Jessie J enamora en Pedralbes con su obra maestra

18956906405_9dc2be5d8c_z

Por fin llegaba una de las fechas más esperadas del año. El 18 de Junio aterrizaba el Sweet Talker Tour de Jessie J en el Festival de Pedralbes de Barcelona. La británica aparecía en el escenario minutos más tarde de las 22h para presentar su tercer trabajo discográfico ‘Sweet Talker’ pero además todo hacia prever que disfrutaríamos de muchos de esos hits que la acompañan desde que su carrera musical despegase.

Jessie empezó a prenderle fuego al escenario con ‘Ain’t Been Done’ mientras se quitaba su chaqueta, poco acostumbrada a las altas temperaturas, haciendo más que visible su vestido en el que se leía el nombre de la ciudad en la que estábamos, Barcelona.

18938481495_2386f35f37_z

Con los primeros acordes de ‘Domino’ el público estalló mientras veíamos a una Jessie imparable, en todo momento recorriendo el escenario sin dejar ni un solo rincón dispuesta a hacernos pasar una de las mejores noches, una de esas para guardar para el recuerdo.

¡Buenas noches! Barcelona necesito que os mostréis amor unos a otros. No importa de donde vengáis esta noche,” decía mientras daba paso a ‘Keep Us Together’ relajando un poco el ambiente atreviéndose incluso a hacer de celestina entre el público.

Acto seguido, la cantante no dudo ni un segundo en parar el show al ver uno de los carteles de sus seguidores mientras quien lo sostenía lloraba, cosa que ella intentó evitar haciendo que se acercase al escenario e incluso accedió a hacerse una foto con él. Ésta fue la primera de las muchas muestras a lo largo del concierto de la cercanía y la humildad que la caracterizan demostrando una vez más que sigue siendo Jessica Ellen Cornish, una persona normal, una más de nosotros que aún no termina de asimilar el hecho de estar sobre los escenarios ante miles de personas.

18933172432_8feefcc786_z

Muchas manos se levantaban cuando la británica preguntaba que cuantos la habían visto en directo pero muchas más eran las que lo hacían ante lo contrario. “Bienvenidos al show a todos los que no me habéis visto nunca,” decía a ese sector que descubría por primera vez su directo. “Vais a aprender muchas cosas de mí esta noche,” les adelantaba mientras presentaba una de sus composiciones favoritas, un tema que a día de hoy sigue siendo una disculpa cuando lo interpreta. Así, nos sumergíamos de lleno en ‘Nobody’s Perfect’, tema donde fue de menos a más, empezando con una versión más lenta e intima hasta terminar por todo lo alto, al máximo de energía.

La música es mi vida,” reconocía la artista durante el concierto entre canción y canción. Fue algo que nos volvió a quedar más que claro, la música es para todo lo que vive y donde se deja el alma no sólo porque es algo que le hace feliz, sino porque además crea sentimientos únicos en todos y cada uno de sus seguidores mediante cada una de sus canciones.

18334107464_70f030b441_z

Espero que veáis lo feliz que me hace cantar. Es tan raro decir que no podría compartir mis historias sin vosotros… y al igual que vosotros me queréis, yo también os quiero y nunca me acostumbro a ser famosa,” decía mostrando su versión más sincera mientras continuaba con el concierto llegando a uno de los momentos más especiales.

La cantante hacía un viaje en el tiempo recordando la audición que hizo para formar parte de una girlband y el tema que le hizo salir de su cascarón, reconociendo además que Whitney Houston es la razón por la que canta de la forma en la que lo hace. Jessie admitía que es de esas artistas a las que les gusta sentir miedo y se emocionaba reconociendo que siempre quiere dar todo de sí misma e incluso más de lo que cada uno de nosotros esperamos y así, se dejaba la piel en una increíble versión de ‘I Have Nothing’.

18930457236_a98accc580_z

La británica nos contaba cómo consiguió entrar en el grupo aunque poco después lo dejaba y entre tanta sinceridad, conseguía emocionar a más de uno de los asistentes, a los cuáles les pedía que disfrutasen y dejasen de llorar porque le estaban haciendo difícil no emocionarse.

La cantante aprovechaba sus momentos de confesión para recordar cómo alguien cercano a ella una vez le dijo que hablaba a la gente a través de sus canciones y que además tenía que permanecer fiel a sí misma. “Necesito la música como vosotros. Soy rara y no sabia como afrontar los sentimientos. Todo el mundo intentaba crear algo diferente a lo que era y solo quería ser yo misma. Me dijeron que no perdiera mi forma de ser. Recuerdo haber estado obsesionada con muchas cosas y fue un momento oscuro pero conseguí conocerme a mi misma. Por eso os digo que está bien no estar bien. Diez años después sigo sintiendo cada palabra de esta canción,” nos decía mientras daba pie al momento más emotivo de la noche en el que conseguía ponernos la piel de gallina mientras se nos caían las lágrimas con ‘Who You Are’ dejando además que sus coristas tuvieran sus propios momentos para lucirse.

18951501612_cc30aea545_z

Jessie J cada vez vuela más alto y se nota a medida que va pasando el tiempo. Este año además forma parte de la banda sonora de una de las películas más esperadas como es ‘Dando La Nota: Aún Más Alto’ y por eso, en una noche como esa no podía faltar ‘Flashlight’ todo un himno con el que iluminó el cielo de la ciudad condal mientras el público levantaba las linternas de su móviles creando una imagen única.

Después de ‘Sweet Talker’, la cantante aprovechaba la noche además para cantar el cumpleaños feliz a más de uno de sus seguidores antes de prenderle fuego por completo al escenario con su ‘Burnin’ Up’, tema durante el que empezó a imitar el emoticono de la flamenca y ante lo que el público respondió con un ‘¡Ole!’ que arrancó las carcajadas de Jessie y entre risas, bromas y vítores seguía la noche.

18750841328_aaba8e9eae_z

En este punto del concierto Jessie pedía a todo el público que guardase sus teléfonos, solo durante una canción porque quería crear un momento tan sólo para los asistentes, quería que viviéramos algo único y así, recuperaba de su primer disco ‘Do It Like Dude’, tema en el que no dejó de bailar por todo el escenario mientras se despojaba de su vestido que acabó tirando al público mientras desaparecía poco después.

El público se quedaba con ganas de más y por eso, no dudaron en corear su nombre para que regresara a poner el broche de oro a una noche mágica. Al ritmo de ‘Price Tag’ volvía para hacernos cantar a todo pulmón junto a ella antes de pedirnos un favor, “quiero que imaginéis alguna meta que queráis conseguir, quiero que imaginéis que es real y que está en vuestra vida,” decía dando paso a ‘Masterpiece’, tema que volvió a retomar desde el principio al olvidarse de la letra por estar disfrutando de las caras y movimientos de sus seguidores. La británica además aprovechó la canción para improvisar, cambiando la última parte y terminando a solas junto al piano demostrando que tiene una voz de otro mundo.

18315940364_177e2bf312_z

Y después de hora y media de auténtica magia llegaba el punto y final. Ese momento en el que todas las emociones vividas se mezclan y estallan como pasó en ‘Bang Bang’, todo un disparo directo al corazón con el que todo el público que llenaba Pedralbes disfrutó, cantó y bailó aprovechando los últimos minutos de la artista sobre el escenario.

Si nos encantó la versión de Jessie J que vimos en el Palacio de Vistalegre el año pasado, esta versión fue de otro mundo. Jessie no escribe canciones, te cuenta sus historias, comparte vivencias y mensajes con los que muchos nos identificamos pero además muestra una cercanía que pocos artistas mantienen mientras se preocupa por todos aquellos que acuden a sus conciertos y si por ella fuera, bajaría del escenario para hablar con cada uno de sus seguidores para dejar claro que sigue siendo Jessica, esa joven que hace unos años empezaba a luchar por un sueño.

18933172932_d6d2914318_z

Jessie es un claro ejemplo de lucha y de cómo los sueños se pueden hacer realidad. Su sueño se ha convertido en una obra maestra a todos los niveles para todos los que disfrutamos de su música. Voz, energía, carisma, humildad, sentido del humor y sobre todo un talento desorbitado son palabras que podrían describir perfectamente al huracán británico que se mete en el bolsillo a cualquiera.

Una vez más, Jessie J demostró que es una de esas cantantes que no necesita grandes montajes porque su voz es capaz de llenar un escenario desde el primer segundo en el que lo pisa hasta el último. Sin duda, fue una noche de emoción, sentimientos y muchas risas con la mejor banda sonora posible creando un recuerdo extraordinario para todos los que no quisieron perderse el Sweet Talker Tour de Jessie J en Pedralbes.

Si quieres ver las fotos en HD, no olvides visitar nuestro Flickr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s