Así fue el paso del Gracias Tour de Gemeliers por Madrid

A mediados de marzo arrancaba el Gracias Tour de Gemeliers y después de arrasar unos días antes en el Sant Jordi Club de Barcelona, el 2 de abril era el turno de Madrid. El formato Ring del Wizink Center acogía una de las fechas más especiales de la nueva gira de los hermanos Oviedo.

A las 19:30h, puntuales, las luces del recinto se apagaban y después de ver cómo los diferentes músicos tomaban posiciones, Daniel y Jesús desataban el griterío de la capital dando comienzo a la tarde con canciones como ‘Soy Yo‘, ‘Qué Es Lo Que Te Falta‘, ‘Escaparme Contigo‘ o ‘Escúchame‘ calentando motores para una tarde única ante un público que lo dio todo desde el primer momento.

Iba a ser un concierto para presentar las canciones de su trabajo más reciente ‘Gracias‘ pero no había duda de que además, recordaríamos canciones que les han acompañado en lo que llevan de andadura desde 2014. Con los sentimientos a flor de piel, ‘Si Te Vas‘, su single más reciente, era la siguiente en sonar mientras los hermanos se ponían junto al pie de micro bajando el ritmo.

“Viene una canción muy especial y su mensaje nos marcó mucho,” advertían a sus seguidores. “Todos pasamos por momentos duros, y a veces no sabemos cómo salir de ellos,” reconocían contándonos cómo se aferran a una frase que defienden a capa y espada: “yo no me doy por vencido porque lo mejor está por venir.”

Así era cómo presentaban ‘Sobreviví‘, canción con la que se dejaban la piel y durante la que se sentaron en las escaleras, sintiendo cada una de las palabra.

A su debut nos hacían viajar con ‘Carrusel‘, otro tema muy especial para Gemeliers y con la que hicieron saltar al público para interpretar poco más tarde ‘No Es Así‘, canción que por primera vez interpretaban en el Gracias Tour y durante la que contaron con la ayuda de una invitada de lujo. Era su compañera y amiga Ana Mena quien se unía a los hermanos en el escenario, y tras elogios mutuos, nos regalaban un momento único donde la complicidad llenó el recinto.

El ecuador del concierto llegaba con el formato más acústico de Jesús y Daniel. Como si en el salón de su casa estuviéramos, arropados por sus músicos en primera línea de escenario, se sentaban en un sofá e iluminados por unas lámparas, pedían un poco de silencio para las siguientes canciones.

La primera que llegaba de esta forma más íntima y especial, era ‘Malas Lenguas‘, compuesta por su compañero Abraham Mateo y la cual aprovecharon para dedicar a las personas que les han criticado y que han intentado aplastarles, arrancando los aplausos de sus fans.

A lo largo del concierto, los gemelos se mostraron cercanos, interactuando con su público, pendientes de las miles de personas que se dieron cita en el WiZink Center. Además, en ese punto de la tarde, hubo dos afortunadas que compartieron escenario con sus ídolos. Recordando lo mucho que significa cada una de las personas que les apoya, se ponían manos a la obra con ‘No Hay Nadie Como Tú‘ y durante su ‘1001 Noches‘, los asistentes consiguieron recrear las estrellas con las luces de sus móviles.

Poco a poco nos acercábamos al final de la noche y sonaban canciones como ‘Tu Primera Vez‘ o ‘Bendito Amor‘ y aunque no querían que el concierto terminase, los hermanos Oviedo, pedían a la gente que cantase tan alto como pudieran su próxima canción ya que era un día único y no sabían cuándo se volvería a repetir y daban paso a ‘Tan Solo Una Caricia‘ antes de desaparecer del escenario.

El público quería más y poco se hacían de rogar. “¿Queréis otra?” preguntaban, recibiendo la respuesta positiva de la multitud. “El siguiente tema es muy bonito y lo cantábamos el año pasado y no queremos que se olvide,” esas eran las palabras que presentaban ‘Mi Única Verdad‘, uno de los momentos más especiales durante el que tomaban la parte más alta del escenario, interpretándolo junto al piano creando una imagen única, desbordando sentimiento.

“No sabéis todo lo que sentimos cuando estamos aquí. Gracias por estos tres años,” decían de corazón, admitiendo que, a estas alturas, no imaginan sus vidas sin las sonrisas y el cariño de sus seguidores.

Después de los diversos agradecimientos a su nueva familia de Sony, a su equipo, a su banda y sobre todo, a sus seguidores, en una noche así, también quisieron mostrar sus dotes con el italiano al son de ‘Per Incontrarte Ancora‘ con la que están ampliando fronteras y así nos preparaban para la despedida.

A Daniel y Jesus se les hacía duro cerrar la tarde y despedirse de las miles de personas que habían cantado todas sus canciones. Con ‘Gracias‘ le cantaban a los padres y madres, y como no, a quienes les han apoyado desde el primer día mientras quedaban asombrados ante la imagen de la pista llenándose de carteles en los que se leía Gracias.

La emoción llenaba Madrid y antes de poner el broche final, abrían su corazón, admitiendo que nunca se darán por vencidos y que ahora, son felices, cerrando su parada en la capital con ‘Ahora‘ y con un “lo mejor está por venir,” compartiendo su esperanza de volver a ver pronto a sus fieles cerrando una noche irrepetible.

Una vez más, Gemeliers conquistó Madrid con las sentidas letras de sus canciones pero sobre todo, con su forma de vivirlas. Los hermanos fueron puro sentimiento y recorrieron cada centímetro del escenario a golpe de sencillez y cercanía. Durante esa noche, compartieron un paso más adelante con la mayor ilusión porque no dejan de evolucionar cada día y en cada concierto porque a pesar de llevar tan solo tres años de carrera, parece que llevan toda la vida en un escenario y cuentan con una legión de fans que no deja de crecer. Fans que en la capital vivieron cada canción al máximo y que se entregan a corazón abierto a Daniel y Jesús.

No te pierdas la galería de fotos en HD en nuestro Flickr.

Anuncios