Shawn Mendes deslumbra a la capital con su talento

Shawn

El pasado 27 de abril arrancaba el esperado Illuminate World Tour de Shawn Mendes. Tras arrasar en sus primeras citas, España y Portugal eran sus próximas paradas.

Madrid, la primera de ellas, se hacía realidad el 9 de Mayo en el WiZink Center que ya consiguió llenar en la ocasión anterior en su único concierto en nuestro país.

Shawn Mendes está de vuelta en nuestro país para hacer doblete, demostrando que su legión de fans no deja de crecer. Después del despliegue de talento del británico James TW, quien se encargó de calentar el ambiente previo, fue a las 19:30h cuando las luces del recinto se apagaron. Acto seguido, una esfera elevada en la parte trasera de la pista se iluminaba y una voz en off nos daba la bienvenida a ‘Illuminate‘ viendo poco después al canadiense tomar el escenario desatando el griterío de las miles de personas.

Guitarra en mano, la encargada de abrir la velada, era su más que reciente ‘There’s Nothing Holdin’ Me Back‘ con la que presentaba la reedición de su último trabajo y con la que daba el pistoletazo de salida perfecto y potente a su concierto.

“Madrid, ¿cómo estáis? ¡Tenía muchas ganas de volver!” admitía encantado con la entrega de los suyos dando paso a ‘The Weight‘ y ‘A Little Too Much‘ con las que apaciguaba el ambiente haciendo que las miles de voces se unieran para hacerle los coros.

A lo largo de la tarde, vimos cómo el cantante hacía un intercambio de guitarras cogiendo pronto la eléctrica para regalarnos su seductora ‘Lights On‘ quedando iluminado por su público antes de deleitarnos con un medley que fue de menos a más y que estuvo compuesto por temas como ‘I Don’t Even Know Your Name‘, ‘Aftertaste‘ o ‘Kid in Love‘ con las que hicimos un viaje recorriendo su exitoso debut con el que se metió al público en el bolsillo.

Poco después, llegaba uno de los momentos álgidos de la tarde. Precisamente llegaba con una de esas canciones que conquistaron las listas de todo el mundo, ese ‘Stitches‘ que sonó como nunca en el WiZink Center.

A su álbum más actual volvíamos de la mano de ‘Bad Reputation‘ con la que derrocaba voz dejando a más de uno con la boca abierta y ésta, servía de preámbulo para ‘Ruin‘ durante la que volvía a dirigirse al público con un, “mañana cuando os levantéis sin voz, quiero que sea porque habéis gritado como nunca antes se ha gritado en este recinto.”

Sus órdenes, fueron cumplidas al pie de la letra y sus incondicionales se encargaron de aumentar la potencia de sus cánticos, ampliando aún más si se podía, la sonrisa del canadiense.

El ecuador del concierto lo afrontábamos desde un pequeño escenario dispuesto al final de la pista. Mientras sus seguidores corrían hacia él, Shawn aparecía, a solas, y se ponía a los mandos del piano para dejar fuir su magia de forma más íntima y especial.

Así, llegaba ‘Life of the Party‘ con la que nos trasladaba al mismísimo cielo y de nuevo, cogiendo su guitarra escuchábamos ‘Three Empty Words‘ y ‘Patience‘ que resonaron en el recinto antes de ver cómo dejaba todos los instrumentos de lado para sentir el calor de su público más cerca que nunca, moviéndose por el escenario, tocando sus manos, interpretando ‘Roses‘.

Al escenario principal volvía con ‘No Promises‘ y pronto, presentaba una de las últimas canciones que escribió para ‘Illuminate’. “Sentía que era la que faltaba, ¿por qué no escribir una canción sobre qué es ser humano y entendernos a nosotros mismos?” explicaba dando paso a ‘Understand‘, tema que creó una estampa única mientras el público levantaba carteles donde se leía ‘You Illuminate Us’ llenando de luz el recinto con sus móviles.

“¡Sois un público increíble!” admitía de corazón el canadiense ante semejante gesto y llegaba la hora de prepararse para afrontar la parte final del concierto. ‘Don’t Be a Fool‘ era la siguiente en sonar y daba paso a su inconfundible ‘Mercy‘, sin duda una de las más coreadas y donde optó por estar lo más cerca posible de sus seguidores.

“¡Gracias Madrid! Habéis sido increíbles conmigo,” decía levantando los aplausos de la multitud pidiendo acto seguido que subieran sus móviles para su última canción. Como si la luna estuviera dentro del WiZink Center y los móviles fueran miles de estrellas, veíamos algo único y mágico durante ‘Never Be Alone‘ con la que dejaba la emoción a flor de piel, abandonando después el escenario.

El público no se movía del recinto y era evidente que la gran tarde de Shawn Mendes no había terminado. El cantante reaparecía, a solas, sentándose en el piano y desatando la locura de la capital al llevar una bandera cual Superman atada al cuello. Así, nos deleitaba con el primer verso de su más que exitoso ‘Treat You Better‘ y poco tardaba en levantarse para acabar por todo lo alto, con su guitarra, interpretándola al completo con su banda poniendo el perfecto punto y final a la parada de su Illuminate World Tour en Madrid.

Es indudable que cada vez que vemos a Shawn en el escenario, desprende mayor comodidad, ha hecho de él su casa y de sus seguidores, su familia. El joven, se ha convertido en una súper estrella mundial, pero mantiene su humildad y cercanía, cualidades que no se ven afectadas por los increíbles números que amasa teniendo tan solo dos trabajos en el mercado y 18 años. En Shawn sigue dibujándose una sonrisa imborrable cuando miles de personas cantan sus canciones.

El canadiense, sigue con paso firme, su camino al cielo, pisando con seguridad, desplegando sus dotes como compositor y cantante. Con una puesta en escena sencilla pero de lo más envolvente gracias a su voz, Shawn Mendes se dejó la piel, conquistó y consiguió deslumbrar a la capital a base de talento.

No te pierdas su próxima parada en el Palau Sant Jordi de Barcelona el 12 de mayo y visita toda nuestra galería de fotos en HD en nuestro Flickr.

Shawn Mendes - Illuminate World Tour
Anuncios