Rayden vuelve con Antónimo

RaydenAntonimoCover.jpg

No hace rap, no. A finales del año pasado Rayden nos metió un calambrazo con ‘No Hago Rap’, una canción que pretendía servir como declaración de principios, y a la vez nos mostraba un adelanto de ‘Antónimo’, este nuevo disco que el artista publica en marzo junto a Warner Music. Una canción directa y llena de sinceridad que impresiona con una instrumentación repleta de guitarras tan salvajes como las rimas del madrileño.

Rayden lleva años forjándose una imagen propia dentro del hip hop patrio, una que muchas veces no se corresponde con la idea predefinida que muchos tienen -e incluso establecen- del rap. Hace tiempo que este poeta atrevido decidió romper con las etiquetas, las ataduras, los prejuicios y los límites de un género que hace tiempo pedía riesgo e innovación. ‘Antónimo’ no sólo es un disco, es también una demostración de la valentía que supone romper con el discurso establecido.

La magia de este álbum no sólo nace de la inquietud de David Martínez, el ser humano curioso detrás de Rayden, sino que además es posible gracias a su encuentro en el estudio con Ale Acosta. El productor canario, uno de los genios de la música española actual, se desmarca de sus trabajos con Fuel Fandango, Chambao o Mojo Project, y reviste los versos de Antónimo con rock, psicodelia, funk o R&B.

Además de innovador en su sonido, las letras de ‘Antónimo’ lo hacen un disco consciente del tiempo en el que vive. La guerra es la protagonista de ‘Haciéndonos los muertos’, la crisis de los refugiados está muy presente en‘Pólvora Mojada’, mientras que ‘Meteorito’, arrasa con la corrupción política y “Malaria” hace un catálogo de los males que envuelven a un mundo post-Trump: El racismo, la xenofobia, el machismo o el recorte de libertades.

No es una casualidad que las tres colaboraciones de ‘Antónimo’ sean de tres artistas femeninas cargadas de personalidad y talento. Junto a Leonor Watling (Marlango), el álbum gana en cadencia y sensualidad R&B para hablar de amor en “Amalgama”. También está Carmen Boza, una de las voces más prometedoras de la música española de los últimos cinco años, que toca la guitarra e hipnotiza en ‘Pan, circo, ajo y agua’. Y por último, en compañía de Mäbu llegamos al acercamiento más bonito a la persona detrás del artista: ‘Pequeño torbellino’, una de las canciones más tiernas de la temporada, que Rayden dedica a su primer hijo, que aún no había nacido cuando se encontraba componiendo el disco.

Las revoluciones llegan cuando uno menos las espera. ‘Antónimo’ será un disco que en una primera escucha sorprenderá por las licencias que se toma y las barreras que derrumba. Si abres el oído y te dejas llevar, a partir de la segunda escucha notarás cómo te envuelve con su atrevimiento, ironía, fuerza, furia y verdad. Es la idea de Rayden: Ganarnos el corazón por asalto.

Con motivo del lanzamiento de su nuevo disco Rayden estarán firmando discos en 12 ciudades en las próximas dos semanas: Madrid, Sevilla, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Murcia, Alicante, Leganés, Granada, Málaga, León y Valladolid.

Anuncios