El Pequeño Gran Final Del Viaje de Izal pone el broche de oro a Las Noches De Rio Babel

Izal

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Llegó el final de Las Noches de Río Babel y los encargados de ponerle el broche de oro no eran otros que Izal con El Pequeño Gran Final del Viaje. Su cita con el imponente Wanda Metropolitano era el 31 de julio y llegaban dispuestos a dejarse la piel.

Minutos antes de las 21:30 horas, la banda aparecía en el escenario poniendo fin a la espera reencontrándose con la capital. La noche empezaba de la mejor forma con ‘Meiuqèr‘, primer adelanto de ‘Hogar‘, su próximo trabajo ante un público que la acogió con brazos abiertos.

A partir de ahí, se creaba una atmósfera única mientras calentábamos motores con ‘Autoterapia‘ y ‘Ruido Blanco‘ hasta ver el primer estallido de locura con ‘Copacabana‘.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Después de ‘La Piedra Invisible‘, Mikel daba la bienvenida al público que no quiso perderse aquella gran noche. «¡Qué bueno veros de nuevo, Madrid!» decía mostrando su agradecimiento a quienes estaban presentes. «Seguid las indicaciones de la organización porque todavía no hemos salido de esto,» pedía por la seguridad de todos.

«Teníamos muchas ganas de volver para veros y disfrutar de la energía mutua que nos contagiamos. Os echábamos mucho de menos y también compartir viaje con nuestros técnicos que hacen que todo esto funcione,» decía el cantante. Así, daba paso a ‘Los seres que me llenan‘ tras la que llegaba ‘Arte moderno‘ que empezaba de forma íntima junto al piano mientras cogía fuerza a medida que la banda incorporaba sus diferentes instrumentos.

izal
Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Aquella prometía ser una noche mágica, una que regalaría momentos irrepetibles. Izal llegaba a Las Noches de Río Babel con sorpresas bajo la manga. Unas sorpresas que disfrutaríamos a lo largo del concierto. Eran diferentes colaboraciones, todas ellas, proyectadas en la pantalla sin que eso restase la magia del momento. La primera de esas uniones especiales tenía como protagonista a Rozalén en ‘Pequeña gran revolución‘.

El Pequeño Gran Final del Viaje era la gira que se vieron obligados a interrumpir por la pandemia. Una gira con la que ahora han recuperado el tiempo perdido y que no ha dejado de darles grandes momentos. Ukelele en mano, Mikel reconocía que era un instrumento que le había dado una de las canciones más emocionantes. Con esas palabras presentaba ‘Agujeros de gusanillo‘ que nos preparaba para ‘Tu continente‘ y de ahí, viajábamos hasta ‘Temas amables‘ junto a Sidonie.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

En el viaje en el que nos habíamos embarcado junto a Izal no faltaron conexiones de altura con María Pedraza, Jaime Lorente, Santi Millán, Alexandra Jiménez, Amaia Valdemoro y Garbajosa que compartían nave con el grupo haciendo aún más emocionante cada pequeño momento.

Tras ‘Canción para nadie‘ llegaba el momento interactivo donde el público tenía en sus manos a través de la APP elegir qué canción querían que fuese la siguiente. La elección estaba entre ‘Despedida‘, ‘Variables‘ y ‘Santa Paz‘. Por goleada, se quedaban con la primera opción y con ella, como con tantas otras canciones, Mikel nos regalaba unos bailes únicos.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

«Estoy intentando compensar los bailes que no podéis dar vosotros,» reconocía entre risas aprovechando el momento para deshacerse en halagos hacia los asistentes. En ese no parar de música, no faltaban canciones como ‘Qué bien‘, ‘El temblor‘ junto a Mabü y el inigualable ‘Pánico Práctico‘ con el que el público no podía permanecer sentado desgañitándose.

Los cánticos no cesaban y Zahara también se unía a la fiesta para interpretar ‘La increíble historia del hombre que podía volar pero no sabía cómo‘ acercándonos a la recta final.

«Madrid ha sido nuestra casa estos años,» contaba Mikel. Es la ciudad donde nacieron musicalmente y donde han ido creciendo. En la capital tienen millones de anécdotas y en una noche así, recordaban cómo dieron su primer concierto ante ocho personas donde empezó todo.

Izal
Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Desde entonces, han vivido muchas cosas, no todas buenas pero haciendo balance, «es absolutamente positivo.» En su primera vez en la Joy Eslava fue donde pensaron que podrían dedicarse a esto y a partir de ahí, subieron como la espuma. «Habéis hecho que nuestra vida sea ‘Magia y efectos especiales‘,» decía dando paso a la canción con la que crearon un mágico dueto con el público.

«En 2016 vivimos uno de los puntos que quedarán siempre marcados. Tocamos tres veces en el Circo Price y es un loop en el que nos quedamos atrapados.» Mikel recordaba aquellos tiempos con ilusión y orgullo viendo que ahora, estaban en el Wanda donde no se toca todos los días y a quien regalaba ‘Bill Murray‘.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

La recta final la inauguraban junto a Miguel Ríos en ‘El pozo‘ antes de presenciar otro momento único. «Ha sido un año de puta mierda,» admitía esperando que quienes allí se encontraban, lo hubieran pasado lo mejor posible y que poco a poco, fueran recuperando sensaciones.

«No nos olvidemos de lo que han supuesto los sanitarios de este país,» decía el cantante hablando del importante papel de héroes y heroínas que han jugado y juegan día a día los sanitarios.

«La sanidad pública es necesaria, no puede depender de lo que tienes en el bolsillo,» gritaba a los cuatro vientos pidiendo buenas condiciones para ellos. También pedía que los aplausos que dimos en el confinamiento no quedasen en el olvido. «Que cuando estemos dentro de un tiempo en la playa nos acordemos de que la sanidad pública nos salvó la puta vida.»

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Con esas palabras y los fuertes aplausos del público, ofrecía su mejor homenaje con ‘La mujer de verde‘ donde el color de la esperanza lo iluminaba todo. Tras semejante momento, el broche de oro a la noche de Izal en el Wanda dentro de la última jornada de Las Noches de Río Babel llegaba por todo.

El baile‘ y su inconfundible ‘Pausa‘ junto a Bunbury servían de punto y final a una de esas noches llenas de cánticos y sentimientos. Una noche donde Izal cumplió un sueño más poniendo una potente banda sonora a la noche de sus seguidores que guardarían aquello para el recuerdo. Ahora, mientras se despiden de ‘Autoterapia‘ empieza la cuenta atrás para descubrir qué nos depara dentro de ‘Hogar‘.

El directo de Izal fue el broche perfecto a la nueva versión del festival Río Babel que volverá con mucha más fuerza en 2022.

No te pierdas la galería en HD de Izal en Las Noches de Río Babel en nuestro Flickr.

IZAL - El Pequeño Gran Final Del Viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies