La sencillez de Pablo López conquista al Teatro Real dentro del UMF 2018

el

Julio nos ha traído el Universal Music Festival y uno de los protagonistas confirmados vendió las entradas del emblemático Teatro Real en un abrir y cerrar de ojos. Pablo López, inmerso en su más que exitoso Tour Santa Libertad con el que está triunfando por toda España, llegaba a la capital por fin el 28 de julio.

Puntual, a las 21:30h, el malagueño aparecía en el escenario, admirando al público y disfrutando de la ovación de bienvenida antes de sentarse ante su inseparable piano con el que se había propuesto hacer magia. ‘El Camino‘ marcaba el inicio de la noche que empezaba de menos a más hasta llegar a un punto de éxtasis absoluto que se iba desencadenando con ‘El Niño‘ y ‘Vi‘.

“El que ha venido hoy, ha venido libre ¡se puñeteramente libre siempre, Madrid!,” ante ese grito sincero, llegaba ‘Ven‘ viendo poco después cómo se levantaba para situarse en el centro del escenario frente a las cientos de personas que abarrotaban el lugar.

Era el momento en el que mientras se arreglaba algún pequeño problema técnico, bromeaba con que sería un concierto aburrido que duraría seis o siete horas mientras irradiaba ilusión mirando al público entre el que se encontraba su madre. “Si lloro más del 50% de la canción, la repito,” decía arrancando las risas de los asistentes antes de seguir empezar a abrir su corazón.

“La música es un lenguaje, uno solo vive de las emociones y corres el riesgo de que la vida sea una puñetera canción,” contaba a un público que estaba hechizado. “¡Bendita música! Estamos intentando sobrellevar que hace seis años vinimos a una sala para que nos viera una compañía, Universal, unos compañeros que me permiten hacer locuras.” Tras eso, la locura se desataba en Madrid con su más que reconocido ‘El Patio‘ que levantaron unos cánticos a pleno pulmón que crearon un auténtico dueto entre artista y público regalando incluso un momento a capella único.

“El fuego que le metemos, se lo metemos al alma,” comentaba dando paso a ‘El Incendio‘ con el que arrasaba Madrid antes de seguir la entrega absoluta con ‘El Teléfono‘ y ‘Lo Imposible‘ y un más que especial ‘Dos Palabras‘ durante las que el público quedaba totalmente embelesado por el gran talento del malagueño.

“¡Viva la gente bonita! ¡Vivan las primeras veces!” gritaba bien alto en el Teatro Real, recordando cómo tocó en Madrid, en aquella sala “y el 12/12/12, Kim me dijo que había una tipa que quería apoyarme y cantar conmigo una canción. Nunca había escuchado cantar a alguien una canción que salía de mis entrañas,” así rememoraba viejos tiempos y una colaboración mágica. “Esa tipa que cantó esa canción conmigo, que hoy cumple años, ha venido a cantar conmigo esa canción.” En ese instante, Georgina aparecía y ambos, se fundían en un abrazo bajando las revoluciones y regalándonos un íntimo y especial ‘Te Espero Aquí‘ que quedará para siempre grabado en la retina de los asistentes.

Sin asimilar lo ocurrido, el ritmo se recuperaba con ‘Hijos del Verbo Amar‘ y ‘El Mundo‘ antes de contarnos las ganas que tenía de llegar a Madrid tras 43 conciertos. Tenía ganas de escuchar a la capital y fue una misión cumplida de principio a fin. Pronto, sonaba ‘La Dobleuve‘ y ‘Suplicando‘ tras las que compartía cómo un amigo hace poco le dijo que lo único que necesita uno es amor y ante eso, admitía que “estoy forrado de amor,” llevándose los aplausos y el cariño de los asistentes.

Durante ‘El Futuro‘ y con cara de incredulidad, aparecía por sorpresa Ludovico Vagnone que se ponía a la guitarra para quien al final de la canción sólo tenía palabras de agradecimiento y admiración reconociendo poco después que estaba siendo una noche inolvidable que recordará para siempre, despidiéndose con ‘La Libertad‘ ante el grito de “¡la vida y la música nos hace libres, hoy Madrid es libre!”

El público no abandonaba sus asientos y quería ver más y López, encantado, regresaba a su piano mientras una voz en off de un niño y del propio cantante hablaban. “Gracias por ser el mejor equipo del patio, mis mejores amigos. Gracias por hacerme libre porque cuando estáis, nunca quiero que me cuenten el final.”

Por desgracia las cosas buenas también terminan, pero aún quedaban sorpresas por vivir. Tras regalarnos ‘El Invierno Nos Aguarda‘ con el Teatro enmudecido y tras admitir que estaba sufriendo una sobredosis de emociones, nos presentaba a la siguiente invitada a su gran noche.

“Hay una tía que encontré de repente en el camino y que empezó a darme guantazos de verdad. Cuando estuvimos en México, en cada ciudad donde tocó en su país, me invitó, me invitó al país más importante, a su canción y quiero que se entere de cómo es Madrid.” Sin más preámbulos, Paty Cantú se unía a López para un especial ‘Déjame Ir‘ que conquistó al público.

Justo después, los flashes de los móviles iluminaban el Teatro Real y el cantante aprovechaba para reivindicar el amor de verdad, el amor de la gente que está haciendo la gira antes de dejarnos con un momento inigualable e íntimo con ‘Lo Saben Mis Zapatos‘, una auténtica bendición para los oídos donde la emoción estaba a flor de piel viendo cómo terminaba la canción a capella, sin micrófono, enamorando, aún más, a los asistentes.

Para el colofón final, López tenía un as bajo la manga. ‘El Gato‘ empezaba a sonar y a medida que avanzaba, Pablo Alborán sorprendía con su aparición por sorpresa revolucionando al público con un dueto único, de los que no se olvidan, donde ambos malagueños se fundieron a la perfección, sintiendo cada palabra.

“Gracias a la vida, al amor, al llanto, al sufrimiento y al que me ha visto sangrar, al que me aguanta y me aguantará, y al que me entiende y sabe que no hay un puñetero camino más fácil y brillante que el amor.” Tras esas sentidas y emotivas palabras, Pablo ponía el broche de oro a su noche con ‘Tu Enemigo‘ de nuevo con toda la banda en el escenario cerrando dos horas y media de puro sentimiento.

Erase un hombre pegado a un piano que vive cada canción como si fuera la última, como si no hubiera nada más. Pablo López es magia. Durante su concierto en el Teatro Real, escapamos del mundo, nos dejamos llevar y fuimos testigo de algo único. López, tan sólo con un piano y su pasión por lo que tiene entre manos, te remueve por dentro, te sacude con sus letras y hace que todo cambie. Su sencillez y humildad conquistaron el corazón de todas y cada una de las personas que abarrotaron el emblemático recinto que quedó completamente sacudido con el intenso directo del cantante.

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Pablo López - UMF 2018
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s