Así fue el Purpose Tour de Justin Bieber en Madrid

justincaja

No hay duda de que el Purpose Tour, desde que se anunciase, se ha convertido en una de las giras más esperadas a nivel mundial. En 2013 fue la última vez que pudimos ver a Justin Bieber en directo con su Believe Tour y estos tres años, han sido una larga espera para todos sus seguidores.

Tras agotar las entradas para Barcelona y Madrid, Justin Bieber regresaba a nuestro país. Saboreando aún el éxito de la ciudad condal, llegaba a la capital para presentar su exitoso ‘Purpose‘ con el que ha arrasado en las listas mundiales. Muchos fueron los que acamparon durante las semanas previas, incluso durante meses, para tener a su ídolo lo más cerca posible, y todo hacía presagiar que íbamos a pasar una noche en grande.

El 23 de noviembre, los relojes de los asistentes marcaban las 21h cuando las luces del Barclaycard Center se apagaban y el estallido de gritos empezaba. Sin darnos cuenta, teníamos a Justin en los aires, dentro de una caja de cristal, colgado del techo y entonando la canción con la que también abre su álbum, ‘Mark My Words‘.

Sin apenas dar tiempo a sus beliebers de asimilar que estaban inmersos de lleno en el Purpose Tour, aparecía en el escenario al ritmo de ‘Where Are Ü Now‘ donde multitud de bailarines emergieron del escenario, empezando con ello el despliegue de fuegos y pirotecnia que se alargaría a lo largo de la noche.

justinmadrid

La noche empezaba a tomar forma con ‘Get Used to It‘ y el canadiense subido a una plataforma mientras el calor en el ambiente cada vez era mayor. Metido en una especie de cápsula en la parte delantera de la pasarela, se dirigía al público con un “hay gente que me decía que no era lo suficiente, que no era fuerte y simplemente les miraba a la cara y les decía ‘I’ll Show You‘,” y así interpretaba una de las canciones más personales de su trabajo con la que siguió conquistando a los asistentes.

Los gritos volvían al Barclaycard Center cuando la imagen de Halsey aparecía en la pantalla dando paso así a ‘The Feeling‘ donde veíamos cómo Bieber se acercaba más al público para poco después, aumentar aún más los decibelios con las primeras notas de ‘Boyfriend‘ durante la que los bailes volvían a apoderarse del escenario con el canadiense subido en una plataforma.

Con una puesta en escena de lo más brillante aunque sin interactuar demasiado con los suyos, Justin decía que quería ver una unión con el público y era entonces cuando llegaba la parte más íntima y acústica de la noche. Sentado en un sofá al final de la pasarela, cogía su guitarra y dejaba brillar su voz con el recinto iluminado con los móviles de los que consiguieron colgar el cartel de entradas agotadas. En un ambiente acogedor, versionaba ‘Fast Car‘ y hacía las delicias de todos con ‘Cold Water‘ y su más que exitoso ‘Love Yourself‘ coreado a pleno pulmón por el público.

justinplataforma

Era ‘Been You‘ la canción que volvía a subir el ritmo, seguida por ‘Company‘ donde Justin, muy bien rodeado por su ejército de bailarines, subía a una plataforma en medio del Barclaycard Center, con cama elástica incluida, donde el cantante incluso se atrevía a hacer acrobacias ante el griterío de sus fieles.

Sin parar, con el recinto convertido en un karaoke, Justin se quedaba solo en el escenario con su banda y podíamos escuchar canciones como ‘No Sense‘ o ‘Hold Tight‘ antes de ver cómo el cantante se rodeaba por sus bailarinas para regalarnos ‘No Pressure‘ antes de hacer un descanso.

Tras dejar unos minutos al público para estirar las piernas, tomar aire o hacer lo que quisieran, el Purpose Tour volvía a reanudarse con un gran despliegue de bailarines que acompañaban a Justin durante otra de las canciones más esperadas, aquel ‘As Long As You Love Me‘ con el que viajábamos hasta 2012 y si en un momento de nostalgia se hallaba el público, se multiplicaba por dos cuando subido a una plataforma se ponía a los mandos de la batería para sorprender con un solo que levantó los aplausos de todos.

justinosentado

“¿Hay niños por aquí?” preguntaba antes de ponerse manos a la obra con ‘Children‘ subiendo a cuatro pequeños afortunados al escenario para bailar al ritmo de su música, los cuales se fueron con los aplausos del público y un abrazo del cantante de regalo.

“Creo que está la conocéis,” decía dando paso a ‘Let Me Love You‘ donde la locura volvía a inundar la capital antes de interpretar otra de las canciones más emotivas de la noche. Con ‘Life Is Worth Living‘ se creaba algo único, una estampa difícil de borrar, ya que el recinto se llenaba de nuevo de luces y de carteles donde llevaban impreso un tweet del cantante donde se leía “WE ARE A FAMILY… never forget that. This thing we have done… this history we are making together, WE MAKE TOGETHER.”

El final se acercaba y con él, canciones imprescindibles como ‘What Do You Mean?‘ o aquel ‘Baby‘ con el que le conocimos hace años, sonaban en la capital haciendo que los coros fueran ensordecedores.

justinlluvia

“Esto se llama Purpose Tour porque todo el mundo tiene un propósito sin importar la edad que tengáis,” contaba Justin. “No importa por lo que esteis pasando, vais a salir de ello,” animaba a los que estuvieran en un mal momento. “Quiero dar las gracias a todo el mundo por creer en mí, ¡sois increíbles! Gracias por dejar que viva mi propósito,” decía de corazón el canadiense cantando después el tema que da título a su álbum y a su gira, sentado en la pasarela al lado del público, tocando las manos de aquellos que se agolpaban en las primeras filas antes de desaparecer del escenario por una trampilla.

Poco se hacía de rogar ya que volvía para regalarnos su ‘Sorry‘ con bailes bajo la lluvia incluidos, despidiéndose muy agradecido al ver cómo el público de la capital le había regalado una noche increíble, reconociendo que estaba expectante por los próximos dos años y con un “sed vosotros mismos,” desaparecía del escenario poniendo el broche final a su Purpose Tour.

Fotos: DoctorMusic

Anuncios