Amaral brilla como nunca en la despedida de su Gira Nocturnal

La espera había sido larga pero después de recorrer toda España y más allá de la mano de su disco más reciente, al fin el gran día había llegado. Amaral volvía a ponerse frente a un WiZink Center con el cartel de entradas agotadas. El 28 de octubre tenían una cita muy importante con sus seguidores porque no sólo llegaba el fin de gira de Nocturnal sino que esa noche quedaría inmortalizada para siempre.

Con el recinto abarrotado, pocos minutos pasaban de las 21:30h cuando las luces se apagaban y la intro empezaba a sonar mientras la banda, Juan y Eva tomaban posiciones para dar comienzo a la noche con ‘Unas Veces Se Gana y Otras Se Pierde‘ y un ‘Revolución‘ que sirvió para ver cómo la capital empezaba a vibrar con fuerza.

“Buenas noches Madrid, ¿estáis con nosotros?” ante esa pregunta, la respuesta fue afirmativa y las miles de personas que no habían querido perderse semejante noche subieron la intensidad de entrega con el inconfundible ‘Kamikaze‘.

“Nos sentimos muy afortunados de que estéis con nosotros esta noche en la que el círculo se cierra, en la que vamos a capturar un momento y a convertirlo en un segundo eterno,” esas eran las primeras palabras de una Eva que irradiaba emoción y felicidad a partes iguales viendo el antiguo Palacio de los Deportes hasta arriba. Así, aprovechaba para dar paso a ‘Salir Corriendo‘ y ‘No Sé Qué Hacer Con Mi Vida‘ donde se deshacía de la guitarra, viviendo con ganas cada segundo.

“Desde el escenario la visión deja sin palabras y me cuesta sacar la voz porque estoy muy emocionada,” admitía de corazón poco más tarde. Fue una noche de agradecimiento continuo por la tremenda acogida y había una gran verdad establecida, “esta noche nuestra superluna será la última vez que salga.” Esa luna que ha sido su gran talismán durante estos años y en una noche así de especial se apagaría en una despedida que dejaría grandes momentos para el recuerdo de los asistentes.

Creando su propio cielo estrellado, disfrutábamos de ‘Nocturnal‘ y casi sin tiempo para respirar, llegaban ‘Lo Que Nos Mantiene Unidos‘, ‘Cuando Suba la Marea‘ y el ya mítico ‘Días de Verano‘ que se coreó a pleno pulmón en la capital.

“En la siguiente canción hay una frase que dice ‘necesito alguien que comprenda que estoy sola en medio de un montón de gente’. Nos gusta recordar esa frase en noches como las de hoy.” Una noche donde era imposible sentirse solo tanto como espectador como ellos mismos como artistas porque todos esa noche se habían unido con una misma finalidad.

Si por alguna pequeña razón, alguien esa noche se sentía solo, los de Zaragoza prestaban su música como compañía y tras un “muchas gracias a los que han hecho posible que el universo este sobre nuestras cabezas,” vivíamos uno de los momentos más especiales con ‘El Universo Sobre Mí‘ que sirvió de preámbulo para ‘500 Vidas‘ donde vivimos un final apoteósico con el público, todos a una, manteniendo sus manos mirando al cielo.

Aquella noche, fue una de esas noches donde cada una de las canciones que interpretaron sonaron a himno, de esas donde Amaral y el público estableció una sintonía particular y especial, una conexión perfecta que hizo que se dejaran la piel de principio a fin con una entrega mutua.

Al ecuador de la noche llegábamos con Eva frente al theremín, emulando sonidos marinos que dieron paso a ‘Estrella de Mar‘ donde el público, lleno de gente de todas las ciudades de España, se desató y tras ‘Noche de Cuchillos‘ era hora de bajar el incesante ritmo.

Con ‘La Niebla‘ afrontábamos una parte más acústica donde Amaral brilló más que nunca, más que la luna que les ha acompañado estos años. Aprovechando la ocasión, a solas ambos en el escenario, viajábamos hasta finales de los 90 cuando llegaron a Madrid, y recuperaban una canción que hacía mucho que no tocaban pero que querían regalar en esa noche única. Era entonces cuando sonaba ‘Un Día Más‘.

Es innegable que lo de Amaral ha sido una carrera en ascenso, donde no han dejado de dar saltos y de lanzarse al vacío pero siempre lo han hecho con su propio salvavidas, sus seguidores, para quienes esa noche se les hacía difícil verbalizar el agradecimiento que sentían hacia ellos y así lo admitía Juan.

El dúo también se acordó de los más pequeños a quienes dedicaron ‘Salta‘ y de nuevo con toda la banda en el escenario, desprendían magia con dos auténticos himnos que les han acompañado a lo largo de los años como son ‘Moriría Por Vos‘ y ‘Como Hablar‘ donde Eva se dejó el alma sintiendo cada una de las palabras que cantaba.

La recta final la afrontábamos con ‘La Ciudad Maldita‘ y ese ‘Hoy Es El Principio del Final‘ que tenía más sentido que nunca porque cada vez estábamos más cerca del cierre de una etapa para el dúo. Aún con el público saltando, llegaba ‘Marta, Sebas, Guille y los Demás‘ y antes de abandonar el escenario, Eva se desataba con ‘Chatarra‘ llevándonos después ‘Hacia lo Salvaje‘.

Los asistentes parecía que seguían teniendo aguante para rato y no dudaron en pedir una más ante lo que Amaral no se resistió y volvieron al escenario. Con el recinto completamente iluminado por los móviles, como si de estrellas se tratasen, llenaban de magia la capital con ‘En El Tiempo Equivocado‘ y el éxtasis se desencadenó con ‘Llévame Muy Lejos‘ y ‘Sin Ti No Soy Nada‘. El broche de oro llegaba después de los agradecimientos, papel en mano, a todas y cada una de las personas que habían hecho aquella noche posible, cerrando finalmente su era Nocturnal de la mano de ‘Nadie Nos Recordará‘.

Fueron dos horas y media de puro sentimiento, de emoción y de mucha música. Con dos décadas de carrera a sus espaldas, los zaragozanos siguen en plena forma, con más fuerza que nunca, demostrando que sienten la misma emoción que el primer día conquistando escenario tras escenario.

De la Boca del Lobo han llegado hasta el WiZink Center, evolucionando, creciendo, volando cada vez más alto, haciendo lo que les gusta y arriesgando en cada paso que han dado en su carrera. El 28 de octubre cerraron por todo lo alto un nuevo y exitoso ciclo con uno de los mejores conciertos que han ofrecido nunca, consiguiendo que todas las canciones del setlist sonasen a auténticos himnos que fueron coreados a pleno pulmón por las miles de personas que abarrotaron el recinto. Amaral y su superluna brillaron como nunca en un fin de gira que nos dejó sin aliento.

No te pierdas toda la galería de fotos en HD en nuestro Flickr.

Amaral - Fin de Gira Nocturnal
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s