El torbellino Julia Michaels conquista y contagia su buen rollo a Madrid

el

inner sold out.jpg

‘2002’ de Anne-Marie, ‘Hands to Myself’ de Selena Gómez, ‘Close’ de Nick Jonas, ‘Dive’ de Ed Sheeran o ‘Sorry’ de Justin Bieber, entre otras muchas, tienen algo en común.Todas ellas contaron con Julia Michaels como compositora. Ahora, ha pasado a ser ella quien interpreta sus canciones y no ha podido tomar una mejor decisión.

Después de haber visitado Madrid como telonera de Niall Horan, la de Iowa ha vuelto con su propia gira, su Inner Monologue Tour. Ocurría el 4 de octubre en el Teatro Barceló con el cartel de entradas agotadas colgado en el que iba a ser su penúltimo concierto de su gira europea.

Iba a ser una noche donde la cantante, en un ambiente de libertad absoluta donde nadie iba a ser juzgado, animaba a los asistentes a bailar, cantar, saltar, sentir y reírse sin pensar en nada de lo que pasara fuera de esa sala.

Apenas unos minutos pasaban de las 21 horas cuando en el escenario ambientado de forma muy primaveral, con flores, aparecía la banda y justo después Julia Michaels enloquecía al público para dar comienzo a su noche con ‘Pink‘ antes de dar la bienvenida a quienes se hicieron con su entrada.

La cantante, agradecía a la capital que estuvieran en su primer concierto propio y tenía una pregunta muy fácil, “¿estáis preparados para pasarlo bien?” Y Madrid lo estaba, sin ninguna duda ya que muchos, habían esperado años para verla.

La entrega era visible con ‘I Miss You‘ con la que los cánticos resonaban con fuerza mientras se mantenía muy cerca del público sintiendo su calor. Make It Up To You‘ continuaba la fiesta y Julia, reconocía que le parecía una auténtica locura lo que estaba viviendo.

Era entonces cuando presentaba una de sus canciones favoritas, un ‘Worst in Me‘ con el que iluminaba la capital con los móviles del público acabando por los suelos con su guitarrista derrochando energía para después subir la temperatura del ambiente con ‘Heaven‘.

En una noche así, Julia se sinceraba con Madrid y contaba cómo antes de lanzar su carrera como cantante, tenía miedo de que la gente escuchase su voz y no les gustase. La verdad es, que se encontró con el caso contrario conquistando a millones de personas no sólo con su voz, sino con sus letras donde no ha dudado en hablar de todo tipo de temas como la ansiedad, el amor, la depresión y otras muchas cosas. 

Madrid y Julia eran uno mientras sonaba ‘Deep‘ y aún con incredulidad, miraba a quienes llenaban la Barceló para reconocer que era sin duda uno de los mejores públicos ante los que había tocado nunca. “Me encanta lo ruidosos que sois ¡me hace sentir muy bien!”

Con los asistentes en el bolsillo, como un auténtico torbellino de energía, interpretaba Into You‘ o Hurt Again‘ mientras veíamos cómo el tiempo volaba sin apenas darnos cuenta.

“Veo a mucha gente levantando las manos y en ellas, tenéis escrito “I love you”. Para los que no me conozcáis, tengo esa frase tatuada en la palma de la mano así que si la levanto, ya sabéis qué os quiero decir,” contaba Michaels con una amplia sonrisa.  

La siguiente en sonar era una de las canciones favoritas de la artista y no era otra que Happy‘ con la que en carteles con forma de diamante, veíamos un “you make us fucking happy” con la que bajaba del escenario hasta llegar a la mitad de la pista donde terminaba la canción.

En ese mismo lugar, entre su público, interpretaba una parte de Fuck You‘ que era seguida de cerca por Apple‘ acompañándose del ukelele y mientras todos gritaban con fuerza su nombre, nos hablaba de su mal gusto con los chicos con Falling for Boys‘.

De nuevo, volvía al escenario y allí, admitía que estaba completamente obsesionada con sus fans de España y su entrega absoluta. Era el momento de bajar el ritmo de la noche y se sentaba para regalarnos Priest‘. 

“La siguiente, la escribí hace año y medio y habla de cosas con las que lucho cada día como la ansiedad o la depresión. Estamos juntos en esto,” contaba pidiendo a la capital que gritase con fuerza y que abrazasen a quienes tuvieran al lado porque con ese simple gesto, podían mejorar notablemente el día de la otra persona.

Así, llegaba Anxiety‘, uno de los momentos más especiales y mágicos de la noche por la conexión que se estableció y que terminó en las voces de quienes llenaron la sala dejando una estampa única. 

“¿Estáis listos para bailar?” preguntaba. ¡Y tanto que lo estaban! Y así lo demostraron con Uh Huh‘ con la que admitía que amaba Madrid despidiéndose y desapareciendo.

El público quería otra y lo gritaba ante lo que la cantante regresaba, presentaba a su banda y nos brindaba un bonito ‘What a Time‘ que compartió con Rhys Meyers mientras el público les daba rosas rojas.

“Gracias por una noche maravillosa y gracias por hacer mi primer show sold out ¡no puedo esperar a volver!” Con esas palabras se despedía definitivamente poniendo el mejor fin al concierto posible. En aquel instante, llegaba la canción que lo empezó todo, un ‘Issues‘ que fue coreado a pleno pulmón por Madrid

Julia Michaels es sinónimo de buen rollo, un auténtico torbellino de energía, no para ni un segundo y es reflejo de disfrute absoluto de principio a fin. Julia ha llegado para quedarse y no sólo por cómo compone, sino porque tiene una forma única de estar sobre el escenario, es luz, carisma e ilusión que unido con su voz especial, están haciendo que el mundo se rinda ante ella. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s