Un carrusel de artistas se reúne para ayudar a México

mexico-es-que-me-acuerdo-en-madrid-wizink-center.jpg

Un carrusel de artistas da vida al cartel de México. Es que me acuerdo, un concierto solidario cuyos beneficios irán destinados a los damnificados por los terremotos que el año pasado sufrió el país latinoamericano. Más de 30 artistas se han sumado a este evento, organizado por Lesnits, EL PAÍS, As y Los 40 principales, que se celebra el 28 de febrero en el Winzink Center de Madrid.

Miguel Ríos, M-Clan, Los Secretos, Elefantes, Mikel Erentxun, Arkano, Rayden, Rozalén, Bely Basarte, Zahara, Marlango, Coque Malla, Andrés Suárez, Benjamín Prado, Miguel Campello, Marwan, Luis Ramiro, David Otero, Funambulista, César Pop, El Kanka, Arnau Griso, El niño de la hipoteca, Pedro Pastor, Jacobo Serra, Maika Makovski, Rafa Pons, Marta y Micó, Jorge Marazu, Lichis, Txetxu Altube, Dani Flaco, Lucas Masciano, Rebeca Jiménez, Keru Sánchez y Fito Mansilla forman el elenco de artistas que pasarán por el escenario en formato acústico.

La Fundación Alfredo Harp Helú será quien reciba los beneficios recaudados. Esta organización, radicada en Oaxaca,  trabaja en la reconstrucción de edificios dañados tras los sismos. Susana Pliego, directora general de Cooperación Educativa y Cultural del Gobierno mexicano, expuso en la presentación del concierto que “pueblos enteros están destruidos”, además de 1.300 edificios patrimoniales. La fundación utiliza materiales locales para las construcciones, que además de respetar la tradición y fisonomía del lugar son de carácter flexible, lo que minimiza los daños en caso de un nuevo temblor.

Las entradas se pueden comprar en Ticketea a partir de 20 euros. También se puede  colaborar a través de la fila 0 con 5 euros.

“Cartel como este es muy raro que ocurra”, subraya Ramón Arroyo, de Los Secretos, para llamar la atención sobre las posibilidades que abre el encuentro, con artistas de todos los géneros y épocas en un mismo espacio. A su lado, Rafa Pons añade que “no se sabe muy bien qué va a pasar” pero que el compañerismo entre los artistas que participan augura “una jornada muy divertida”. Los artistas que se han sumado enfatizan el poder de la música y la cultura como la mayor muestra de hermanamiento, especialmente en momentos de catástrofe como el que vivió México el pasado septiembre. “Cuando pasa algo en un lugar del mundo nos pasa a todos, como raza tenemos la capacidad, y es lo bonito del ser humano, de unirnos y de que ocurra lo que no sucede en nuestra forma normal de vivir, que vamos cada uno a nuestra bola”, expone el cantante David Otero.

México es “un país hermano”, como lo han definido, con un particular significado para cada uno de ellos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s