Madrid no quiso parpadear ante el talento de Niall Horan

el

soldoutniall

El Flicker World Tour es la gira que ha llevado a Niall Horan por el mundo presentando su debut como solista.

Una gira que ha contado con un gran aliciente, Julia Michaels de telonera. Tras agotar las entradas para Barcelona y Madrid en un abrir y cerrar de ojos, la expectación no podía ser mayor. Después de su cita en la ciudad condal, a La Riviera llegaban el 11 de abril dispuestos a ponerla patas arriba en el penúltimo concierto de la gira. 

Minutos antes de las 20h, con la sala abarrotada, la revelación Julia Michaels aparecía para calentar el ambiente con ‘Pink‘ y ‘Make It Up To You‘ tras las que admitía tener demasiadas ganas de tocar en Madrid.

En su setlist no faltaron su Heaven‘,  incluida en la última película de la saga 50 Sombras de Grey y el inconfundible ‘I Miss You‘ que creó junto a Clean Bandit. La Riviera, entregada, gritaba su nombre y la cantante mostraba, aún más, su agradecimiento y amor por ellos ante quienes se estaba siendo un auténtico torbellino, llenando cada rincón del escenario contando cómo sus canciones son muy personales y vulnerables y eso hace que, a veces, sea difícil cantarlas pero todo es más llevadero cuando el público las canta junto a ella. Así, respaldada por ellos, no se siente sola como le pasó con ‘Worst in Me‘ con la que los móviles iluminaban la sala. 

Julia, que hace nada ha estrenado ‘Jump‘ como nuevo single y en una noche así, no faltaba para agradecer el apoyo brindado antes de regalarnos un medley de canciones que ha compuesto para otros artistas como ‘Bad Liar‘, ‘Love Myself‘, ‘Good For You‘ o ‘Sorry‘ mientras nos acercábamos al final con ‘Uh Huh‘ y su inconfundible ‘Issues‘ con el reventó las listas de ventas de todo el mundo y La Riviera. 

Tras disfrutar de una inmejorable apertura de la noche los minutos seguían pasando y los nervios en la sala aumentaban. A las 21hs, las luces se apagaron desatando un grito ensordecedor mientras la banda y el gran protagonista del concierto aparecían tomando sus puestos. 

Niall LN
(@LivenationES)

Guitarra en mano, Niall Horan afrontaba el comienzo de la noche con ‘On the Loose‘ y ‘The Tide‘ creando el que sería un interminable dueto con el público que duró prácticamente cada canción.  

“¡Madrid! Bienvenidos al Flicker World Tour. ¡Que bueno es estar de vuelta!” admitía contando cómo había disfrutado de un par de días en nuestra ciudad antes de tocar esa noche. “Vamos a pasarlo muy bien,” advertía agradeciendo a todos su asistencia antes de seguir dando forma al concierto con ‘This Town‘ y ‘Paper Houses‘ con las que mantenía un ambiente relajado acompañado por los fuertes cánticos. 

A lo largo de la noche, vivimos diferentes intercambios de guitarras para acompañar a sus composiciones haciendo las delicias de sus fieles cuyos gritos se desataban anticipando cada canción con ganas y expectación. Tras ‘You and Me‘, hacía su propia versión de ‘Dancing in the Dark‘ de su cantante y compositor favorito, Bruce Springsteen con la que conseguía enmudecer por primera vez a los asistentes mientras la canción iba cobrando más fuerza según pasaban los segundos.

Con ‘Seeing Blind‘ los cánticos volvían y casi sin respirar, llegaba su sentida ‘Too Much to Ask‘ con la que seguía conquistando a la capital. En una noche así, el irlandés agradeció el apoyo a su debut como solista y ante todo, de corazón, agradecía que sus vivencias y sentimientos las hayan hecho suyas porque para eso escribía.

“La siguiente canción es la que da título al disco, la escribí en 20 minutos y significa mucho para mí,” así presentaba Flicker‘ con la que pedía que los móviles desaparecieran para disfrutarla con todos los sentidos puestos en él y así lo hicieron con la sala en silencio, embelesada por su talento.

Solo en el escenario con su guitarra, afrontábamos el momento más íntimo durante el que rescataba Fools Gold‘ de su etapa en One Direction y con la que desató la histeria y tras la que reconocía que Madrid no podían haber cantado más bonito.  

 

Niall LN 2
(@LivenationES)

De nuevo junto a su banda, Horan desplegaba su conocimiento del español recibiendo gritos con cada palabra que salía de su boca en nuestro idioma el cual admitía querer aprender más éste año. Poco después, presentaba una de las primeras canciones que escribió y que ha mejorado, y de qué manera, en directo. Tomando los mandos del piano, interpretaba ‘So Long‘ silenciando a los asistentes con un tema que empezaba prácticamente desnudo hasta que poco a poco, se unieron los instrumentos aportándole una fuerza inigualable. 

Canciones como ‘Since We’re Alone‘ y Fire Away‘ tampoco faltaron y marcaban el final de los temas tristes como el propio Niall nos comentaba. “Ahora necesito toda la energía que tenéis guardada ¿estáis preparados? ¡Cantad, bailad y haced lo que queráis.” 

Dicho y hecho, el público se dejó el resto mientras versionaba ‘Crying in the Club‘ de Camila Cabello antes de abandonar el escenario tras Mirrors‘ con la que el público se dejaba la suela de las zapatillas saltando. 

Su ausencia duraba poco y volvía para dejarse el resto poniendo el broche de oro a la noche. En ese instante, recuperaba ‘Drag Me Down‘ con la que la locura se volvía a desatar y poco después, con ‘Slow Hands‘, dejaba su inseparable guitarra para moverse por el escenario dejando ver su lado más seductor. 

“Gracias por venir a verme, no sabéis lo mucho que lo aprecio, ¿estáis felices?” preguntaba mientras recibía una respuesta afirmativa. Ante eso, la sonrisa de Niall aumentaba y tras pedir unos merecidos aplausos para su banda, reconocía el esfuerzo hecho por sus seguidores al pagar las entradas sintiéndose muy querido y se despedía definitivamente de la capital con ‘On My Own‘.

No hay duda de que Niall Horan triunfó y de qué manera. El público se dejó la garganta en cada nota ante un cantante que lo recibía con cariño dejándose la piel. El irlandés ha emprendido su etapa en solitario mostrando su talento en sus composiciones y llenando el escenario con su voz y su guitarra reventando cada lugar que ha recorrido con su primera gira.

Julia Michaels y Niall Horan son la fórmula perfecta del éxito, de principio a fin, consiguieron mantener al público entregado y son dos jóvenes promesas que seguirán dando mucho de qué hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s