesitaba un poquillo respirar el aire de mi tierra. No tardé mucho en adaptarme, me fue bien.

La firma, imagínate, fue el primer choque con la realidad que tenemos los concursantes. Es el primer sitio donde viene la gente a verte a ti. Es lo más parecido a un “concierto” y es la primera muestra de cariño real de lo que está pasando. Fue súper bonito y muy emocionante.

  • Hablando de conciertos, ¿cómo afronta uno esa esperada gira con la que pasaréis por varias ciudades y por recintos muy importantes?

Con muchas ganas de juntarnos todos de nuevo y de ponernos en juego en un escenario de verdad. Con de verdad me refiero a estar sin un jurado, que puedas ser un poquillo más tú mismo. Tengo muchas ganas de pisar un escenario y de enseñar cosas nuevas. Aunque en la gira tendremos que cantar supongo las canciones que cantamos en la academia pero tengo muchas ganas de juntarnos todos de nuevo. Seguro que lo pasamos fenomenal.

  • Dejando aparte OT. ¿Habrá conciertos tuyos por alguna ciudad? ¿Te gustaría?

Me encantaría. Quizá me esperaría un poquillo más a tener el disco u otro single por lo menos para tener algo para presentar. Me encantaría tener una gira. Creo que al final lo mejor es ir tocando, y tener contacto directo con la gente y ver qué tema ha gustado más, cuál menos, cuál han cantado más y todo eso. Es algo que a mí me gusta mucho y además como no había hecho conciertos antes de Operación Triunfo, tengo muchas ganas.

  • Ahora estamos con los conciertos online. El otro día diste uno en el canal de OT y también hiciste otro para recaudar fondos para Médicos Sin Fronteras. ¿Cómo viviste esos primeros conciertos online enseñando cosas nuevas?

Fueron los dos un poco improvisados. El de OT fue como en dos días y el de Médicos Sin Fronteras me avisaron de un día para otro. Al final lo que importa es que se recaudaron fondos. Por lo menos se agradece porque te quitas un poquillo la espinita de conciertos (risas). Es verdad que no tienes público y estás solo en una habitación pero por lo menos te quitas un poquillo ese gusanillo de tocar un poco.

Lo de Médicos Sin Fronteras fue muy bonito poder colaborar con ellos que tanto están ayudando a nivel nacional e internacional. Fue un pasote que me dejaran colaborar. Me gustaría hacer otro mucho más ensayado y mucho más preparado. Para hacer un concierto o una gira te puedes llevar ensayando meses y hacerlo en un día o dos puede quedar muy bien pero no es lo mismo.

  • A nivel industria, cada vez hay más jóvenes talentos en la música que van trabajando por hacerse un hueco en toda esta locura. ¿Qué crees que podrías aportar tú a la industria con tu música y a nivel artista?

Sobre todo soy mucho de decir las cosas cuando compongo directamente. Aunque cantando no tenga mucho que ver, lo he mamado, como se dice aquí, del carnaval de Cádiz y me gusta tener ese punto de decir las cosas muy directas. Quizá puede ofender a alguien pero me gusta ese punto de decir cosas de verdad.

Es verdad que las canciones de amor son muy necesarias y al final es lo que más tira pero me gustan también canciones como ‘Qué Sabrá Neruda’ que digan cosas importantes y necesarias. Si las cosas salen bien seguiré tirando por esa línea. Al final, lo importante es que las canciones tengan un mensaje y ahí intentaré por lo menos aportar mi granito de arena.

  • Has empezado a dar los primeros pasos de tu carrera. ¿Qué significaría para ti poder vivir de tu música?

Vivir de sus canciones es algo que quiere todo cantante y cantautor. Más que vivir de, vivir para. Poder vivir para ello sin necesidad de estar trabajando en otro lugar. Por ejemplo, antes era camarero y seguía escribiendo mis cosas aunque no las sacaba a la luz. Poder vivir única y exclusivamente de esto hace que puedas dedicarle más tiempo y que eso haga que salgan cosas mejores y que estés más implicado en ello.

Si tienes que trabajar ocho o doce horas en hostelería, después llegas a tu casa cansado y te pones a componer los días que estás menos cansado. Poder dedicarte a eso, quizá no el tiempo que quieras porque hay que hacer más cosas, pero poder dedicarle tiempo de verdad, y conseguir vivir de ello y para ello, es lo que buscamos todos.

  • Siendo conscientes de la situación en la que nos encontramos. ¿Qué consejo le darías a la gente para poder sobrellevar de la mejor forma ésta larga cuarentena?

Les digo que aprovechen para estar con la familia, que aprovechen para descubrirse un poco más a ellos mismos y que disfruten que ahora el arte está en alza aunque algunos no quieran verlo. Que disfruten de ese cine que hay tan bueno, de esas series, de esa música, de conciertos que se están haciendo online, y de todas las personas que están ayudando un poquillo a que esto sea más llevadero. Cuando esto termine, espero que no terminen los aplausos. Después cuando tu culo ya no depende de ellos, hay personas a las que se les olvida esa labor que están haciendo los sanitarios y no es justo.

  • Para acabar, ‘Qué Sabrá Neruda’ es tu primer single, este año tendremos la gira de OT y seguro que te esperan muchas cosas a lo largo de 2020. ¿Cuál es tu próximo sueño o reto que te gustaría cumplir o alcanzar?

Me gustaría el disco. Me encantaría. Primero asentar un poco los pies en la industria porque quedan cosas pendientes por cerrar con discográficas. Después, me encantaría hacer el disco y que tuviera alguna colaboración. Ese es mi siguiente paso soñado.

¡Hasta aquí nuestra entrevista con Javy Ramírez de OT2020 hablando de ‘Qué Sabrá Neruda’ y muchas cosas más! ¡Esperamos que os haya gustado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies