Melendi se quita las gafas por última vez ante un WiZink Center lleno

No cabe duda de que cada trabajo que publica, el éxito abraza al cantante mejorando los números del anterior.Quítate Las Gafas‘ no ha sido para menos, es el mejor trabajo de su carrera con el que ha cosechado el doble disco de platino, permaneciendo en el #1 durante varias semanas en una lista de ventas en la que lleva 58 semanas.

2017 está llegando a su fin y con él, Melendi se citaba con Barcelona y Madrid para cerrar una gira de vértigo. El 27 de diciembre, y por tercera vez, se ponía frente a un WiZink Center abarrotado, con el cartel de entradas agotadas colgado desde hace semanas en su último concierto de 2017.

Tan solo pasaban cinco minutos de las 21h cuando la banda se colocaba en sus posiciones y el asturiano hacía estallar la locura con su aparición dando comienzo a la noche con ‘Hijos del Mal‘.

“¡Buenas noches Madrid!” daba la bienvenida a las miles de personas del recinto. “No se pueden imaginar la gran ilusión que es terminar en este Palacio de los Deportes en estas fechas tan especiales,” reconocía recibiendo los aplausos del público que coreaba su nombre bien.

La noche empezaba a tomar forma con ‘Existen los Ángeles‘, ‘De Pequeño Fue el Coco‘, ‘Un Violinista en tu Tejado‘ y ‘Autofotos‘ durante las que los asistentes se pusieron en pie para cantar cada una de ellas.

Las primeras notas de ‘Como Una Vela‘ hacían que el público se viniera arriba y era Esmeralda quien a capella nos traía la magia. Guitarra en mano, cantaba la primera parte de la canción derrochando voz hasta que el asturiano reaparecía para seguir metiéndose en el bolsillo a los suyos.

A partir de entonces, la noche quedó dividida en tres eras. La primera, los años 80, reflejados en las pantallas con imágenes de cosas que ocurrieron en aquel entonces. Casi sin descanso, Melendi daba a Rosana junto a quien relajaba un poco el ritmo con ‘Flores de Agua y Plomo‘ y con quien también compartía el más que mítico ‘Si Tú No Estás Aquí‘ en versión rockera consiguiendo que los asistentes la cantaran a la perfección.

Durante la noche, disfrutamos de canciones de su trabajo más reciente pero tampoco faltaron los grandes éxitos que le han acompañado a lo largo de estos años y que convirtieron la capital en un karaoke, dejándose la voz como si no hubiera un mañana.

Así, el WiZink Center se venía abajo con ‘Con La Luna Llena‘, ‘Caminando por la Vida‘ y ‘Calle la Pantomima‘ que servían de preámbulo para ‘Destino o Casualidad‘ y ese ‘Desde Que Estamos Juntos‘ que abrió su nueva etapa y con el que nos hizo viajar hasta La Habana.

La segunda etapa del concierto nos hacía volver a los 90. Justo después de su correspondiente vídeo, no faltaba una de esas canciones que siempre estarán entre las favoritas de sus fieles, ‘Con Solo Una Sonrisa‘ y acto seguido, estaba planeada la siguiente sorpresa. Desafortunadamente, Malú no había podido asistir por enfermedad pero Melendi no dudó en dedicarle ese ‘Un Amor tan Grande‘ que iban a compartir.

Como cada noche, el asturiano dejó claro que siempre será un alumno más en la vida, aprendiendo en cada paso que da y en una noche de despedida, no podía faltar la canción más bonita que ha compuesto hasta el momento. Su himno ‘Cenizas en la Eternidad‘ sonó con más fuerza que nunca con el público completamente entregado iluminando el recinto con sus teléfonos.

Tras semejante momento difícil de olvidar, sonaban ‘Cheque al Portamor‘ y ‘Lágrimas Desordenadas‘ antes de meternos de lleno en la última etapa de la noche, los 2000.

Hasta su álbum debut volvíamos con el inconfundible ‘Hablando en Plata‘ que enloquecía a los presentes antes de seguir con su romántica ‘La Casa no es Igual‘ y la irresistible ‘La Promesa‘, desapareciendo poco más tarde al ritmo de ‘Tocado y Hundido‘ tras presentar a su banda.

El público, incansable, tenía cuerda para rato y querían más. El asturiano, poco tardaba en regresar para poner el broche final a su gira y dejaba como colofón final ‘El Amor Es Un Arte‘, ‘Tu Jardín con Enanitos‘ y ‘Yo Me Veo Contigo‘ con las que dejaba la entrega por todo lo alto.

Es indudable que Melendi ha disfrutado de un 2017 inigualable. Está en su mejor momento, disfrutando de los frutos de tantos años de trabajo. Durante esa noche, una vez más, disfrutamos de esa conexión tan especial que comparte el cantante con sus seguidores. Fue una de esas noches para enmarcar, de principio a fin, por la intensidad y la forma de dejarse la piel en cada segundo que está en el escenario.

El asturiano, no importan los años que pasen, mantiene esa humildad y carisma que tanto le caracterizan irradiando una ilusión única en cada concierto, como si fuera el primero. Madrid volvía a rendirse a sus pies en la última noche en la que el cantante se quitó las gafas junto a las miles de personas que le respaldaron.

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Melendi - Tour Quitate las Gafas Fin de Gira
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s