Lenny Kravitz desprende amor y aumenta las buenas vibraciones de Madrid con su potente directo

el
Foto de Mathieu Bitton

Hemos arrancado julio y lo hemos hecho de la mejor forma, de la mano de Lenny Kravitz. El 4 de julio aterrizaba en el WiZink Center de Madrid con su Raise Vibration Tour 2018.

Apenas cinco minutos pasaban de las 21:30h cuando las luces se apagaban y en la parte alta del escenario, con su inseparable guitarra y sus gafas de sol, Kravitz aparecía, animando al público desde el primer momento, dando comienzo a la noche a lo grande, con su inconfundible ‘Fly Away‘ que seguido muy de cerca por ‘Dig In‘ y un ‘Bring It On‘ con el que aprovechó para recorrer el escenario de lado a lado, recreándose con la guitarra.

Foto de Mathieu Bitton

Los móviles pronto se alzaban nada más escuchar las primeras notas de su versión del ‘American Woman‘ mientras veíamos las luces cambiar de colores emulando la bandera de Jamaica y cambiando a un sonido más reggae en su final, enlazándose con un ‘Get Up Stand Up‘ durante la que el cantante repetía bien alto un “¡defended vuestros derechos!”

“Cada día de nuestra vida es una bendición,” decía Lenny admirando a las miles de personas que tenía ante él, dándoles la bienvenida a su concierto. “Las cosas simples son los lujos y de corazón, os agradezco que vengáis y paséis la noche con nosotros para crear amor e incrementar las vibraciones que es lo que tenemos que hacer en los tiempos que corren.”

Tras esa petición del cantante, presentaba dos canciones que formarán parte de su próximo lanzamiento. Kravitz dejaba la guitarra de lado y Madrid disfrutaba de ‘It’s Enough‘ y ‘Low‘ antes de regresar a las viejas conocidas.

Foto de Mathieu Bitton

Tras un inicio de lo más intenso e incesante, el ritmo bajaba un poco, a su manera, con ‘It Ain’t Over Til It’s Over‘ con la que volvía a coger su guitarra. Empezaba acompañado por el piano de forma íntima hasta que fue a más uniendo el resto de instrumentos para acabar dejándose la piel. El ambiente relajado se extendía con ‘Can’t Get You Off My Mind‘ viajando hasta un ‘Believe‘ de lo más mágico.

Con ‘I Belong to You‘ llegaban las presentaciones de sus músicos mientras él, recibía los gritos del público ante el que se arrodillaba devolviendo su cariño en forma de aplauso. Tras esto, la recta final de la noche se desataba con ‘Mamma Said‘ y ‘Where Are We Runnin’?‘ y casi sin aliento, nos regalaba ‘The Chamber‘ con un final instrumental de lo más apoteósico.

De repente, un grito sonaba al unísono en el recinto al ver que ‘Again‘ era la siguiente en sonar antes de ver cómo desaparecían del escenario. Lenny poco se hacía esperar y tras un “a esto es a lo que vinimos,” dejaba que el amor fluyera en el WiZink Center con ‘Let Love Rule‘.

Ésta fue la canción donde vimos al cantante sintiendo en sus carnes el calor de la capital, metiéndose entre el público, recorriendo cada rincón de la pista hasta volver a su posición habiendo enloquecido a los asistentes antes de despedirse definitivamente con ‘Are You Gonna Go My Way‘ tras el que proclamaba su amor a España.

Lenny Kravitz es incombustible. El cantante tuvo al público en el bolsillo desde el primer instante. Haciendo temblar los cimientos del recinto, dio su mejor versión, demostrando que sigue manteniendo la frescura del primer día con un directo formado por canciones que le han acompañado a lo largo de toda su carrera haciendo las delicias de todos los presentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s