Alejandro Sanz y su Sirope Vivo dejan muy buen sabor de boca en su despedida

alejandro4

Diciembre está marcado en los calendarios de miles de personas por diferentes motivos, entre ellos, el fin de gira de Sirope Vivo de Alejandro Sanz. El Barclaycard Center de Madrid, durante dos noches consecutivas con entradas agotadas, acogería la traca final de han gira inigualable para el madrileño.

El 5 de diciembre era la primera de sus noches. Los relojes de los asistentes marcaban las 21:30h cuando los gritos empezaron a retumbar en el recinto esperando con expectación a un Alejandro Sanz que aparecía tras una cuenta atrás de 10 segundos que seguimos impacientes en las pantallas.

alejandro2

La noche no podía empezar mejor haciendo bailar a la capital al ritmo de ‘Deja Que Te Bese‘ con un Marc Anthony presente en las pantallas. Era una noche que prometía, en la que íbamos a disfrutar de canciones de ‘Sirope’ pero también habría tiempo de recorrer grandes éxitos que han acompañado al cantante a lo largo de su extensa carrera.

El primer viaje de la noche en el que nos embarcábamos nos llevaba a ‘Quisiera Ser‘ y acto seguido, la esperaba bienvenida a las miles de personas que abarrotaban el recinto se producía.

alejandro1

“Buenas noches, ¡qué alegría!” decía con ilusionado. “Aquí en Madrid, cerramos esta gira Sirope y es un gusto y un placer cerrar en casa. Todo termina como tiene que terminar, ha sido una gira increíble,” admitía acordándose a su vez de todos aquellos que han recorrido kilómetros y kilómetros para ser testigo de sus conciertos.

“Esta noche, he querido invitar a la gente que más quiero,” nos contaba mientras en el escenario, su “hermanita chica” aparecía a unos días de cerrar su propia gira en el mismo recinto. En ese momento, la magia llenaba la capital y las voces de Malú y Alejandro se unían regalándonos ‘Desde Cuando‘ desbordando química, viviendo un derroche de talento y garra que arrancó los aplausos de los asistentes.

alejandro5

“Todavía queda alguna sorpresa y en medio, quedan canciones,” advertía el madrileño tras su primera sorpresa de lujo. “Esta canción va dedicada a los grandes maestros que no están con nosotros pero que siempre lo estarán,” así llegábamos hasta su himno ‘La Música No Se Toca‘ donde el público se dejaba la garganta mientras Alejandro iba cogiendo y dejando su guitarra.

En una noche tan especial y en una despedida a una gira con la que ha recorrido todo el mundo no podía faltar su medley compuesto por ‘Amiga Mía‘ y ‘Mi Soledad y Yo‘ con el que volábamos hasta los años 90 antes de darnos otra gran sorpresa.

alejandro

“Hay cosas que no dejan de sorprenderme como encontrarme esto en Madrid,” reconocía sorprendido admirando a las miles de personas que se agolpaban ante sus ojos. “Quiero compartir a la gente que quiero y no puede faltar mi compadre.” Así, sobre el escenario veíamos a José Mercé a quien presentaba como “una de las personas más puras y con más talento” y junto a quien nos deleitaba con su ‘Corazón Partío‘ acompañados a pleno pulmón por el público que estaba disfrutando del arte de ambos artistas.

El ecuador del concierto lo atravesábamos con los ritmos cubanos de ‘Labana‘ que daba paso a ‘Camino de Rosas‘ y ésta, daba pie a otra gran sorpresa. Durante ‘No Me Compares‘ el maestro Miguel Poveda se unía a Sanz para regalarnos otro de esos momentos para enmarcar en una noche inolvidable.

alejandro6

La traca final del concierto se acercaba con ‘Un Zombie a la Intemperie‘ y junto a Sara, una de sus coristas, y a los chicos del Coro Safari hacía cantar a Madrid como nunca al ritmo de ‘Looking for Paradise‘ y poco después, hacía que una marea de brazos se elevasen en alto siguiendo el ritmo de ‘No Es Lo Mismo‘.

Era tras presentar a su banda y pedir al próximo año más felicidad, más tranquilidad y más mirarse a los ojos, cuando abandonaba el escenario dejando al público con ganas de más.

alejandro3

Los gritos en su nombre hacían que de nuevo, los cimientos del recinto temblasen y poco tardaba en regresar al escenario. A solas, a los mandos del piano, iluminado por un solo foco y por las luces de los teléfonos de los asistentes, Alejandro creaba magia con ‘Lo Ves‘ a dúo con el público.

Poco más tarde, uno de los gritos más fuertes de la noche sonaba con las primeras notas de su desgarrador ‘A Que No Me Dejas‘ que servía de calentamiento para ver cómo el lado más tierno del madrileño aparecía. Era durante su más que especial ‘Capitán Tapón‘ cuando en sus brazos, su hijo Dylan aparecía en el escenario llevándose los aplausos del Barclaycard Center mientras tímidamente les saludaba con la mano.

alejandro7

Después de tal momento de emoción, la primera de sus grandes noches se cerraba con un medley de lo más electrónico compuesto por ‘Viviendo Deprisa‘ y ‘Pisando Fuerte‘ con los que hacía bailar y cantar a la gente hasta desaparecer del escenario. Cuando parecía que todo había terminado, en las pantallas aparecía un “Madrid, ¿quieres más? 24 de junio de 2017, ¡resérvatelo!”

Con eso, dejaba en ascuas a las miles de personas que abarrotaron su fin de gira. Un concierto donde hizo de nuevo las delicias de los asistentes que bailaron, y sobre todo, cantaron a pleno pulmón todas y cada una de sus canciones. El maestro Alejandro Sanz volvió a meterse al público en el bolsillo por su magia, su cercanía y su humildad, cualidades que llenaron cada rincón de la capital mientras sobre el escenario se dejaba la garganta interpretando sus canciones.

Innegable es que cada una de las noches que Alejandro Sanz sube a un escenario, la vive como la primera, manteniendo esa ilusión que ilumina su rostro desde hace más de 20 años. Sin duda, Alejandro Sanz y su Sirope Vivo dejaron muy buen sabor de boca en su despedida.

No te pierdas el adelanto de la galería de fotos en HD en nuestro Flickr!

Alejandro Sanz - Gira Sirope Vivo
Anuncios