Alejandro Sanz nos regala una noche más que histórica

El pasado mes de diciembre, tras su fin de gira Sirope Vivo, las pantallas del WiZink Center nos decían que reservásemos el 24 de junio de 2017. Fue en el mes de enero, cuando llegaba la gran noticia: ‘Más Es Más‘, un concierto único e irrepetible y su epicentro, sería ‘Más‘, el álbum más vendido en la historia de España.

El Estadio Vicente Calderón, cerraba sus puertas definitivamente, y lo hacía con el mejor sabor de boca posible. ¿El protagonista? Alejandro Sanz y un concierto para la historia con el cartel de entradas agotadas colgado en tiempo récord y una expectación inmensa ya que habían sido muchos los invitados confirmados.

Nada más y nada menos que 20 años hace del lanzamiento de ‘Más‘ y las canciones, siguen tan vivas como el primer día, convertidas en clásicos, como vimos a lo largo de esa noche. Noche que demoró su comienzo debido a algún que otro problema que hasta no resolverse, no daría paso al espectáculo.

Cerca de las 22:10h la desesperación terminaba, las luces se apagaban y la numerosa banda, tomaba el escenario. Poco después, tras una sacudida de confeti al cielo, Alejandro Sanz emergía en la pasarela desatando la locura y así, nos preparábamos para lo que iba a suceder.

Con una de sus tantas inseparables guitarras encima, el concierto daba el pistoletazo de salida con ‘Hoy Que No Estás‘ durante la que aparecía el primer invitado, nada más y nada menos que Dani Martín rompía el hielo y poco después, llegaba ‘Aquello Que Me Diste‘ donde a los mandos del piano, veíamos a Pablo López quien no dudó en unir su voz a uno de los grandes referentes de la música de nuestro país y más allá.

“Buenas noches, mi nombre es Alejandro Sánchez Pizarro. Nací en Madrid y me crié en medio mundo,” así se presentaba ante un público cuyos aplausos no cesaban, dándonos la bienvenida a su gran noche. “No tenía mejor plan para esta noche y no se me ocurre nada mejor que estar los próximos 20 años cantándole a ustedes,” decía con una amplia sonrisa, deseando que todos disfrutasen de un concierto hecho para ellos.

Así, la noche seguía tomando rumbo a golpe de sorpresas y momentos que quedarán para siempre grabados en nuestras retinas. ‘La Fuerza del Corazón‘ era la siguiente canción en sonar y con ella, veíamos la energía y carisma de Laura Pausini tomar el escenario, recorriendo la pasarela con su amigo y compañero, antes de dar paso a Antonio Carmona, quien nos hizo bailar al ritmo del inconfundible ‘Para Que Tú No Llores‘.

Agradecido en todo momento, Alejandro habló de sueños, de cómo la primera vez que pisó el Calderón, fue para ver a los Rolling Stones y era entonces cuando soñaba con alguna vez, estar en ese mismo escenario, y lo consiguió. “Hay algo que les quiero decir, no les de miedo soñar, no les de miedo creer en lo que crean, porque todo en la vida, se puede,” y es algo que él mismo ha demostrado con años de lucha, esfuerzo y trabajo y en una noche así, prometía darlo todo para hacer felices a los más de 50.000 afortunados que abarrotaban el estadio.

La noche no sólo contaría con pesos pesados de nuestro país sino que también, vimos a artistas de la talla de Juanes con quien compartía su más que exitoso ‘Quisiera Ser‘ antes de meternos de lleno en uno de los momentos más especiales de Más Es Más.

Las primeras estrofas de ‘Aprendiz‘ sonaban en boca de Alejandro hasta que de repente, la voz de Malú, con fuerza, emergía en la pasarela y los móviles de los asistentes empezaban a inmortalizar el momento. Cuando el maestro y quien fue su aprendiz, se unen en el mismo escenario, hay un derroche de complicidad y sobre todo, un cariño, que traspasa y sin duda, nos regalaron uno de los instantes más especiales.

Alejandro, es de los que cumplen sus promesas, y ayer, cumplía una que hizo hace meses. Cristina Portas, concursante de Got Talent, tampoco faltaba a la gran cita e interpretaba en lenguaje de signos ‘Siempre Es De Noche‘ mientras a la voz, Miguel Poveda derrochaba pasión.

Casi sin darnos cuenta, el escenario se llenaba de los chicos del Coro Safari, quienes ondeaban banderas de diferentes países del mundo, al ritmo de ‘La Margarita Dijo No‘ para la cuál, aparecía Antonio Orozco y ésta, servía de preámbulo para el himno ‘Looking For Paradise‘ donde era Sara, una de las coristas de Sanz, quien brillaba junto a él.

El cantante, que recientemente se convertía en Persona del Año 2017 por la Academia Latina de la Grabación®, estaba viviendo una noche única y se reflejaba en la ilusión que irradiaba compartiendo escenario con compañeros y amigos. El siguiente de los duetos, fue uno que brilló como las estrellas. Pastora Soler era la protagonista, y juntos, transmitían una pasión que se apoderaba de los asistentes.

Los aplausos y gritos, no cesaron en toda la noche pero parecía que el público tenía ganas en especial de ver cómo se juntaban dos pesos pesados de nuestra música. Cerca del ecuador del concierto, Pablo Alborán hacía acto de presencia y nos regalaban un medley compuesto por ‘He Sido Tan Feliz Contigo‘, ‘El Alma Al Aire‘, ‘Regálame La Silla‘ y ‘Hoy Llueve, Hoy Duele‘ que, como cada canción, fue coreado por el Calderón.

“Nunca he ensayado tanto en mi vida,” reconocía Alejandro a sus fieles. Cabe recordar que lleva meses preparando la locura que esa noche se hacía realidad. Un sueño que contó con una producción diseñada especialmente para ese Más Es Más. “Somos una familia diferente,” decía a los suyos, encantado con la entrega y con el apoyo que le han mostrado a lo largo de su carrera.

Poco después, era el momento de ‘Me Iré‘ y con ella, otro grande de nuestra música como es Miguel Bosé, aparecía en las gradas hasta unirse en el mismo escenario creando un choque de voces único. Y quien tampoco se quiso perder la gran fiesta de ‘Más’ y de Alejandro, fue Vicente Amigo quien dejó que sus dedos creasen magia con la guitarra mientras sonaba ‘Corazón Partio‘, una de las canciones más emblemáticas y por ello, de las más coreadas de la noche.

La noche dejó muchos momentos únicos, duetos difíciles de olvidar, especiales, uniones que traspasan por el valor que tienen. Uno de los momentos más mágicos, llegaba con ‘Amiga Mía‘. La pasión, la voz y el talento de India Martínez estallaban durante la canción y nos invadían miles de sentimientos.

Casi sin recuperarnos, veíamos en otra de las pasarelas a Vanesa Martín, una de las causantes de la subida de temperatura de la noche. Junto a Alejandro, interpretaba una de las canciones más actuales, ese ‘Deja Que Te Bese‘ donde era visible la gran conexión entre ambos, palpándose el disfrute de la malagueña que se arrancaba con unos bailes contagiando a los asistentes, mientras el fuego incluso aparecía en forma de fogonazos en el escenario.

Otro de los invitados internacionales y reconocidos desde hace años, era nada más y nada menos que Juan Luis Guerra. Los dos maestros, nos brindaban una versión mucho más bailable del romántico ‘Desde Cuando‘ antes de ver a un par de mexicanos en el escenario que siguen creciendo con fuerza en España. Jesse y Joy eran los siguientes en hacer acto de presencia y aprovechaban para recorrer la pasarela sintiendo el calor del público, compartiendo ‘No Soy Una de Esas‘.

Poco a poco, el final de la noche se acercaba y la emoción la tuvimos a flor de piel con ‘Cuando Nadie Me Ve‘. Fue uno de esos momentos donde se nos pusieron los pelos de punta y donde Sanz, se abría en canal ante las miles de personas, de forma muy íntima, viendo cómo junto a un piano, Niña Pastori aparecía, aumentando el sentimiento creado, poniéndose su alma en la canción que además unió a ‘Cai‘ llegando a emocionar al de Moratalaz.

Y si hay una canción que ha sido importante para Alejandro pero también para uno de los invitados de esa noche, era ‘Y, ¿Si Fuera Ella?‘. Para ésta, la otra parte del dueto corría a cargo de David Bisbal. Juntos, elevaron al cielo los cánticos del público, llegando a unos niveles de escándalo, todos unidos a una misma voz. El último invitado, era Manuel Carrasco y para él, había dejado ‘Ese Último Momento‘, canción que los dos disfrutaron al máximo mientras a nuestras cabezas llegaba el pensamiento de que poco tiempo nos quedaba de espectáculo.

El cantante no quería irse del escenario sin antes mostrar su agradecimiento. Alejandro, se acordaba de toda la gente que hizo posible el concierto, de su público, los más importantes, porque sin ellos, el concierto no hubiera existido, de las dos bandas que se unieron a él en el escenario, de quienes trabajaron en el montaje, de los técnicos, de todos sus invitados, y un largo etcétera, despidiéndose después con su ‘Yo Te Traigo… 20 Años‘.

El público, incansable, pedía otra más y antes eso ¿quién se podía resistir? Alejandro regresaba para el colofón final. Un piano aparecía en medio de la pasarela y a solas, a sus mandos, interpretaba una de las imprescindibles, ese mágico ‘Lo Ves‘ lleno de sentimiento y poco más tarde, hacía cantar a todos con su imprescindible ‘No Es Lo Mismo‘ para acabar en con otro gran salto en el tiempo con ‘Tu Letra Podré Acariciar‘ donde se elevaba ante un Calderón que más que nunca, estaba a sus pies.

Fue con un “el concierto se apaga, pero Madrid se enciende,” cuando los fuegos artificiales tomaban el cielo de la capital al ritmo de ‘Pisando Fuerte‘ marcando así, la despedida final de una noche inolvidable.

Más Es Más ha sido uno de esos conciertos que han marcado un antes y un después en la historia de la música. Aunque la vida no se detiene, muchos, esa noche quisieron parar el tiempo porque Alejandro nos robó el alma junto a unas uniones hechas con el corazón, brindando infinidad de momentos mágicos a cada minuto que pasaba y nos elevó hasta el paraíso y más allá.

Mientras dejaba su alma al aire y a disposición de todos, ponía tiritas en los corazones partíos y ella, fue más libre que nunca con una banda sonora que nos recordó lo bello que es vivir. El artista, nos entregó todas sus emociones en un 20 Aniversario que jamás olvidaremos porque a día de hoy, Alejandro sigue siendo ejemplo de que todos los sueños, se cumplen si se persiguen, si se lucha por ellos porque el 24 de junio, la fuerza de su corazón brilló más que nunca y el aire se llenó de miles de sonrisas, todas causadas por su presencia. No hay duda de que las creaciones del maestro, por muchos años que pasen, serán recordadas para la eternidad, porque su música es su mayor verdad y porque sólo soñamos con 20 años más disfrutando de tanta magia.

No te pierdas la galería del photocall y las fotografías del concierto en HD en nuestro Flickr!