El huracán Bryan Adams arrasa Madrid a golpe de éxitos

Bryan Adams Madrid

Bryan Adams ha vuelto a España con su esperado So Happy It Hurts Tour siendo Madrid la primera de sus dos paradas en nuestro país. Hay que recordar que su gira anterior fue una de las últimas internacionales que se disfrutaron antes de la pandemia. Ahora, con las cosas más calmadas, aterrizaba en el WiZink Center el 1 de febrero.

Como un huracán aparecía con su banda en el escenario a las 21:15 horas poniendo al público en pie desde la primera canción. La noche, arrancaba con ‘Kick Ass‘, ‘Can’t Stop This Thing We Started‘ y ‘Run to You‘ acelerando el ritmo y dejando claro que venía a dar guerra.

¡Hola Madrid! ¿Podéis creer que estemos juntos otra vez?” preguntaba incrédulo a las miles de personas que llenaban el recinto. “Me llamo Bryan y soy vuestro cantante para esta noche,” decía entre risas, por si había algún despistado, dándonos la bienvenida a su nueva gira. Poco después, las luces inundaban el WiZink con ‘Shine a Light‘ antes de ver cómo los asistentes se derretían con su mítico ‘Heaven‘.

Esta gira sirve para presentar las canciones de su lanzamiento más reciente sin olvidarse del desfile de grandes éxitos que atesora un Bryan imparable. La temperatura seguía caldeándose con ‘Go Down Rockin’‘ y a falta de Tina Turner, Keith Scott regalaba un solo de guitarra de infarto con ‘It’s Only Love‘ que era seguida de cerca por ‘Cloud Number Nine‘.

Es la primera vez de todas las veces que he venido que todo el mundo está en un asiento. A lo mejor es algo nuevo. Aún así, os quiero, no os preocupéis.” Respetando las medidas de seguridad, la pista estaba llena de sillas pero eso, no frenaba al público de estar en pie desde que el canadiense salió al escenario. Todos estaban disfrutando de cada canción como si fuesen la última, dejándose la voz y la suela de los zapatos.

Con ‘You Belong to Me‘ empezaba la búsqueda de buenos bailarines del cantante convirtiendo el WiZink en una pista de baile. En una noche así, no dejaba pasar la oportunidad de hacer su sentido homenaje a Paco de Lucía a través de ‘Have You Ever Really Loved a Woman?‘ tras la que el público le vitoreaba con fuerza.

En ‘Here I Am‘, Bryan se quedaban con Gary al piano creando un ambiente mágico e íntimo que se mantenía cuando el canadiense se quedaba solo con ‘When You’re Gone‘ grabando la entrega del público con su móvil. En más de una ocasión hizo que las luces del recinto se encendieran para poder ver a todo el público. De nuevo con la banda, interpretaba el mítico ‘(Everything I Do) Do It For You‘ recorriendo cada lado de la tarima disfrutando del calor de sus seguidores.

Ahí no quedaba la cosa. La música no paraba ni un segundo con ‘Back to You‘ o ‘The Only Thing That Looks Good on Me Is You‘. Sin parar un segundo y tirando de armónica, llegaba ‘I’m Ready‘ y cuando creíamos que el ritmo no podía subir más, era el turno de ‘18 Til I Die‘ y ‘Summer of ‘69‘ con un público que no dejaba de saltar desde los asientos en un momento de locura.

En ese punto de la noche, Bryan frenaba en seco para hablar con el público y escuchar sus peticiones de canciones. La capital tuvo el lujo de escuchar ‘Let’s Make a Night To Remember‘, ‘House Arrest‘, ‘Somebody‘ y por último, ‘Please Forgive Me‘ donde los cánticos sonaron con fuerza ante un cantante que estaba disfrutando como un niño.

Antes de los bises, hubo tiempo para ‘Cuts Like a Knife‘ tras la que admitía haber pasado una noche increíble. No podía estar más feliz de haberla pasado con toda la gente que llenaba el WiZink Center. Tras un breve y merecido descanso, se disponía a poner el broche de oro a su gran reencuentro con Madrid. Lo hacía con ‘So Happy it Hurts‘ llevando a la capital a la felicidad absoluta y ponía la guinda al show completamente solo. Con su guitarra, ante un público completamente rendido a sus pies, se despedía con ‘Straight From the Heart‘ y un ‘All For Love‘ con el que, por última vez, el público iluminaba el cielo de Madrid con sus móviles.

Incombustible, el huracán Bryan Adams arrasó Madrid a golpe de grandes éxitos y canciones que forman parte de la banda sonora de todos. Canciones que no pasan de moda y que pasan de generación en generación. Parece que por el canadiense no pasan los años. Sin mostrar signos de cansancio y sin grandes escenografías alrededor, él y su banda, hacen las delicias de un público que se dejó todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies