El amor y la pasión de Il Divo inundan Madrid

Después de arrasar con su gira anterior en su única para en Madrid, en esta ocasión, Il Divo anunciaba hasta cuatro fechas dentro de su Amor y Pasión Tour. Habiendo colgado el cartel de entradas agotadas la noche anterior en la ciudad condal, el Barclaycard Center de la capital les esperaba el 6 de junio con los brazos abiertos.

Con máxima puntualidad, la orquesta tomaba su posición en el escenario para dar comienzo a una noche que iba a estar plagada de elegancia, de grandes clásicos latinos interpretados por cuatro grandes voces pero sobre todo, iba a ser una noche llena de mucho amor y mucha pasión. La velada empezaba cuando los cuatro artistas aparecían en el escenario, y en lo alto de las escaleras, mostraban sus increíbles voces con ‘Bésame Mucho‘ y ‘Si Voy a Perderte‘.

«¡Bienvenidos a una noche de amor y pasión. Estamos muy felices de estar aquí con vosotros presentando nuestro nuevo disco dedicado completamente a la música latina,» decía un Urs pletórico, reconociendo que sin duda, es el álbum más sexy que han hecho hasta el momento.

«Preparaos porque esta noche tendremos boleros, mambos, tangos, y por supuesto, algunos de nuestros éxitos de siempre,» advertía un Carlos que empezaba a desplegar sus dotes seductoras. «Para mí es un show muy especial porque prácticamente todas las canciones están en español,» contaba con orgullo al no haber tenido que estudiar como les tocó a sus compañeros y por si fuera poco, en esta bienvenida, David iba tanteando el ambiente advirtiendo que era la primera vez en la historia que íbamos a ver a Il Divo bailando.

El show seguía tomando forma con ‘Contigo en la Distancia‘ de César Portillo y ‘Abrázame‘, temas donde veíamos a Carlos al piano demostrando que esconde más talentos que el de cantar y seducir. «¡Vamos a bailar!» decía con ímpetu David y dicho y hecho, los bailarines invadían el escenario para poner en pie a los presentes con ‘Quién Será‘, aunque bajaban el ritmo, por la falta de aire y por la falta de costumbre, deleitando al público con ‘Historia de un Amor‘ y ‘Caruso‘.

Era entonces cuando Urs se quedaba a solas en el escenario. «Me gustaría cantar una canción muy especial para mí,» decía reconociendo que antes de Il Divo era un gran aficionado al heavy metal habiendo incluso tenido su propio grupo de rock. «Un día por casualidad descubrí la música clásica y quedé fascinado,» nos decía para hacer una completa declaración de amor en alemán versionando ‘Dein Ist Mein Ganzes Herz‘.

Con sus compañeros de nuevo en el escenario, volábamos hasta ‘Wicked Game ‘de la mano de ‘No Llores Por Mí Argentina‘ que era seguida muy de cerca por una versión de ‘To All The Girls I’ve Loved Before‘ en la que mezclaron español e inglés mientras veíamos cómo el cuarteto mostraba su faceta más seductora y romántica.

Con ‘Aleluya‘ veíamos a Urs a los mandos de la guitarra eléctrica mientras volvían a bajar el ritmo, sentados en las escaleras, disfrutando de su público, dejando más tarde a Carlos a solas en el escenario para brillar en solitario.

«¿Nos echabais de menos un poquito?» preguntaba Marín a un recinto que le respondía en afirmativo. «Yo celebro cada vez que nos encontramos porque para mí, cada concierto es algo diferente y especial y lo vivo muy intensamente,» nos contaba antes de ponerse manos a la obra versionando la leyendo Frank Sinatra con ‘New York, New York‘ rodeado de bailarinas.

Al descanso llegábamos con un impresionante derroche de voces en ‘A Mí Manera‘ y el espectáculo lo retomábamos con un toque de lo más latino, mezclado con esa elegancia tan característica que tiene Il Divo. Era con ‘Quizás, Quizás, Quizás‘ y ‘Por Una Cabeza‘, con los que la noche continuaba viendo en ésta última a David tocando el acordeón.

Con el público totalmente a sus pies, embelesado ante tanto talento y ante la potencia de unas voces que te dejan sin respiración, pasábamos el ecuador de la noche con ‘Volver‘ y más tarde, eran Urs y Sébastien los que demostraban que tocar la guitarra española tampoco se les da nada mal interpretando ‘Un Regalo Que Te Dio La Vida‘.

El show iba transcurriendo entre música y sobre todo, entre bromas, demostrando que además de cantar de maravilla, tienen una vena cómica y una química inigualable que enamora a todas y cada una de las personas que se permiten el lujo de disfrutar de Il Divo. Por si no fuera poco, a lo largo de la noche nos fueron demostrando sus armas de seducción, esos piropos que habían aprendido e incluso, Carlos aprovechaba el momento para dar alguna que otra lección a sus compañeros ya que es el único de la formación con sangre latina.

Tras inundar el Barclaycard Center con sus voces y su imponente ‘Isabel‘, llegaba el turno de ver a Sébastien solo en el escenario. Al piano, nos trasladaba hasta la mismísima Francia versionando como nadie ‘Hymne a L’Amour‘ dejando a todo el público de lo más encantado. En un no parar de canciones, y tras un momento tan intenso, recuperábamos a los cuatro cantantes para ver cómo bailaban de nuevo, rodeados de bailarinas, ponían al público en pie con ‘La Vida Sin Amor‘.

«Vamos a relajarnos un poquito,» decía Carlos, «nos gustaría hacer algo especial, un pequeño popurrí de algunos de nuestros éxitos de los primeros años,» así nos adentrábamos en sus primeros años con canciones que nunca pasan de moda como ‘Everytime I Look At You‘, ‘Mamma‘, dedicada a todas las madres presentes esa noche en el recinto, ‘Passera‘ y ‘Somewhere‘, con las que pusieron al público los pelos de punta.

«Sois fantásticos, es un honor ser de aquí y ver cómo siempre nos apoyáis en todo,» decía Carlos mostrándose ilusionado ante un público que estaba en pie y del que parecía que aún no querían despedirse. Era entonces cuando llegaba el momento a solas de David en el escenario.

«Cuando estábamos eligiendo las canciones para el show, todos coincidimos en que para nuestro momento solista debíamos cantar algo auténtico y personal. Para mí la opera ha sido mi primer amor,» reconocía el tenor antes de dejar con la boca abierta a todo el público con su personal homenaje a ‘Nessun Dorma‘, el cual acabó con una ovación interminable de todos los asistentes, e incluso de sus propios compañeros.

«Ha llegado el momento de decir adiós,» decía Urs dando la mala noticia. «Ha sido una noche maravillosa. Muchas gracias por acompañarnos,» decía desencadenando unos más que merecidos aplausos del Barclaycard Center tanto a ellos, como a la orquesta, al director musical y al equipo técnico que habían hecho posible una noche inigualable.

«Queremos despedirnos con una canción que todos conocéis, esperamos regresar muy pronto,» decía Carlos mientras daba paso a una versión mucho más latina de ‘Regresa A Mí‘ con la que desaparecían del escenario. El público parecía que quería más, parecía que no se conformaban con dos horas de puro derroche de voz y era entonces cuando con una chaqueta blanco impoluto, regresaban para poner el broche final a la noche con ‘El Himno de la Alegría‘ y ‘Time To Say Goodbye‘.

Sin duda, una vez más, Il Divo se metió en el bolsillo a todas y cada una de las personas que no dudaron ni un momento en acudir a su Pasión y Amor Tour. Lo clásico y lo popular quedaron mezclados en una noche que jamás se olvidará. En una noche repleta de humor, sencillez, y sobre todo, de unas voces que te hacen volar a otro universo paralelo.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=yMlrxWLiknY]

0 pensamientos sobre “El amor y la pasión de Il Divo inundan Madrid

  1. Yo estuve en el concierto de Barcelona y fue espectacular, hubo muchos momentos emotivos, pero el final con su Himno a la Alegria y todo el Auditori del Forum de Barcelona en pie, fue totalmente emocionante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies