El empoderamiento de Little Mix deja huella en el WiZink Center de Madrid

el

lm

Llegó el día y con él, el arranque de gira de las británicas Little Mix. Todo ello, ocurría el 16 de septiembre en el formato Ring + del WiZink Center de Madrid.

Después de haber agotado en un abrir y cerrar de ojos sus conciertos en La Riviera y Razzmatazz con su Get Weird Tour en 2016, por fin, estaban de vuelta en nuestro país.

En ésta ocasión, llegaban para presentar su álbum más reciente ‘LM5‘ y la expectación no podía ser mayor. Con puntualidad británica, las luces del recinto se apagaban y a las 20:30 horas, como si estuviéramos viendo un informativo, en las pantallas, hablaban de cómo el grupo se formó en 2011 y cómo han ido creando una legión de fans que se llaman mixers. Con un claro mensaje de empoderamiento, nos avisaban, “puede que sea demasiado para vosotros lo que estáis apunto de ver”.

Acto seguido, se sucedían diferentes frases en las pantallas: “somos el futuro”, “somos una hermandad”, “somos activistas”, “somos las provocativas”, “somos las alpha” y sin más tiempo para poder pensar, se oía un “Madrid, levantaos para el himno” mientras el cuarteto interpretaba ‘The National Manthem’ tras el que caía el telón y Jade, Jesy, Leigh-Anne y Perrie aparecían descendiendo en una plataforma mientras el escenario lo invadían sus bailarines para dar comienzo a la noche por todo lo alto con su más que potente ‘Salute‘ que ponía al público en pie mientras abrían alguna que otra boca ante semejante despliegue.

Power‘ tomaba el relevo antes de ver cómo la capital se dejaba la voz con su ‘Woman Like Me‘ mientras se sucedían unos visuales de los que era difícil quitar la vista. No hay duda de que Little Mix se han convertido en una girlband con un gran impacto en la gente joven y no tan joven y por eso, en una noche así, el empoderamiento era el protagonista del concierto y de su gira.

A lo largo de la noche, disfrutamos de diferentes cambio de vestuario, a cada cual más llamativo, y en aquel instante, mientras se preparaban, aparecía el presentador de Good Morning Britain, Piers Morgan con sus famosas palabras contra las británicas que eran culminadas con el “say it to my face” con el que el cuarteto enlazaba su potente ‘Wasabi‘ con una estética asiática antes de dirigirse a la capital.

“Solo puedo decir ¡WOW!” decía Leigh-Anne sin palabras mientras Madrid gritaba con fuerza el nombre de Jesy que se fundía en un abrazo con sus amigas y compañeras en el escenario.

“No puedo creer que hayan pasado tres años, ¡os hemos echado mucho de menos!” decían mientras advertían que iba a ser una noche donde nos harían cantar y así fue, el público se dejó la voz en todas y cada una de las canciones dejando una imagen inmejorable en las chicas de Little Mix.

lm2.jpg

Bounce Back‘ era la siguiente en sonar antes de disfrutar de parte de ‘Only You‘ que era seguida de cerca por el remix de ‘Black Magic‘ con el que convertían el WiZink Center en una auténtica fiesta inundándolo de luces láser.

Mientras los visuales se sucedían y uno de sus bailarines nos mostraba sus habilidades con ‘Strip‘, escuchábamos importantes mensajes como “toda tu fuerza está en todas tus cicatrices” o “nos levantaremos como hermanas para siempre”, siendo el reflejo de quiénes son ellas, de lo que se han convertido durante estos años.

Poco después, solas en el escenario y vestidas de blanco impoluto, nos brindaban ‘Told You So‘ y con un “no estáis solos, es parte del camino encontraros,” bajaban el ritmo e interpretaban de forma mágica ‘The Cure‘ antes de regalarnos un momento inolvidable.

“Sabemos lo importante que es la siguiente canción sobre todo para la comunidad LGTBI, ¡os queremos a todos!” Tras esas palabras y sin mayor presentación, llegaba ‘Secret Love Song Pt.2‘ con la que Madrid se iluminaba con miles de luces como si fueran estrellas mientras los colores de la bandera LGTBI brillaban con más fuerza que nunca convirtiéndose en uno de los momentos más memorables y emotivos de la noche.

“Sé el cambio.” “Deja atrás los estereotipos.” “Rompe moldes.” Esas contundentes palabras se proyectaban en las pantallas. Todo ello, antes de escuchar ‘Joan of Arc‘ metiéndose, aún más, al público en el bolsillo con un “puedo decir que sois el mejor público que hemos tenido nunca, ¡sois una locura!”.

En aquel instante, ponían a prueba a la capital dividiendo al público en tres para ver si eran capaces de seguir los pasos de baile de Leigh-Anne, Jade o Perrie, y la verdad es, que Madrid sacó una nota inmejorable en uno de los momentos más graciosos de la noche.

Acto seguido, viajábamos atrás en el tiempo recordando su ‘Wings‘ y Perrie compartía lo increíble que le estaba pareciendo el público y se sinceraba con un “tenéis todo mi corazón ahora mismo”.

La siguiente canción nos servía para afrontar una ruptura con fuerza e iba dedicada a todos aquellos que estuvieran pasando por esa situación. Así, presentaban ‘Shout Out To My Ex‘ donde las veíamos con bates de béisbol en la mano mostrando su faceta más rebelde y alocada y aún quedaba noche por delante.

Siguiendo el mensaje de fuerza y poder, recalcaban unas importantes palabras de Gloria Esteinem, “una feminista es alguien que reconoce la igualdad y humanidad completa de mujeres y hombres.” Así, afrontábamos su importante ‘Woman’s World‘ con el que se elevaban en una plataforma en el escenario mientras se dejaban las voces.

La parte final del concierto la afrontábamos mientras subía la temperatura con  el remix de ‘Reggaetón Lento‘ donde lo daban todo con sus bailarines y no dudaban en cantar una de sus canciones favoritas de ‘Glory Days’, su optimista ‘No More Sad Songs‘ tras el que llegaba ‘Think About Us‘ tras el que desaparecían.

little mix.jpg

El cuarteto se hacía de rogar un poco pero volvían para poner el broche de oro a una noche de reencuentro. La apoteósica ‘More Than Words‘ nos dejaba con la imparable ‘Touch‘ con la que se dejaban el resto dejando con ganas de mucho más y despidiéndose de los miles de asistentes que disfrutaron de un directo de altura.

No hay duda de que Little Mix son el referente de toda una generación. Las chicas, han sido capaces de crear un show único, lleno de fuerza, energía, bailes que quitan el aliento y de los que hacen que te quedes hipnotizado. Atrás queda lo que vivimos en La Riviera porque ahora, en formato grande, Little Mix son otro mundo.

Acompañadas por unos visuales de lo más trabajados, muestran su complicidad y sobre todo, lo bien que quedan sus armonías ante un público que no dudó ni un segundo en cantar cada canción como si fuera la última. Empoderamiento, motivación, hermandad, aceptación, trabajo, esfuerzo y humildad son algunas de las palabras que resumen una carrera que sigue en ascenso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s