Lukas Graham hace vibrar Madrid con su enérgico directo

No cabe duda de que Lukas Graham se han convertido en uno de los grupos más prometedores del panorama musical. Su single debut fue el que conectó con el mundo entero, ocupando los primeros puestos de las listas mundiales y desde entonces, no han parado.

Tras su sold out la noche anterior en Barcelona, el turno de Madrid para disfrutar de Lukas Graham llegaba el 11 de abril. Los daneses, aterrizaban en La Riviera para inundarla de buen rollo con las canciones de su álbum homónimo que les dio hasta 3 nominaciones en los Grammy.

Con el cartel de entradas agotadas colgado, era de esperar una sala abarrotada aunque lo sorprendente fue, la gran variedad de edades. Muchos de los asistentes, eran niños o adolescentes que no dejaron de corear y disfrutar de cada una de las canciones desde el primer momento.

A las 21:10h se apagaban las luces y con la banda en el escenario, con las pilas más que cargadas, el líder aparecía, sin camiseta, consiguiendo aumentar el griterío de la capital dando comienzo a la noche con ‘Take the World by Storm‘ o su single actual ‘Drunk in the Morning‘.

Desde el primer momento, Graham se mostró de lo más comunicativo con el público y dejó claro que iba a aprovechar la noche para practicar su castellano porque en su día, vivió en Argentina. Así, a lo largo de toda la noche le vimos hablando en nuestro idioma lo mejor posible compartiendo grandes momentos de risa con los presentes.

La noche, seguía calentándose al ritmo de ‘Hayo‘, tema no publicado en España y con el que los cánticos dejaron boquiabiertos al grupo antes de pasar a ‘Don’t You Worry Bout Me‘ donde continuaban desprendiendo energía, incansables.

Después de la intensidad con la que había empezado todo, los daneses tranquilizaban a la capital con ‘What Happened to Perfect‘ donde Lukas se ponía junto al piano y poco a poco, según la canción avanzaba, el resto de instrumentos se unían para darle mayor fuerza a la canción.

Con ‘Criminal Mind‘ manteníamos el tono y ésta, venía seguida de cerca por su segunda parte ‘Better Than Yourself‘ con la que el cantante derrocaba voz a más no poder, arrancando los aplausos del público.

“¡Cantáis muy fuerte y es difícil escuchar la música!” reconocía Lukas riéndose mientras con la mano en el corazón, admitía que si no fuera por su padre, no estaría en Madrid y así, daba paso a su más que conocido y desgarrador ‘You’re Not There‘ tras el que llegaban sus palabras más sinceras.

“Echo de menos a mi padre, cada día más y más, pero está bien, porque lo hijos son los que deben enterrar a los padres y no al revés,” decía emocionado, recordando consejos que su padre le había dado desde pequeño. Además, agradecido, admitía que sin el público, ellos no estarían donde están ni tendrían trabajo.

Después de semejante momento de emociones, era hora de subir de nuevo el ritmo. Con un “¿listos para la fiesta?”, el danés pedía que todos se vinieran arriba en lo que quedaba de concierto y dicho y hecho.

Para la tanda de canciones final habían dejado canciones como ‘Only One‘ o ‘Nice Guy‘, donde Lukas aprovechaba para colgarse al cuello una bandera de España y poco más tarde, llegaba una de las canciones más esperadas y coreadas de la noche, su pegadizo ‘Mama Said‘ que dio paso a ‘Strip No More‘.

“¡Menuda fiesta para ser un martes por la noche!” gritaba Lukas encantado. “Es nuestro segundo concierto en España pero no será el último,” admitía tras haber disfrutado de la entrega del público.
Aprovechando el momento, hacía un parón para contar el amor verdadero que siente al mirar cada día a su hija, quien tiene los ojos de su padre, y cómo cuando él estaba en el instituto quería tener una banda.

“Nos preguntaron qué era el éxito para nosotros” y ante eso, respondieron que, era poder viajar a un país donde no hubieran estado y dar un concierto donde el público cantase. Era algo que estaba pasando esa misma noche y con la parte del éxito más que cumplida, Lukas admitía que sólo le quedaba un trabajo, “darle a mi hija la misma casa feliz que yo tuve,” y así llegaba su ‘Happy Home‘ con la que se despedían de Madrid.

No tardaban mucho en regresar al escenario, reconociendo que esa noche era la definición de alegría y que no la olvidarían con facilidad. Junto al piano, y respaldado por el público que fue su coro, nos regaló ‘Funeral‘ y tras admitir que había estado cerca de las lágrimas en más de un momento de la noche porque había sido todo demasiado bonito, llegaba el gran broche de oro a la noche. La canción elegida era su más que exitoso ‘7 Years‘ con el que cerraban una auténtica noche de ensueño.

El público se entregó de principio a fin, coreando todas y cada una de sus canciones y Lukas Graham al completo se dejó la piel creando una conexión inigualable. Cercanos y humildes, los daneses regalaron a la capital algo único, lleno de energía y de grandes momentos mientras dejaban claro que les sobra talento y carisma encima de un escenario.

Porque el escenario es su hábitat natural, el lugar en el que realmente disfrutan y no hay duda de que éste, es tan sólo el gran comienzo de algo que puede llegar a adquirir unas dimensiones enormes. Consiguen crear la mezcla perfecta de emociones y diversión aunando a público de todas las edades.

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr.

Lukas Graham - Sala La Riviera
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s