Vanesa Martín entra directa al #1 de la lista de ventas con «Siete veces sí»

Siete Veces Sí - Vanesa Martín

Vanesa Martín logra entrar en el #1 de la lista de ventas oficiales en España con su nuevo disco «Siete veces sí». Este séptimo disco de la malagueña, consigue un cuádruple histórico. Encadena cuatro álbumes consecutivos que logran entrar directamente al #1 en la lista de ventas en su primera semana en el mercado.

Después de catorce años de carrera profesional, Vanesa Martín sigue haciéndonos soñar con sus canciones. “Siete veces sí” es su disco más internacional. Nace en Málaga, en casa, junto a los músicos y productores José Marín y Tony Romero.

Un disco que guarda por un lado una intimidad muy poderosa y por otro, la explosión de vivir cada minuto como si fuera el último. Una obra completa, de las que se disfrutan de principio a fin, de las que se acompañan con café o vino mientras se repasan las letras del libreto y se huele el cartón, como antes.

Un disco con la esencia de Vanesa, donde su inconfundible voz va dejando huella en cada canción. Mientras, asaltan por sorpresa versos tan únicos, que sólo podría haber escrito ella. Porque si habla de “coger aire” y de la reflexión del camino nacen retóricas como “¿Cuánto va a costarnos deshacernos del camino equivocado?” o “Aprendí que quien se queda no es que sea mejor, es que tiene un momento por vivir”. Porque desde los reproches de una relación que acaba surge un “sabes que yo no he buscado en la arena el lodo”. Su exquisita lírica se enreda incluso en los ritmos funky de “Tú no tienes que cuidarme”: “Que firmándole a la novedad mi contrato fatal de la musa inmortal que me arrastra a vivir, yo también te perdí”.

Una reflexión del camino, de la reafirmación constante de la propia identidad, de las puertas a veces abiertas y otras cerradas, a raíz de reinventar quizá los propios caminos.

«Siempre me veían muy andaluza para sonar en el norte y muy poco para el sur. Algunos de mis compañeros cantautores me veían muy pop y la gente del pop muy cantautora. Al final me acostumbré a estar en terreno de nadie, que resultó que era el mío. Y en esa calle me he revuelto para sacar lo mejor de mí cada día, que en el fondo es lo único que me llevaré al otro mundo: el camino disfrutado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies