Madriz Summer Fest devuelve la música al WiZink Center

Madriz Summer Fest ha sido el lugar de reencuentro de la música en Madrid en este 2020, con un cartel a la altura del momento histórico que estamos viviendo, que incluía las actuaciones de Izal, Sofía Ellar, Maldita Nerea, Ara Malikian, Camela, Funambulista, Stay Homas, Carlos Sadness y Pablo López.

Los primeros conciertos tras el confinamiento en el WiZink Center se celebraron en julio, y en septiembre ha llegado el festival Madriz Summer Fest, con un formato especial adaptado a las nuevas medidas de seguridad que ha convertido el emblemático recinto madrileño en una gran terraza, con césped artificial y un escenario 360º que ha hecho estos conciertos aún más especiales, si cabe.

El aforo se redujo a menos de 2.000 personas y se colocaron sillas y mesas en pista para que, separados por la distancia de seguridad, los espectadores pudieran disfrutar desde sus asientos de toda la magia del directo. Junto a un sistema de recuperación que renueva el aire cada ocho minutos, el recinto se dotó también de gel hidroalcohólico en baños y pasillos, obligatoriedad de llevar mascarilla y se tomó la temperatura en puerta a todos los asistentes, garantizando con estas y otras medidas la seguridad de todos los asistentes y demostrando que una cultura segura y responsable es posible.

Sofía Ellar fue la encargada de inaugurar el ciclo el 2 de septiembre con la calidez de su voz y el apoyo de un público fiel que la sigue allá donde va. Al día siguiente, con un contundente sold out, Izal firmaron su quinto concierto en el WiZink Center, seguramente uno de los más especiales de su carrera, y enmarcado en lo que ellos han llamado su “Pequeña Gran Gira”.

El 4 de septiembre, Maldita Nerea volvía por segunda vez este año; igual que Funambulista, que el día 11 selló su segundo “WiZink” en este 2020, en el que además de reencontrarse con sus fans, aprovechó para grabar disco en directo.

Antes que ellos, el día 6, la magia de Ara Malikian y su violín nos regalaron una noche única, que dio paso el día 10 a otros habituales de nuestro recinto: Camela, que casualmente fueron los últimos en celebrar un concierto en directo antes del confinamiento, y que volvían con más ganas que nunca con una recopilación de sus grandes éxitos y un público entregado y fiel a este grupo desde hace años que coreaban todos sus himnos.

El día 12, la locura tropical de Carlos Sadness invadió todos los rincones del WiZink Center, y el domingo 13 pudimos descubrir por primera vez en directo el talento de Stay Homas, un grupo de músicos compañeros de piso que se hicieron famosos durante el confinamiento por el ritmo y las letras de las canciones que nos regalaban casi cada día desde su terraza en Barcelona.

Y como cierre, Pablo López puso el broche de oro el día 16 acompañado de su piano y con todas las entradas agotadas.

Organizado por Proactiv y Voltereta, Madriz Summer Fest ha puesto en valor la posibilidad de hacer conciertos garantizando la seguridad de todos los asistentes y generando más de un centenar de puestos de trabajo para uno de los sectores que más está sufriendo ante las consecuencias de la crisis del COVID-19, la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies