Thirty Seconds to Mars hacen temblar los cimientos del WiZink Center con su Monolith Tour

Una semana después del lanzamiento de su nuevo trabajo, Thirty Seconds to Mars han vuelto a España para retomar con tres fechas su Monolith Tour. Cuatro años estuvieron en silencio y han regresado totalmente renovados, manteniendo su esencia y abriendo una nueva etapa en su carrera.

El 12 de abril se veían las caras con el WiZink Center de Madrid que estaba dispuestos a dejarse llevar por la música de los estadounidenses. Pocos minutos pasaban de las 21:30h cuando la oscuridad se hizo en el recinto y el escenario, en forma de cubo, empezaba a desprender luz mientras sus cuatro pantallas se elevaban durante ‘Monolith‘.

Con Shannon ya a los mandos de la batería, Jared Leto se unía a él y con un grito de “¡haced un jodido ruido!” revolucionaba a sus fieles para dar comienzo a la noche con ‘Up In The Air‘ con la que hacía que todos se agachasen dejando una estampa única antes de ver cómo los gritos aumentaban poco después con un auténtico himno, un ‘Kings & Queens‘ apoteósico con el que miles de manos formaban la triad elevándolas al cielo de la capital.

Casi sin recuperar el aliento, llegaba ‘Search and Destroy‘ con la que hacían saltar a los asistentes sin parar antes de abrir completamente el corazón con ellos. “Os voy a contar un secreto, no tenéis ni idea de lo que amamos esta ciudad”. Ante eso, los aplausos sonaron fuerte y Jared aprovechó para contar que era su tercer concierto oficial en Madrid y vio que para muchos, era el primero.

Con los puños en alto, comenzaba ‘This is War‘ con la que globos enormes llenaban la pista del WiZink Center antes de ver cómo el ritmo se relajaba un poco con una de sus canciones más recientes, ‘Dangerous Night‘ que fue la antesala para un ‘Do or Die‘ que nos sirvió para ver a Leto ondeando la bandera de España bien alto sin parar de moverse ni un solo segundo.

Pyres of Varanasi‘ desencadenaba la parte en acústico de la noche que empezaba con ‘The Kill (Bury Me)‘ con la que Jared se dejaba la voz antes de regalarnos una sentida versión de ‘Stay‘ de Rihanna para culminarla por todo lo alto con un ‘Hurricane‘ que propició el grito más grande de la noche y donde la entrega no pudo ser mayor.

Con ‘City of Angels‘, los móviles del público se elevaban como si fueran estrellas y poco más tarde, llegaba la insaciable ‘Night of the Hunter‘, donde el cantante hacía un pequeño alto para ver si una fan que se encontraba entre el público estaba bien. La preocupación fue aplaudida por el recinto que respondía con más cariño hacia la banda antes de ver cómo tras su ‘Rider‘, las pantallas bajaban para volver a formarse un cubo, cortándose el sonido bruscamente.

Los hermanos Leto poco se hacían de rogar y volvían transmitiendo en directo a través de Instagram uno de los grandes momentos de la noche. Era el turno de su ‘Walk on Water‘ que ponía Madrid patas arriba y nos sorprendía con un dueto único e irrepetible junto a Pablo López.

Ambos cantantes dejaban una estampa que quedará guardada para el recuerdo y donde las diferentes culturas se entremezclaron a la perfección con un público totalmente entregado.

“Os amo y nunca lo olvidaré. Ahora, quiero que os volváis locos, Madrid” esas eran las palabras de Jared antes de dejarse el resto con el colofón final.

Closer to the Edge‘ era la canción con la que se cerraba la noche y con la que muchos seguidores no perdían la oportunidad de subirse al escenario junto al grupo mientras el confeti inundaba la pista, despidiendo la noche con un “¡nunca olvidaremos esta noche mientras vivamos!”

En definitiva, Thirty Seconds To Mars nos regaló una de esas noches imposibles de olvidar. Sin grandes artilugios de por medio, hicieron de aquella noche un auténtico espectáculo. Una vez más, Jared Leto demostró que es un showman y un auténtico torbellino en el escenario porque sabe qué hacer en cada momento.

El público y los hermanos mostraron una sintonía única y absoluta de principio a fin en una noche de auténtico derroche de energía. A pesar de disfrutar tan solo de tres temas de su recién publicado ‘America‘, el grupo hizo las delicias de los asistentes recuperando sus canciones más míticas para convertir la capital en un karaoke, en una noche de euforia.

La verdad es, que los años parece que no pasan por Jared no sólo por su apariencia física que nos sigue mostrando a alguien que está en plena veintena sino que en el escenario, pasa lo mismo, es un culo inquieto que no pierde su cercanía, haciendo bromas y sobre todo, es de esos artistas que no dejan de interactuar en todo momento con el público. Thirty Seconds To Mars, ¡qué placer es veros encima de un escenario en España!

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr.

30 Seconds To Mars  - Monolith Tour
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s