Bunbury supera con creces todas las #Expectativas en su cita con el WiZink Center de Madrid

Después del éxito conseguido en Santander y en su doble parada en Barcelona, Bunbury aterrizaba en la capital. Lo hacía en el WiZink Center con su Ex Tour 17-18 ante un público de lo más ansioso el 8 de diciembre. Las 21h marcaban los relojes de los asistentes cuando las luces se apagaban y sobre el escenario, veíamos a Los Santos Inocentes tomar posiciones al ritmo del instrumental de ‘Supongo‘ hasta que el protagonista, de blanco impoluto, aparecía entre aplausos.

La noche, empezaba por todo lo alto con sus canciones más recientes como ‘La Ceremonia de la Confusión‘, ‘La Actitud Correcta‘ o ‘La Cuna de Caín‘, todas ellas dentro de ‘Expectativas’ y con las que empezó a calentar el ambiente.

Madrid, es un inmenso placer estar con todos ustedes en el Palacio de los Deportes, siempre es un placer tocar aquí,” decía de corazón dando la bienvenida a las miles de personas que no se quisieron perder una cita tan especial.

“Venir a Madrid es para nosotros un privilegio y un honor y ésta noche, venimos a presentar un nuevo disco,” así nos preparaba para un viaje que duró dos horas intensas donde no faltó un recorrido por diferentes épocas de su carrera.

La noche fue tomando forma con canciones como ‘Porque Las Cosas Cambian‘ y ‘El Anzuelo‘ con el maño recorriendo el escenario de lado a lado, sintiendo el calor de sus fieles, entregados de principio a fin. El ritmo parecía que cesaba con ‘Parecemos Tontos‘ y poco después, en ‘Los Habitantes‘ veíamos cómo Bunbury cogía la guitarra por primera vez.

“En la gira pasada, abrimos la caja de Pandora y dejamos que salieran a relucir algunos tesoros que hemos pensado que van a seguir acompañándonos durante algún tiempo,” era entonces cuando recuperaba ‘El Mar No Cesa‘ de Héroes del Silencio y alguna otra que más adelante interpretó aumentando el disfrute absoluto de sus seguidores.

Con ‘El Rescate‘ volvíamos a 2004 y deshaciéndose de su chaqueta ante el calor que se estaba generando, el ritmo no cesaba y casi sin tiempo para respirar nos adentrábamos en el ecuador con ‘Despierta‘ y ‘El Hombre Delgado Que No Flaqueará Jamás‘ que levantó los cánticos de la capital mientras se desataba un guitarreo intenso en el recinto.

Hay Muy Poca Gente‘ creó la locura antes de seguir la fiesta a lo grande, viajando en el tiempo hasta 1987 con ‘Héroe de Leyenda‘ dándole un nuevo giro.

Mientras hablaba de la promoción de su música con la prensa y de esas preguntas de actualidad que suelen hacerle, comentaba que “si alguien tiene un interés en saber lo que los músicos pensamos sobre algo, el mejor lugar para acudir son nuestras propias canciones,” así daba paso a ‘En Bandeja de Plata‘ que fue seguida de cerca por ‘Más Alto Que Nosotros Sólo El Cielo‘ o ‘Mar Adentro‘ con la que relajaba un poco el ambiente.

En una noche así, no podía faltar la presentación de su banda y sus reiterados agradecimientos a quienes asistieron, iluminando la mirada de un Bunbury que lo dio todo de principio a fin, demostrando que sigue siendo todo un showman.

BUNBURY 5

Antes de desaparecer del escenario, cantaba a dúo con el público ‘De Todo El Mundo‘ y ‘Maldito Duende‘ con las que ponía el WiZink Center patas arriba, bajando incluso al foso, revolucionando a aquellos que se agolpaban contra las primeras filas, ansiando tocarle. Así era cómo se despedía de la capital, ¿o no?

El público quería más y ante su insistencia, el maño no se lo pensaba y volvía para afrontar la recta final, sombrero incluido. Era un broche final de infarto con el que dejó sin aliento a los asistentes, a ritmo de éxitos e himnos que le han ido acompañando a lo largo de su carrera. ‘Qué Tengas Suertecita‘ abría el colofón final dando paso a ‘El Extranjero‘, ‘Infinito‘, ‘‘ y el gran comienzo del final, ‘Lady Blue‘.

BUNBURY

Cuando parecía que todo había terminado mientras saludaban al público, la banda y el cantante recuperaban sus puestos para tocar una más para aquellos que quisieran quedarse y fue entonces cuando más de uno frenó en seco cuando estaba abandonando el recinto.

La despedida real llegaba con ‘La Constante‘, culminando una noche irrepetible e inolvidable donde Bunbury superó con creces las #Expectativas que el público se había creado. Incombustible, se dejó la piel de principio a fin y todos nos fuimos con su potente voz metida en la cabeza, en un bucle del que no podíamos escapar.

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Bunbury - Ex·Tour 17-18
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s