La noche que nos mudamos al vecindario de Troye Sivan

Arrancamos una hoja más del calendario. Abril acaba y lo hacía con la mejor banda sonora posible. Tras dar el pistoletazo de salida el 15 de abril a la parte europea de su primera gira, Troye Sivan llegaba finalmente hasta España.

Con el cartel de sold out colgado desde hace meses, el cantante aterrizaba el 29 de abril en el Teatro Barceló de Madrid de la mano de su Blue Neighbourhood Tour.

26146201793_fb00ed663c_z

Después de una más que prometedora Astrid S, quien consiguió calentar el ambiente previo, dejando gran sabor de boca interpretando varios de sus temas, llegaba el esperado momento. Las luces de una sala abarrotada se apagaban a las 21h y la locura estallaba en la capital.

Se notaba lo mucho que llevaban esperando los asistentes el concierto y nada más pisar el escenario Troye, los gritos hacían temblar el recinto mientras que con ‘BITE‘ y ‘for him.‘, comenzábamos la noche, una noche que prometía ya que era el primer y único concierto del artista en nuestro país.

26111204864_2fb0ecac9c_z

“¡Cantad conmigo si os la sabéis!” decía Sivan cuando seguía su potente directo con ‘FOOLS‘, canción donde incluso se atrevió a mostrar una versión más reggae ante un público que no podía estar más entregado sintiendo el calor del ambiente gracias a la energía con la que había empezado el concierto.

“¡Hola amigos!” conseguía decir el cantante en perfecto español entre los gritos de los asistentes. “Me llamo Troye Sivan, ¡gracias por venir! ¿Os lo estáis pasando bien?” preguntaba a un público al que ya había hecho cantar, bailar y saltar tan sólo con sus tres primeras canciones.

26444892550_19b0d78783_z

“Sois el público más increíble,” reconocía Troye después de ver cómo todos coreaban palabra tras palabra de cada una de sus canciones. Aprovechando el momento, llegaba a contarnos que estaba muy obsesionado con Madrid donde había pasado los últimos dos días.

Para presentar su siguiente canción hacía un pequeño viaje en el tiempo, un viaje hasta aquella época de su vida donde muchas preguntas sin respuesta rondaban su cabeza, hasta aquel momento donde se dio cuenta de su homosexualidad. Todo aquello le hacía reconocer que una de las cosas que más le gustan de sus shows, es el hecho de poder ver cómo sus seguidores cantan sus canciones mientras ve todas sus caras.

26724821476_1d526901c7_z

Con un claro mensaje detrás de sus palabras y sus canciones, Troye veía venir que iba a ser una gran noche y sin más rodeos, daba paso a ‘HEAVEN‘, tema en el que vimos a su pianista tomando protagonismo interpretando las partes de Betty Who, y donde además pudimos ver carteles entre el público donde se leía “Con tu música haces que me sienta LIBRE/ COMPLETO/ REAL/ QUERIDO”.

En ‘SUBURBIA‘, sintiendo el calor del ambiente, el cantante decidía quitarse la chaqueta y ya que en la sala no cabía ni un alfiler siendo prácticamente imposible moverse, Troye decidía premiar de alguna manera a sus seguidores. Reconociendo que merecían algo más que una simple botella, era entonces cuando sorprendía con una gran pistola de agua con la que refrescó a todos los asistentes que quedaron de lo más agradecidos ante el gesto que tuvo.

26146194233_b911fa24a2_z

En todo momento, Troye se mostró cercano y atento, interactuando al máximo entre canción y canción, contando sus historias, haciendo bromas pero sobre todo, consiguió que el público pasara un rato inolvidable. Más cercano que nunca con la primera fila era como llegábamos a ‘COOL‘, y era ‘TOO GOOD‘ el tema que bajaba el increíble ritmo de la noche donde casi no nos había dado tiempo a respirar.

A lo largo del show, y entre risas, Sivan conseguía aprender alguna que otra cosa en español, ayudado por sus fans y con un “¿Quién quiere cantar cada palabra de la siguiente canción?” llegaba el turno de su más que conocido y exitoso ‘WILD‘ con el que el Teatro Barceló se venía abajo.

26111205514_c5b3ddc3d5_z

Era imposible mejorar la energía especial que se había creado en el ambiente y en cierto momento del concierto, el cantante no dudaba ni un segundo en coger el móvil de uno de sus seguidores al ver que estaba haciendo FaceTime consiguiendo que los gritos de la sala volvieran a estallar.

“Planeando el show quería luces, recintos y sitios a los que ir que fueran guays como Madrid. Quería que todo fuera épico y quería también una parte para hacer lo que quisiera, para relajarnos,” era así cómo presentaba el momento más especial e íntimo de la noche. Era el turno de versionar una de sus canciones favoritas. Con ‘Love Is a Losing Game‘ de Amy Winehouse conseguía enmudecer a todo un público que quedaba rendido ante el talento y la voz del cantante.

26477221070_b91c9d6e8e_z

“Sois muy dulces, ¡amo España!” decía alucinado con una sonrisa difícil de borrar en la cara después de recibir una gran ovación. El ecuador del concierto llegaba y era el momento justo para volver hasta el que fue el primer single que publicó. A dúo con las cientos de personas de la sala, disfrutábamos de su ‘Happy Little Pill‘ donde quiso disfrutar del público cantando a capella.

En una noche así, no podían faltar canciones como ‘EASE‘ y ‘DKLA‘ antes de sorprendernos con otro momento único. Aunque había prometido que no volvería a hacerlo, el cantante subía a un afortunado del público para rapear junto a él ‘Monster‘ de Nicki Minaj ya que había sentido la suficiente confianza sobre que iba a salir bien en Madrid y la verdad fue, que dejó a todos con la boca abierta.

26477223730_9cc503ccde_z

“¡Lo he pasado en grande!” reconocía Troye dando paso a su última canción de la noche. Con ‘TALK ME DOWN‘ y tras presentar a su banda, veíamos cómo abandonaba el escenario dejando al público con ganas de más.

Entre gritos pedían otra canción más y el joven cantante no se resistía. Reaparecía en el escenario afrontando el final de la noche con ‘LOST BOY‘ y acto seguido, admitía que le había cogido mucho cariño a la ciudad, prometiendo volver muy pronto y cerraba la noche con su single ‘YOUTH‘ que fue coreado a pleno pulmón tanto por el cantante como por su público entregándose en cuerpo y alma, disfrutando de los últimos minutos de concierto.

26724822966_b9ba4bb6a7_z

En indudable que Troye Sivan tiene algo que le hace especial. Puede ser la forma en la que se mueve, su forma de ser o tal vez, el vínculo que ha creado y que mantiene con unos seguidores. Todos ellos vivieron una gran noche en la que el artista se dejó la piel, saltó, cantó, bailó, sudó y ante todo, consiguió lo mismo con todas y cada una de las personas que habían llenado la sala.

Troye sorprendió en su día con el sonido de su debut pero sorprende más con un directo donde no necesita gran montaje. Con una voz única, con fuerza y unos pensamientos más que claros sobre cómo quiere hacer las cosas muestra que está orgulloso de ser como es, transmitiendo mensajes claros a través de sus canciones que se convierten en himnos para la juventud. No cabe duda de que está conquistando poco a poco el mundo y el 29 de abril nos hizo soñar mientras nos mudábamos a su vecindario.

26724814716_435e64bb08_z

No te pierdas toda la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Troye Sivan - Blue Neighbourhood Tour

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies