On The Run Tour París, 75.000 personas Drunk In Love de Beyoncé y Jay-Z

Paris

¿Alguien había notado a través de nuestras redes sociales las ganas que teníamos de que llegase Septiembre para poder disfrutar del On The Run Tour? Una ocasión única de poder ver a Beyoncé y Jay-Z sobre el mismo escenario y con dos únicas fechas europeas en París, por eso, por primera vez, nuestro equipo se trasladaba al completo para vivir como fans una de esas noches que jamás seremos capaces de olvidar.

Pasaban 5 minutos de las 9 de la noche cuando los nervios de las 75.000 personas que abarrotaban el Stade de France por segunda noche consecutiva se convirtieron en un grito ensordecedor a la vez que la pantalla enorme que nos avisaba que “This Is Not Real Life” daba paso a un vídeo al más puro estilo Hollywoodiense y que marcaba el pistoletazo de salida de un espectáculo que conseguiría no dejar de sorprendernos durante más de 2 horas y media.

Con los primeros acordes de “03 Bonnie & Clyde” de fondo, Beyoncé y Jay-Z aparecieron con mirada desafiante tras una enorme humareda para empezar el concierto juntos y casi sin dejarnos tomar aire siguieron con “Upgrade U”, donde Beyoncé recuperó la coreografía que utilizó en el Beyoncé Experience y que desató la euforia entre la Beyhive que no quiso perderse el concierto.

Paris

Multitud de nacionalidades se reunieron una noche más en París para disfrutar de una noche inigualable gracias al matrimonio Carter. Ya sabemos que los comienzos de los conciertos de Beyoncé son frenéticos y el On The Run Tour no podía ser menos. Con “Crazy in Love” y su coreografía de vértigo (twerking incluído) se apoderó del Stade de France volviéndonos locos a todos, la sorpresa llegó con la mezcla con “Show Me What You Got” de Jay-Z. En “Tom Ford”, Beyoncé volvió a aparecer en el escenario para hacer los coros mientras su marido estaba entregado al público parisino.

Paris

En un concierto así no podía faltar ese “Run The World” que tanto hemos coreado y en el que la cantante americana nos sorprendió con algunos cambios en la coreografía. En las enormes pantallas que servían como apoyo visual apareció el discurso de Chimamanda Ngozi Adichie y entonces supimos que era el turno de “Flawless”, tema que nos brindó una de las sorpresas de la noche, donde por segundo día consecutivo Nicki Minaj formaba parte del On The Run Tour y así, “The Queen of rap slayin’ with Queen Bee” nos hicieron disfrutar del remix de “Flawless” donde todo el público se mostró de lo más entregado con esta oportunidad tan única de disfrutar de ambas reinas en el mismo escenario.

Antes de que Beyoncé abandonase de nuevo el escenario para dar paso a Jay-Z pudimos cantar y bailar (y dar muchas palmas) al ritmo de “Yoncé”, justo después Jay-Z nos dejaría sin respiración a ritmo de “Jigga My Nigga” y “Dirt off Your Shoulder”, en varios momentos del concierto el Stade se llenó de manos en alto con el símbolo del diamante dejando unas estampas increíbles que podíamos ver en las pantallas, y en estos temas no iba a ser menos.

Paris

Una versión más árabe de lo habitual de “Naughty Girl” mezclado con uno de los trajes más “fresquitos” de los que ha lucido Beyoncé en sus 18 años de carrera, subieron la temperatura de manera considerable esa noche. Sin descanso, Jay-Z volvió a la carga con “Big Pimpin'” la cual dio paso a “Ring The Alarm” y una coreografía impecable que nos dejaba sin respiración con tan sólo verla. “On to the Next One” y “Clique” volvieron a hacernos saltar y casi sin dejarnos tiempo para asimilar todos los temas y momentos previos, llegaron “Diva” y “Baby Boy” con los que no pudimos dejar de bailar.

Paris

“U Don’t Know” dió paso a “Ghost” y “Haunted”, donde Beyoncé bajó un poco el ritmo del concierto desnudándose vocalmente dejando los bailes de lado. Jay fue el encargado de volver a desatar la locura con “No Church in the Wild”, la cual sirvió de preludio para “Drunk in Love”, sin duda una de las canciones más coreadas de la noche donde el matrimonio se unió de nuevo en el escenario demostrando que química no les falta ni lo más mínimo.

Y una vez más llegaba el turno del rapero para quedarse sólo en el escenario con “Public Service Announcement” mientras que sin descanso, Beyoncé volvía al escenario para interpretar “Why Don’t You Love Me” donde puso a todo el público asistente a gritar. Después, la pareja nos regaló uno de nuestro momentos favoritos de la noche, ambos unieron sus voces para interpretar “Holy Grail”, tema en el que Beyoncé cubrió la parte vocal de Justin Timberlake con lo que consiguió ponernos los pelos de punta, emocionando a muchos con la intensidad del momento.

Paris

“FuckWithMeYouKnowIGotIt” y “Beach Is Better” fueron los temas encargados de dar paso a “Partition” (y su coreografía imposible del diván, que volvió a subir la temperatura de la noche) y “99 Problems”, en la que el público se volvió a dejar la garganta cantando junto a Jay-Z. Los gritos del público volvieron a desatarse cuando llegó el turno de “If I Were a Boy”, la cual Beyoncé mezcló magistralmente con “Ex-Factor” de Lauryn Hill, provocando una ensordecedora ovación.

“Song Cry” y “Resentment” bajaron el ritmo de la noche, pero no tardamos mucho en recuperarlo con “Love on Top”, tema que Beyoncé se atrevió a mezclar ni más ni menos que con Jackson 5 apoderándose en ese momento del escenario pequeño del estadio en su sentido homenaje a Michael Jackson.

Paris

Llegaba de nuevo el turno de Jay-Z con uno de sus temas más emblemáticos “Izzo (H.O.V.A.)” al cual seguiría “I Just Wanna Love U (Give It 2 Me)” y después era el turno de una canción que esa noche tomaba un significado especial “Niggas In París” y que todo el público no dudó en cantar con el rapero antes de que Beyoncé volviese al escenario con “Single Ladies (Put a Ring on It)” haciendo bailar a todo el Stade de France al ritmo de uno de sus temas más conocidos, y si hablamos de temas conocidos, ¿quién no ha cantado alguna vez el estribillo de “Hard Knock Life (Ghetto Anthem)”? y después de dejarnos la garganta cantándola llego el momento de una de las canciones que teníamos muchas ganas de poder disfrutar en directo, “Pretty Hurts”, sin duda una de nuestras canciones favoritas de su último disco y que esa noche nos enamoró aún más cuando todo el público se unió para corear la canción en un grito de aceptación a cómo somos cada uno.

Paris

Llego entonces el momento de “Part II (On the Run)”, marcando el principio del final de una de las noches más especiales que recordamos. Jay-Z y Beyoncé caminaron de la mano hasta el escenario pequeño para poder despedirse de su cita parisina a ritmo de “Young Forever” con todo el Stade de France iluminado y con 75.000 gargantas cantando con ellos creando una imagen de lo más inolvidable en la retina de cada uno de los asistentes. Además, en medio de la canción intercalaron un trozo de “Halo” mientras nos enseñaban una parte muy personal de su vida a través de vídeos caseros en los que veíamos al matrimonio y a su hija detrás de las cámaras.

Paris

Con lágrimas en los ojos, el matrimonio Carter se mostró una vez más su amor y respeto mutuo y agradecieron la oportunidad de estar allí por segunda noche consecutiva compartiendo escenario y así llegaba el momento de dedicarse unas palabras después de haber compartido todo el On The Run Tour y una emocionada Beyoncé fue la que empezó con un “Ha sido un honor, soy tu mayor fan y te quiero muchísimo.” mientras Jay-Z al verla así no dudó un segundo en abrazarla antes de dirigirse a ella, “Quiero decir que ha sido todo un honor y un placer compartir el escenario contigo. No podría soñar con nada más que con estar en un estadio con la mujer a la que amo, con la mejor artista de nuestro tiempo. Haced algo de ruido para Beyoncé.” con eso se despidieron, desapareciendo de nuevo entre el humo y devolviéndonos a la realidad – “This Is Real Life”

HOFF_PARIS1_SHOW_1005295

Sin duda, On The Run Tour pasará a ser uno de esos conciertos más que inolvidables por la compañía, por el viaje y sobre todo por esas casi 3 horas de puro directo llenas de cambios de vestuario incesantes, bailes imposibles que quitan la respiración, química innegable entre el matrimonio y ante todo por convertirse en uno de los conciertos más especiales que jamás viviremos porque no todos los días se tiene el privilegio de disfrutar de Beyoncé y Jay-Z sobre el mismo escenario con semejante concierto.

Recuerda que este sábado a las 21.00 (horario americano) se emitirá en HBO un especial que el matrimonio grabó durante las dos únicas paradas de la gira en Europa y que seguro que nos transportará de nuevo a esa noche y nos volverá a poner los pelos de punta.

*Todas las fotografías de la crónica son de la web http://lifeandtimes.com/on-the-run-tour-paris-2

Os dejamos además con ese momento final que cada vez que vemos nos pone los pelos de punta:

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s