Melendi mantiene su promesa de amor con Madrid

No cabe duda de que Melendi está viviendo uno de los momentos más grandes y dulces de su carrera.Quítate Las Gafas‘ arrasó en 2016 y a día de hoy, sigue siendo el disco más vendido en España.

Tras arrasar con su gira de presentación en Latinoamérica y Estados Unidos, ha llegado el turno de España para disfrutar de una de las grandes giras nacionales del año, una de las más esperadas. Dos son las fechas en Madrid, ambas con el cartel de entradas agotadas colgado desde hacía meses.

La primera de las citas con el WiZink Center llegó el 19 de mayo e iba a ser una noche donde el asturiano nos quitaría las gafas a golpe de grandes éxitos y de sus canciones más recientes. El cantante estuvo acompañado por su banda de toda la vida y contó con el respaldo de un total de doce pantallas, que hicieron todo mucho más visible, gracias a los efectos visuales y a las imágenes que se fueron proyectando a lo largo de la noche.

A las 21:30h arrancaba la gran primera noche del asturiano. Lo hacía de la mano de canciones como ‘Hijos del Mal‘, ‘Piratas del Bar Caribe‘ o ‘Existen Los Ángeles‘ con las que hacía prever que nos esperaba un concierto donde repasaríamos su carrera consiguiendo el balance perfecto en el setlist.

Pronto, Melendi aprovechaba para dar la bienvenida a su público, admitiendo que sería una noche inolvidable para él, pero lo que más claro teníamos es, que sería una gran noche para las miles de personas que llevaban meses ansiosos por verle y disfrutarle.

Aprovechando ese momento, incluso nos regalaba un trozo de ‘Canción de Amor Propio‘, versionando al mismísimo Ismael Serrano, arrancando los aplausos del recinto que cantó a pleno pulmón sus siguientes canciones, ‘Mi Primer Beso‘ y ‘Un Violinista en tu Tejado‘.

La entrega del público fue inigualable desde que pisó el escenario y a lo largo de la noche, fue a más. A su octavo trabajo volvíamos con ‘Mi Mayor Fortuna‘ y ‘Flores de Agua y Plomo‘ recordando en medio de ambas su inconfundible ‘Como Una Vela‘ con el que hizo vibrar a los asistentes.

Después de parar el concierto para llamar a las asistencias sanitarias para atender a alguien del público, Melendi retomaba el concierto. Lo hacía, creando un auténtico karaoke, viviéndose uno de los momentos álgidos de la noche con tres éxitos que le han acompañado a lo largo de su carrera como son ‘Con la Luna Llena‘, ‘Caminando por la Vida‘ o ese ‘Calle Pantomima‘, ésta última más especial ya que fue una calle que inventó para poder encontrarse con los suyos en sueños.

Los cánticos no cesaban mientras nos acercábamos al ecuador de la noche con ‘Destino o Casualidad‘, ‘Perdóname Ángel‘ o ‘Loco‘, desatando una auténtica locura con ésta última que fue a más cuando, si era posible, cuando rescataba de ‘Sin Noticias de Holanda’ aquel ‘Hablando en Plata‘ que hizo temblar los cimientos del WiZink Center.

El cantante que ha demostrado una evolución en todos los aspectos a lo largo de su carrera, en su último trabajo ha querido experimentar y probar diferentes estilos siendo algo que ha sido acogido con los brazos abiertos por sus fieles. Por eso, en esa presentación en directo y en una noche así, quiso hacer mover las caderas a la capital con ese ‘Desde que Estamos Juntos‘ que sirvió de primer adelanto de su octavo trabajo.

La noche nos aguardaba una sorpresa. Melendi hablaba de su paso por La Voz donde había encontrado gente con talento y entre todos, hubo alguien que le sorprendió como persona y como cantante. Fue entonces cuando invitó a Alex Forriols, a quien le prestó su escenario para presentar su single ‘Voy a Seguir‘ con el que recibió los aplausos del público.

Tras ese momento especial, volábamos hasta 2005 con ese ‘Con Solo una Sonrisa‘ que nunca pasará de moda antes de presenciar cómo el asturiano se abría completamente a sus seguidores reconociendo que ‘el amor tiene que parecerse mucho a esta canción’ dando paso a ‘Un Amor tan Grande‘ con la que la emoción se desbordó.

Melendi, con la sinceridad como bandera, contaba que el amor es una tarea pendiente y que siempre será un alumno más, aprendiendo cada día, creciendo como persona y admitía que si tuviera que volver a nacer, preferiría que fuera en septiembre aunque hay algo que no cambiaría, “aún sigo buscando fuera lo que siempre estuvo dentro”.

“A los 38, sé lo que quiero ser de mayor,” decía el cantante desatando alguna que otra risa, “Pedro Sosa lo define muy bien,” así, como un libro abierto versionaba ‘Hombre‘ que era seguida muy de cerca por la canción con mayor carga emocional que ha compuesto. Esa canción que es todo un himno para sus guerreros, esa en la que dejó el alma en forma de agradecimiento por su apoyo incondicional. Era entonces cuando su ‘Cenizas en la Eternidad‘ retumbaba en un WiZink Center que se iluminó con los móviles de los asistentes dejando una estampa difícil de olvidar.

La recta final que nadie quería que llegase se iba acercando. Lo hacía con su más que conocida ‘Cheque al Portamor‘ y ese ‘Quítate las Gafas‘ que da título a su octavo trabajo con los que seguía dejándose la piel en el escenario, recorriéndolo de lado a lado, sin parar.

“Madrid, les voy a hacer una promesa,” así llegaba la canción más romántica de todo su repertorio, ‘La Promesa‘ antes de despedirse con un ‘gracias Madrid’ dejando la energía al máximo en el ambiente con ‘Lagrimas Desordenadas‘.

El público, a pesar de llevar dos horas de concierto, querían más e incansables, pedían otra canción. Bien sabido es, que poca resistencia opone Melendi ante esa petición y poco se hizo de rogar. El cantante regresaba para la traca final de la noche que se iniciaba con ‘Tocado y Hundido‘.

El asturiano reconocía que era un concierto muy importante y compartía lo orgulloso que está de compartir el escenario con su banda, quiénes han sido y son grandes maestros de su vida. En ese momento, se llevaban su merecida ronda de aplausos antes de continuar con el colofón final que llegaba con ‘Tu Jardín con Enanitos‘ y ‘Yo Me Veo Contigo‘ con los que ponía el punto y final a su primera gran noche en la capital con la mejor de las sonrisas.

El 19 de mayo, un incansable Melendi reinó en el primero de sus dos citas en el WiZink Center con sold out. El asturiano regaló hasta dos horas y media de concierto, con un balance perfecto en el setlist, reuniendo canciones de cada época, disfrutando cada una de ellas, imparable.

¿Una de las mejores cosas que se viven en sus directos? La gran conexión que se establece con su público. Sin duda, fue otra de esas noches que quedarán grabadas para el recuerdo. Los años pasan, su fama crece y su evolución es evidente en todos los aspectos pero hay cosas que nunca cambian: la transparencia, la humildad y la cercanía del asturiano. No defrauda, se deja el alma en todo lo que hace, en un camino que sigue tomando forma más de diez años después de haberlo emprendido. Lleno de sentimiento y con la ilusión del primer día, Melendi mantiene su promesa de amor con Madrid.

No te pierdas toda la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Melendi - Tour Quitate las Gafas
Anuncios

Un comentario en “Melendi mantiene su promesa de amor con Madrid

  1. Pingback: Melendi presenta su nuevo single ‘Destino o Casualidad’ junto a Ha*Ash |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s